Fronteras marinas: Colombia lamenta y Nicaragua festeja decisión de Corte de La Haya

En color rosado el mar que ahora está bajo soberanía de Nicaragua

En color rosado el mar que ahora está bajo soberanía de Nicaragua

Caracas, noviembre 20 - Luego de conocerse este lunes la decisión de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre el litigio que mantenían Nicaragua y Colombia por el archipiélago de San Andrés y Providencia y una porción de mar territorial en el Caribe, las reacciones fueron encontradas. Mientras en Colombia comenzaron las expresiones de lamento, incluyendo las del presidente Santos, en Nicaragua se iniciaron festejos, incluidos los del presidente Ortega.

Managua, noviembre 20 - El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, celebró este lunes la decisión de la Corte Internacional de Justicia que otorgó al país parte del territorio marítimo que comparte con Colombia, calificando el logro de victoria nacional.

El Mandatario Nacional acompañado de ex mandatarios y ex cancilleres, y frente a miles de personas, aplaudió el fallo emitido por la instancia internacional, al mismo tiempo que llamó a la reflexión al presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien se mostró en desacuerdo con la decisión, reseñó el portal web de Telesur.

"Hoy es un día de la patria, hoy es un día de la unidad nacional, hoy es un día de victoria nacional de todos los nicaragüenses y de todas las nicaragüenses'', expresó el Jefe de Estado en la Plaza de la Revolución de Managua.

En ese sentido puntualizó que "este fallo se debe a la tenacidad de nuestro pueblo. La tenacidad de los nicaragüenses, quienes han logrado recorrer ese largo camino, venciendo escollos salvando obstáculos, enfrentando atropellos y frente al atropellos respondiendo con la lucha y con la ley en la mano''.

Agregó que los los habitantes de San Andrés pueden gozar de tranquilidad y ''continuar en sus labores de pesca y pueden continuar alimentando a sus familias y a sus comunidades''.

Por otro lado criticó la posición asumida por su par colombiano Santos, al no aceptar la decisión de La Haya, y la calificó de "irrespeto al derecho internacional a la Corte, al pueblo colombiano, al mismo Estado colombiano, y se está irrespetando el mismo Presidente, porque él había comprometido la palabra a su propio pueblo".

''Nos preocupa porque está desconociendo el fallo de la Corte, él no es autoridad suprema internacional para venir a juzgar a la Corte Internacional y decir que en lo que no se equivocó la corte es en lo que beneficia a Colombia y en lo que beneficia a Nicaragua es en lo que se equivocó'', acotó.

Recordó que Santos en su discurso reclamó "emisiones, errores, inconsistencias", y ante su anuncio de pernoctar en la isla de San Andrés, Ortega dio la bienvenida a su homólogo.

''Ojalá que esa estadía en San Andrés le ilumine y termine diciendo mañana que va a acatar el fallo de La Haya'', manifestó Ortega.

Colombia lamenta

Bogotá, noviembre 20 - La Corte Internacional de Justicia de La Haya concedió este lunes a Colombia la soberanía de siete cayos del archipiélago de San Andrés, pero quitó una franja de mar tanto al norte como al sur del archipiélago de San Andrés y Providencia. Ver video de los nuevos límites marítimos de Colombia.

"Colombia y no Nicaragua tiene la soberanía de los cayos Albuquerque, Este Sudeste, Roncador, Serrana, Quitasueño, Serranilla y Bajonuevo", señaló el presidente de la CIJ, Peter Tomka durante la lectura del fallo. Ver video del fallo de la CIJ.

El juez señaló que "durante decenios, Colombia ha actuado como soberano" en esos cayos y "ejecutado su autoridad soberana, sin oposición de Nicaragua".

También señaló que las autoridades de Bogotá han ejercido una administración pública, así como realizado trabajos públicos, visitas navales, operaciones de búsqueda y salvamento y de consulado.

"Nicaragua no ha dado pruebas de actuar a título de soberanía" sobre esos cayos, leyó el presidente de la CIJ.

Las aguas en disputa son zonas de gran riqueza pesquera y petrolífera, cuya lucha por su control tuvo un punto álgido en 2002.

En julio de ese año, los dos países tuvieron un enfrentamiento diplomático por la convocatoria nicaragüense de una licitación internacional para otorgar concesiones petroleras en aguas caribeñas bajo jurisdicción colombiana.

En 2007 la CIJ ya emitió un fallo respondiendo a alegaciones provisionales de Colombia, en la que atribuía a Bogotá la soberanía de las principales islas del archipiélago: San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

De otro lado, el presidente del CIJ, Peter Tomka, indicó que el tribunal concedía a Managua un área marítima más allá de 12 millas de los cayos de Serrana y Quitasueño al norte y otro espacio al sur de los de Alburquenque y Este Sudeste.

Con la nueva delimitación, que confirma la soberanía de Colombia sobre las islas y los cayos del archipiélago de San Andrés, la Corte rechazó traspasar al Este, más allá de la isla Roncador, la frontera que hasta hoy establecía el meridiano 82.

El fallo de la CIJ, que es inapelable, puso fin a una controversia jurídica de once años pero que diplomática y políticamente se remonta a 1980, cuando Nicaragua dio por inválido el Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928-1930.

En ese Tratado, los dos países firmaron un acuerdo que establecía el meridiano 82 como frontera marítima entre Nicaragua y Colombia, cuyas costas están separadas por una distancia aproximada de 400 millas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 15343 veces.