Ministro japonés asegura que los ancianos son “una carga” y pide que se mueran

El ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso

El ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso

Credito: Archivo

22/01/13.-El ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso, afirmó este martes que desde su perspectiva toda la población de la tercera edad (al menos 31 millones de personas en su país), son una carga fiscal nacional por la atención médica que requieren, por lo que les instó a “darse prisa” y morirse pronto.

Durante una reunión del Consejo Nacional de Seguridad Social, Aso aseguró que “el problema (de la carga fiscal) no se resolverá a menos que les dejemos (a los ancianos) que se den prisa y se mueran”. En este sentido, insistió en que hay que aliviar la carga fiscal del país por atención médica y por ende, dijo que también “es importante no prolongar la vida con tratamientos”.

El comentario causó revuelo de forma casi inmediata, no solo porque en Japón el 25 de la población tiene más de 60 años, sino porque Aso es un funcionario que tiene 72 años de edad.

A horas de pronunciarse, el titular trató de aliviar la polémica admitiendo que la frase fue "inadecuada", pero anotó que "es importante que la gente pueda pasar los últimos días de su vida en paz".

“Les dije lo que yo personalmente creo, que es importante no prolongar la vida con tratamientos y ser capaz de pasar los últimos días de vida en paz”, recalcó.

Esta no es la primera vez que Aso enciende el debate fijando su posición sobre el deber del Estado para con la población anciana. En 2008 afirmó: “¿Por qué tengo que pagar por las personas que sólo comen y beben y no hacen ningún esfuerzo?”.

El titular, que también ocupa el puesto de viceprimer ministro, aseguró que él rechazaría los cuidados (pagados por el Gobierno) en caso de encontrarse en estado terminal.

“No necesito ese tipo de cuidados”, explicó a los medios locales, añadiendo que había dejado una nota a su familia pidiendo no ser sometido a tratamiento médico alguno destinado a mantenerlo con vida.

El cuidado de los mayores supone todo un desafío para los maltrechos servicios sociales japoneses.

Según un reciente informe, cuatro de cada 10 hogares perciben algún tipo de ayuda social por incluir a algún miembro de más de 65 años. Otro reto es el creciente número de personas que mueren solas. En el año 2010, 4,6 millones de ancianos vivían solos, según datos oficiales.

El Gobierno pretende reducir el gasto en servicios sociales en su próximo presupuesto, que debería aprobarse en abril y del que se esperan en los próximos días o semanas.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5033 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n221900.htmlCUS