Presidente de Ecuador propone medidas para erradicar la pobreza en Latinoamérica

El presidente de Ecuador, Rafael Correa

El presidente de Ecuador, Rafael Correa

Credito: Archivo

27 de Octubre.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó ayer en Santiago de Chile, que vencer la pobreza es un imperativo moral más que un desafío técnico, y advirtió que para erradicarla “los mercados deben ser gobernados en función de objetivos sociales, garantizando la supremacía del ser humano sobre el capital.

Es una vergüenza que América Latina continúe con estos niveles de desigualdad no por falta de recursos, sino a causa de sistemas perversos y excluyentes, expresó durante una conferencia magistral pronunciada en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), organismo regional de la Organización de Naciones Unidas que tiene su sede en la capital chilena.

Correa sugirió que los organismos internacionales eliminen el concepto de ingreso per cápita como parámetro del progreso de las naciones y lo sustituyan por un indicador que mida los logros en la reducción de la pobreza.

Para erradicarla, agregó el gobernante, sería necesario aplicar cuatro medidas generales, con las cuales se dejaría atrás el criterio de que la eliminación de ese flagelo socioeconómico se logra sólo con el crecimiento del producto interno bruto y en su lugar se adoptaría un parámetro sobre el mejoramiento de la distribución del ingreso.

La primera sería establecer un sistema impositivo más justo, por medio del cual los más ricos paguen tasas mayores de impuestos. La segunda sería formular un gasto público que garantice a los individuos la igualdad de derechos. En tercer lugar se necesitan acciones para lograr el gobierno de los mercados en función de objetivos sociales. Por último se requiere adecuar la distribución de lo que llamó el acervo (el haber) social, tanto público como privado.

El gobernante, ex funcionario del Banco Mundial que llegó al poder en 2006 con un proyecto político que denominó el socialismo del siglo XXI, aseveró que la ausencia de control sobre los mercados es la causa de la crisis mundial que estamos viviendo, enfrentando y sufriendo.

Correa, quien efectúa una visita de Estado a Chile de tres días, dijo que desde que asumió la presidencia su país ha logrado bajar el índice de medición de la desigualad (conocido como Gini) de 0.55 a 0.47 unidades, como resultado de acciones como la reglamentación del salario digno, la aplicación de una reforma fiscal –implica un aumento de la inversión social de cuatro a 11 por ciento– y el acceso universal a la educación pública gratuita y de calidad.

En Quito, mientras tanto, el Ministerio de Hacienda envió al Congreso un proyecto de reforma tributaria que crea impuestos para la banca privada destinados a financiar el aumento de los subsidios para los pobres.

La ley de redistribución del gasto social plantea un impuesto de 3 por ciento sobre los ingresos gravables de las instituciones financieras y una nueva tasa de 0.25 por ciento mensual sobre sus activos en el exterior, que podría elevarse a 0.35 si los bienes se localizan en paraísos fiscales.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3171 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas


US N /internacionales/n217084.htmlCUS