Gobierno boliviano afirma tener pruebas sobre injerencia de EEUU en el país

Juan Ramón Quintana, ministro boliviano para la Presidencia

Juan Ramón Quintana, ministro boliviano para la Presidencia

Credito: Lostiempos.com

Caracas, 06 de enero de 2012.- El Gobierno de Bolivia anunció que tiene en su poder pruebas concretas de la injerencia de la embajada de Estados Unidos (EEUU) en el país.

Juan Ramón Quintana, ministro boliviano para la Presidencia, explicó que desde el Ejecutivo "estamos haciendo un seguimiento escrupuloso a los actos de la potencia (Estados Unidos) en nuestro país".

"Hay tantas evidencias y todos los días para entregar esas pruebas" al presidente estadounidense, Barack Obama, como "para decirle: ¡dejen de hostigar el gobierno boliviano, dejen de cercar políticamente a nuestro Gobierno, dejen de emboscarnos políticamente!", declaró el funcionario a medios locales.

Quintana aseguró que "existen pruebas irrefutables" del permanente asedio de la embajada de Washington en La Paz, que tiene el objetivo de "dañar la imagen y el prestigio del Gobierno" del presidente Evo Morales, con el fin de derrumbarlo", reseñó AFP.

El ministro explicó que los propios informes sobre narcotráfico, terrorismo y derechos humanos emitidos por esa sede diplomática los desenmascaran.

Quintana lamentó que esos documentos no reconozcan los avances de Bolivia "en la lucha contra las drogas, derechos democráticos, participación ciudadana, redistribución económica y justicia social".

El Gobierno de Morales expulsó en 2008 al entonces embajador estadounidense en La Paz, al descubrirse sus vínculos con partidos políticos opositores y agrupaciones de derecha.

Igualmente, en 2011 ambos países firmaron un acuerdo marco de cooperación que debía dar paso a la reposición de embajadores, pero hasta ahora no se ha producido la normalización de las relaciones diplomáticas.

La semana pasada, el presidente Morales acusó a la embajada estadounidense de utilizar el caso de una red extorsiva que involucra a funcionarios públicos como excusa para dañar su gestión.

Al referirse a esta denuncia, el ministro Quintana ratificó el argumento y afirmó que esa metodología "les está sirviendo como un recurso fundamental para intentar dañar una de las políticas más fuertes del Gobierno Nacional: la lucha contra la corrupción".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4083 veces.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas