Brasil: Comienza ocupación policial de peligrosas favelas en Río de Janeiro

En las favelas ocupadas el domingo se instalarán Unidades de Policía Pacificadora (UPP) con agentes entrenados especialmente para hacer frente a los problemas de la comunidad

En las favelas ocupadas el domingo se instalarán Unidades de Policía Pacificadora (UPP) con agentes entrenados especialmente para hacer frente a los problemas de la comunidad

Río de Janeiro, octubre 14 - La policía de Rio de Janeiro comenzó este domingo de madrugada la ocupación de las favelas de Jacarezinho y la vecina Manguinhos, de las más violentas de la ciudad, en manos de traficantes y uno de los mayores centros de consumo de crack.

Poco antes de las 05:00 hora local comenzó esta megaoperación policial con el paso de 13 blindados de la Marina de guerra que abrieron camino a los 800 policías que, vestidos de negro y fuertemente armados, entraron a pie en las intrincadas callejuelas de estas comunidades.

En Jacarezinho hubo intercambio de disparos mientras que en Manguinhos la operación se realizó sin novedad, según reportó la prensa local.

En la megaoperación participan 170 fusileros navales, responsables de la operación de los 13 blindados que sin problemas apartaban cualquier obstáculo que dejaban los traficantes en la vía, y 1.300 oficiales de policía, de los cuales 800 entraron a las comunidades.

Los otros 500 se mantuvieron patrullando el perímetro, mientras otros equipos fueron enviados a otras favelas para buscar traficantes.

Desde el viernes, retenes de la policía fueron colocados en las entradas de estas favelas, ubicadas a menos de 10 km del centro de Rio y en el borde de importantes vías de la ciudad. El sábado, efectivos de las tropas de élite mataron a cinco presuntos jefes del narcotráfico, que huyeron a una barriada cercana.

Sin embargo, la presencia policial no espantó a los cientos de adictos al crack, muchos de ellos niños, que viven en improvisadas y ruinosas casas y deambulaban por las vías del tren suburbano consumiendo la droga.

Después de la ocupación de los Complexos de Penha y Alemao -este último tomado en noviembre de 2010 en una megaoperación policial militar tras varios días de enfrentamientos que dejaron 37 muertos- Manguinhos y Jacarezinho se convirtieron en el principal reducto de la banda de traficantes del Comando Vermelho (CV), que operan en otras barriadas de Rio.

Unas 75.000 personas habitan en ambas favelas.

Operaciones policiales están previstas también en las barriadas de Mandela y Varginha, en el mismo sector.

En las favelas ocupadas el domingo se instalarán Unidades de Policía Pacificadora (UPP) con agentes entrenados especialmente para hacer frente a los problemas de la comunidad.

Con éstas, serán una treintena de UPP instaladas en favelas de Rio de Janeiro desde 2008, cuando comenzó la estrategia de ocupación de estas comunidades para mejorar la seguridad antes del Mundial de fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

La última se abrió hace menos de un mes en Rocinha, la mayor barriada de Brasil y situada en el corazón de los barrios ricos de la ciudad.

Unos 6.770 policías están destacados en las UPP. El gobierno espera alcanzar las 40 para 2014.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4817 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas


US N /internacionales/n216194.htmlCUS