Enfrentamientos en El Cairo entre partidarios y opositores al presidente Mursi

Mohamed Mursi en los carteles de sus defensores

Mohamed Mursi en los carteles de sus defensores

Credito: Efe

El Cairo, diciembre 5 - Partidarios y opositores al presidente islamista Mohamed Mursi se enfrentaban este miércoles ante el palacio presidencial de la capital de Egipto, un país cada día más dividido por el proyecto de constitución y por los nuevos poderes del jefe de Estado.

Los partidarios de Mursi lograron expulsar a los opositores que estaban desde el martes ante el palacio de El Cairo.
Un poco más tarde hubo enfrentamientos con cócteles molotov y piedras al tiempo que se incendiaron coches y se oyeron disparos, indicó la misma fuente.

La oposición, principalmente laica y de izquierdas, que el martes movilizó a decenas de miles de personas frente al edificio situado en el barrio de Heliópolis, había convocado este miércoles nuevas manifestaciones para denunciar el decreto con el que el presidente amplió considerablemente sus poderes y el proyecto de nueva constitución.

Las tiendas del barrio cerraron sus puertas mientras los partidarios de Mursi empezaron a borrar los grafitis contra el presidente pintados en lo muros del palacio por los opositores. "¡El pueblo limpiará la plaza!", gritaban los manifestantes.

Los testimonios de los manifestantes muestran una sociedad profundamente dividida, menos de dos años después de la revuelta que derrocó el régimen de Hosni Mubarak en febrero de 2011.

"Estoy aquí para defender la democracia, el presidente fue elegido por las urnas. Los demás huyeron porque no pueden resistir nuestra fuerza", dijo Wael Ali, un hombre de unos cuarenta años favorable a Mursi.

Al contrario, según Nahed al-Masry, una opositora de 32 años, "los Hermanos Musulmanes están desafiando a la nación. Quieren demostrar que su presidente tiene muchos partidarios pero son unos mentirosos".

Al principio de la jornada, el opositor Frente Nacional para la Justicia y la Democracia había convocado una nueva manifestación. "Si los Hermanos Musulmanes no nos atacan, todo irá bien. Si no, consideraremos al señor Mursi como responsable", dijo a la AFP un portavoz, Mohamed Waked.

Un poco antes, los Hermanos Musulmanes, la organización de la que formó parte Mursi, también convocaron una manifestación frente al palacio presidencial "para defender la legitimidad" del presidente antes los opositores que quiere "imponer por la fuerza sus opiniones"

Por su parte, y a pesar de las protestas, el vicepresidente egipcio Mahmud Mekki anunció este miércoles que mantendrá el referéndum sobre la constitución previsto el 15 de diciembre.

La consulta tendrá lugar "en la fecha prevista", dijo Mekki a la prensa en el palacio presidencial, y pidió a la oposición que ponga por escrito sus críticas a la constitución para que puedan ser examinadas.

En Bruselas, la secretaria de Estado nortamericana, Hillary Clinton, dijo que "los incidentes a los que estamos asistiendo (...) demuestran la necesidad urgente de diálogo" entre los dos campos rivales.

El enfrentamiento directo entre partidarios y opositores a Mursi, que hasta ahora habían evitado manifestarse en el mismo lugar, llega diez días después de la convocatoria de un referéndum, el 15 de diciembre, sobre el polémico proyecto de nueva constitución que divide el país.

El martes, decenas de miles de opositores rodearon el palacio presidencial, algo que no ocurría desde la revuelta que derrocó al régimen de Mubarak hace dos años.

Los manifestantes, que pedían la dimisión de Mursi, habían logrado cortar las alambradas que protegían el palacio y la policía no consiguió dispersarlos a pesar de lanzar gases lacrimógenos.

Las manifestaciones del martes fueron las más importantes de una serie de movilizaciones contra el islamista Mursi, el primer jefe de Estado civil de la historia de Egipto elegido el pasado mes de junio.

La oposición denuncia el giro autoritario del presidente y pide la anulación de un decreto que amplía considerablemente sus poderes..

Los opositores también protestan contra un proyecto de constitución, que será sometido a referéndum el 15 de diciembre, porque consideran que abre la vía a una aplicación todavía más estricta de la ley islámica y no da garantías suficientes para proteger los derechos fundamentales.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1897 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n219385.htmlCUS