Guerrilla colombiana niega tensión en mesa de diálogo con Gobierno

Mesa de diálogo en Cuba

Mesa de diálogo en Cuba

Credito: Agencias

24 de noviembre de 2012.- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) negaron hoy aquí durante el inicio de la quinta jornada del diálogo de paz con el Gobierno colombiano, que las conversaciones estén marcadas por tensiones.

“Nuestro optimismo es elevado, y no han existido las tensiones entre las partes como adivinan y propagan sin fundamentos algunos medios”, señaló en un comunicado el miembro de la guerrilla Andrés París al llegar al habanero Palacio de Convenciones, sede de las pláticas.

De acuerdo con la fuerza insurgente, sigue firme su determinación en cuanto a sostener el espacio de diálogo hasta lograr la paz, que las FARC-EP traducen en la justicia social, además del fin de décadas de conflicto armado.

A través del comunicado, la guerrilla también convocó a los colombianos a “luchar denodadamente por su derecho a participar de manera directa en la mesa de conversaciones”.

Como ha sido usual en los primeros días del acercamiento, la delegación gubernamental encabezada por el exvicepresidente Humberto de la Calle llegó a la instalación sin ofrecer comentarios a la prensa, que con el paso de los días y el hermetismo pactado en torno a las discusiones ha disminuido su presencia en las inmediaciones del Palacio.

Según lo anunciado, las primeras jornadas han tenido como centro el primer punto de la agenda, relacionado con el desarrollo agrario integral, a partir de la coincidencia de las partes en atribuir al tema de la tierra un peso determinante en el origen y profundización de un conflicto armado extendido por más de medio siglo en Colombia.

La participación política, el fin del conflicto en sí, la solución al problema del narcotráfico y la atención a las víctimas completan el programa de pláticas fijado durante un encuentro exploratorio celebrado también en La Habana del 23 de febrero al 26 de agosto de este año.

Cuba y Noruega actúan como garantes del proceso de búsqueda de la paz, sobre el que tanto las FARC-EP como el Gobierno han asegurado tener interés y voluntad de materializarlo, luego de varios intentos fallidos en el pasado.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2177 veces.