Correa pide a países del Mercosur abandonar arbitrajes internacionales

El presidente de Ecuador, Rafael Correa

El presidente de Ecuador, Rafael Correa

Credito: Archivo

7 Dic. 2012 - El presidente de Ecuador, Rafael Correa, manifestó este viernes durante la XLIV Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) la necesidad en que América Latina deje de depender de instancias internacionales que, a su juicio, han sido mecanismos de sometimiento, y se creen centros de arbitraje regional.

Durante su intervención en el encuentro, en calidad de país observador, Rafael Correa llamó a una integración regional que sea efectiva y eficaz en beneficio de los pueblos y se creen instancias propias de la región.

Hizo referencia a lo indicado por la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, sobre la creación de centros de arbitraje regionales a nivel de Mercosur y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), donde se denuncien tratados que son “verdaderos instrumentos de sometimiento”.

En este sentido, el presidente ecuatoriano acotó que la región se podría librar de las llamadas cláusulas de ultra actividad, porque “si yo denuncio ahora tratados” los mismos “tienen vigencia por diez años más”.

“Aquí (América Latina) se requiere acción conjunta. Hagamos que la integración tenga efectos concretos, pragmáticos en beneficio de nuestros pueblos y ojalá sigamos avanzando en esa integración”, agregó.

Correa instó a que se utilice el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre), que ya se está usando en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), con más de mil millones de transacciones sin el uso del dólar.

Indicó que ese proceso minimiza el uso de una moneda extranjera que transfiere riqueza al país que la emite.

“Si tenemos un arancel común el siguiente paso es tener una moneda regional y cada vez concretar más la integración de la Unasur y el Mercosur que permitirán hacer la patria grande con la que soñaron nuestros libertadores”, añadió el Jefe de Estado.

Explicó no se trata de modelos económicos, sino de proyectos políticos, “nos sobra voluntad, somos integracionistas”.

El dignatario de Ecuador subrayó que el mundo está viendo a América Latina, ahora que el primer mundo está en crisis, porque es una región que crece y disminuye la desigualdad. Sin embargo, llamó a no caer en exceso de confianza porque nada es irreversible.

Por ello, insistió en la consolidación de cambios en la región y en la búsqueda de nuevas nociones de desarrollo que permitan “liberarnos del yugo de la burocracia internacional”.

En la cumbre que se celebra en la ciudad de Brasilia (capital de Brasil), se espera que Bolivia formalice su interés en iniciar una negociación formal de cara a su ingreso como miembro pleno del bloque, que como Ecuador, pertenece en calidad de Estado asociado.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3670 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n219537.htmlCUS