FARC-EP dejarán las armas cuando pierdan su razón de ser

Credito: PL

Quito, 9 nov (PL) Comandantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) afirmaron en una entrevista publicada hoy aquí que dejarán las armas cuando estas pierdan su razón de ser.

Al responder en colectivo un cuestionario vía correo electrónico desde La Habana al diario ecuatoriano El Telégrafo, Iván Márquez, Ricardo Téllez, Jesús Santrich, Marcos Calarcá y Andrés París coincidieron en que desde los orígenes, estas agrupaciones han planteado soluciones diferentes a la guerra.

"La bandera de la paz es nuestra", aseguraron al rotativo, al que dijeron, además, que ésta es parte de su línea política y por ello existe unanimidad en adelantar los diálogos con el gobierno en este proceso que apenas comienza.

En opinión de los altos mandos de la guerrilla colombiana, "cada punto de la agenda contempla unos sub-puntos que habrá que desarrollar con creatividad para ir encontrando fórmulas de acuerdos que deben comenzar a plasmarse en la vida práctica de la sociedad colombiana".

"Si en la refrendación e implementación de los acuerdos se van obteniendo resultados concretos, se transitará hacia un país que ataca las causas que han dado origen al conflicto; seguramente esto hará innecesario el uso de las armas que legítimamente hemos empuñado hasta el momento", aseveraron.

Al exponer sus puntos de vista, aseguraron que "la guerra nunca ha sido un fin para los guerrilleros y las guerrilleras de las FARC-EP, por tanto, si dejan de existir las causas que hicieron tronar las armas, estas se silenciarán y no tendrán ninguna utilidad".

Respecto a si aún consideran a la lucha armada como una alternativa militar y política, mientras en la mayoría de países suramericanos se dan otros procesos políticos calificados de progresistas, señalaron que "los pueblos tienen derecho a luchar por sus intereses y en contra de aquellos que usurpan sus derechos y riquezas".

"La forma de lucha es decisión de cada pueblo consultando las realidades que vive, y las FARC-EP no son pregoneras de la lucha armada específicamente, pues esta no surge por decreto, sino que obedece a factores muy específicos de cada sociedad", apuntaron.

"Como revolucionarios nos solidarizamos con todas las luchas de los pobres de la tierra", argumentaron los comandantes al decano de la prensa nacional ecuatoriana.

Según expusieron, "en Colombia no se permite hacer política de otra manera", y así lo confirma "el carácter violento, asesino y sanguinario de las apátridas élites nacionales, plegadas a las políticas del Pentágono (un Estado violento que utiliza el terrorismo como método preferido de dominación)".

Por otra parte, acotaron, existe una larga lista de otros factores que hacen de Colombia tierra fértil para la expresión armada de la lucha, "sin ir más lejos la desigualdad social", y agregaron: "nuestro país ocupa el vergonzoso cuarto lugar sobre la lista a nivel mundial".

¿Y qué decir de la corrupción?, se cuestionaron, y alegaron que los gobernantes de ese país "metidos hasta los tuétanos en negocios sucios, no respetan ninguna norma moral, mucho menos una carta ética, mientras "aquel que disiente del sistema y sus políticas se convierte automáticamente en objetivo militar".

Manifestaron que en otros países de la Patria Grande latinoamericana se dan procesos con gobiernos que representan los intereses populares, realidad que, a su juicio, influye positivamente en este nuevo intento de salida dialogada al conflicto en Colombia.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2288 veces.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

VE