Inteligencia de EEUU afirma que la balanza se inclina contra los mercenarios sirios

Barack Obama

Barack Obama

Credito: Archivo

Traducción por Ivana Cardinale

16 de octubre de 2012.- Las estimaciones revisadas y recopiladas por agencias de inteligencia estadounidenses y francesas sobre la fuerza relativa del gobierno sirio y los grupos mercenarios, le han permitido a Washington y a los países árabes respaldar una pausa en las acciones de la oposición siria.

La administración Obama ha construido sus políticas en torno a un estimado de 70.000 combatientes “rebeldes”, mientras que la cifra revisada parece ser menos de la mitad – alrededor de 30.000. Con unos 3.000 yijadistas, los grupos vinculados a Al Qaeda constituyen alrededor de una décima parte de la fuerza “rebelde” total.

Funcionarios en Washington y París están tratando de restarle importancia a las estimaciones revisadas, ya que lanza la premisa básica de la política del Medio Oriente de la administración Obama, de que Bashar al Assad no puede durar más de seis meses contra la ofensiva de los mercenarios.

Expertos militares estadounidenses admiten ahora, aunque sin atribución, que el balance general de la fuerza – y no sólo los números – ha cambiado radicalmente a favor del gobierno de Assad, debido a la entrada directa militar iraní.

Asesores militares de la brigada élite Al Qods están conduciendo cursos de combate de choque a secciones del ejército sirio y milicias a favor de Assad. Esta inyección cualitativa en las fuentes militares de Assad extenderá sustancialmente la vida útil de su gobierno.

Por ahora, el presidente Barack Obama no parece estar afectado por las nuevas cifras o estar a punto de cambiar su posición firme en contra de la intervención directa occidental o regional en Siria.

Obama todavía presiona al primer ministro turco, Tayyip Erdogan, para mantener una raya en la escalada de hostilidades entre Turquía y Siria. El mandatario estadounidense también está frenando a Arabia Saudita y Qatar el suministro de armas pesadas anti-aéreas y anti-tanques a los mercenarios para combatir contra las fuerzas del gobierno sirio.

Fuentes en París informan que el presidente francés, Francois Hollande, asume las nuevas estimaciones de inteligencia en contra de la posición de Obama.

Hollande está instando a una intervención directa en Siria para la creación de refugios seguros para las fuerzas de oposición y los refugiados, una zona de exclusión aérea y suministro de armas pesadas para darle a los mercenarios la oportunidad de inclinar la marea de la guerra en su favor.

El mandatario francés está impulsado por los informes del campo de batalla, los cuales destacan que los mercenarios enfrentan serios reveses frente a la superioridad numérica del ejército de Assad y el apoyo de Rusia, Irán y Hezbollah.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3329 veces.