Expulsados de Marruecos activistas europeos vinculados a saharauíes

6 de noviembre de 2012.- Un grupo de ciudadanos europeos, cuatro de ellos noruegos y uno español, interesados en contactar a independendistas saharauíes, denunciaron hoy que fueron expulsados de Marruecos por la Policía sin causas justificadas.

Kristine Hallingstad, Pal Henriksen, Gunnar Kaus y Vegard Tjorhom, de Noruega, y Ginés Soriano, de España, declararon que fueron declarados personas no gratas al interesarse por distintos aspectos de la República Árabe Saharauí Democrática (RASD).

Los noruegos pertenecen a los partidos Laborista y Liberal de su país y viajaron este lunes a El Aaiún, ciudad más importante de la RASD, para investigar sobre la realidad local, mientras que Soriano es un periodista que quería escribir sobre el tema.

Henriksen admitió que el cuarteto de Oslo es también afiliado de una entidad conocida como Sandfast, integrada por activistas juveniles de diversos partidos y simpatizante del independentismo saharaui, pero precisó que ello no implica ningún delito.

Los noruegos explicaron que cuando llegaron ese día por ómnibus a esa demarcación del Sahara Occidental fueron obligados a permanecer en un hotel y trasladados hoy a la ciudad marroquí de Agadir en un taxi seguido por un vehículo con agentes.

El reportero español Ginés Soriano, por su parte, declaró que al llegar hoy a territorio saharauí también por tierra para realizar un reportaje fue abordado por policías vestidos de paisano sin pedirle siquiera identificación.

Los agentes le confiscaron el pasaporte sin mostrar ninguna credencial y lo obligaron a abordar el mismo taxi en que viajaban los noruegos bajo el argumento de que era mejor para su seguridad, aseguró el reportero.

El Aaiún, Tifariti y otras ciudades de la región fueron escenario en los últimos días de negociaciones entre el enviado especial de la ONU para la región, Christopher Ross, y organizaciones de derechos humanos e independentistas saharauíes.

Rabat ejerce sus leyes en esas demarcaciones como si fueran su territorio junto al resto del Sahara Occidental, excolonia española hasta 1976 en que pasó a Marruecos, reclamada como parte de la RASD.

El gobierno de Rabat se abstuvo hasta ahora de emitir declaraciones sobre el incidente en que fueron expulsados del país los cinco ciudadanos europeos.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1491 veces.