Enfrentamientos con militares

Organizaciones indígenas instan a presidente de Guatemala a someterse a antejuicio

Seis muertos hubo en enfrentamiento entre militares e indígenas el pasado 4 de octubre

Seis muertos hubo en enfrentamiento entre militares e indígenas el pasado 4 de octubre

Credito: Efe

Guatemala, octubre 19 - La Coordinadora de Organizaciones Mayas para la Reforma del Estado instó al presidente guatemalteco, Otto Pérez, a someterse de manera voluntaria a un antejuicio por el choque entre militares e indígenas ocurrido este mes en el suroccidental departamento de Totonicapán. El mandatario debe sujetarse al antejuicio de manera voluntaria, lo cual sería una muestra de que en el país se desarrolla la democracia, consideró German Curruchiche, miembro de esa instancia.

Asimismo, pidió la renuncia de los ministros de la Defensa, Ulises Anzueto, de Gobernación (Interior), Mauricio López, y del coordinador del Sistema Nacional de Diálogo, Miguel Ángel Balcárcel, por el referido acontecimiento que dejó un saldo de seis muertos y más de 30 heridos el 4 de octubre pasado.

El gobernante y sus ministros han violado la Constitución y son responsables por la cadena de mando, estimó Mario Itzep, del Observatorio Indígena.

Si el dignatario evade una respuesta al respecto, acudirán a la Corte Interamericana de Justicia, con sede en la ciudad holandesa de La Haya, manifestó Mario Chen, de la Asociación de Maestros del Área Rural de Guatemala.

Hace dos días, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) rechazó la solicitud de antejuicio presentada por la oposición contra Pérez y el titular de la Defensa, Ulises Anzueto, respecto al mencionado enfrentamiento.

Según informó en rueda de prensa el presidente de la CSJ, Gabriel Medrano, los magistrados negaron la petición de la denuncia al descartar la relación de causalidad entre las acciones e instrucciones de los funcionarios involucrados con los hechos acaecidos aquel día.

El diputado Edgar Ajcip, de la bancada de Líder, entregó la demanda el 9 de octubre último al Juzgado Sexto de Primera Instancia, el cual lo elevó a la citada Corte.

La Fiscalía, al presentar los primeros resultados de la investigación, señaló a un coronel y ocho soldados, procesados por la Justicia guatemalteca como presuntos responsables de la muerte de seis personas durante aquel disturbio.

Entretanto, casi cinco mil miembros de organizaciones sociales y campesinas marcharon el viernes anterior en contra de las ejecuciones perpetradas por uniformados durante el conflicto de principios de este mes.

Dos días después, miles de simpatizantes del opositor Líder expresaron su inconformidad con lo sucedido en Totonicapán.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas condenó de manera enérgica que la política gubernamental involucre al cuerpo castrense en la disolución de manifestaciones.

Mientras, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala sugirió al gobernante promover una reforma para prohibir la participación de efectivos en asuntos criminales y policiales.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1182 veces.