Fue liberado luego de requisarlo

Moscú y Damasco piden explicaciones a Turquía por detención de avión comercial sirio

El avión de pasajeros sirio fue detenido en Turquía durante nueve horas

El avión de pasajeros sirio fue detenido en Turquía durante nueve horas

Credito: EFE

Moscú, octubre 11 - Rusia exigió explicaciones a Ankara por la interceptación el miércoles por la noche en Turquía de un avión de línea sirio que puso en peligro a pasajeros rusos, afirmó el jueves el ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

"Moscú exige a las autoridades turcas explicaciones sobre la justificación de tales actos respecto a ciudadanos rusos", declaró el ministerio en un comunicado.

"Estamos preocupados por este incidente que puso en peligro a los pasajeros, entre los cuales había 17 ciudadanos rusos", añadió.

"La parte turca no ha informado a la embajada de Rusia en Ankara de que había ciudadanos rusos entre los pasajeros del avión interceptado. Nos hemos enterado de ello por los medios de comunicación", dijo.

El miércoles por la noche, la aviación militar turca obligó a un avión de línea sirio que volaba de Moscú a Damasco a efectuar un aterrizaje forzoso en Ankara alegando que contenía un cargamento sospechoso.  

El avión de pasajeros sirio ya despegó  desde la capital turca, Ankara, tras ser obligado a aterrizar durante varias horas por las autoridades turcas por la sospecha de que transportaba equipo militar con destino a Siria.

Las autoridades turcas requisaron parte de la carga de la aeronave, que hacía la ruta Moscú-Damasco cuando fue obligado a aterrizar, pero no dieron más detalles de lo que habían encontrado a bordo.

Damasco
El Gobierno de Damasco pidió hoy a las autoridades turcas que devuelvan la carga decomisada ayer del avión sirio, procedente de Moscú, que fue forzado a aterrizar en el aeropuerto de Ankara para ser inspeccionado.

El Ministerio sirio de Exteriores aseguró, en un comunicado, que el aparato no transportaba ningún tipo de armas o mercancías prohibidas y exigió la devolución de la carga "en perfecto estado".

A su juicio, una prueba de el avión que no llevaba ningún tipo de mercancía prohibida es el hecho de que las autoridades turcas le permitieran seguir volando tras el registro.

"Es necesario dejar claro que todo el contenido del avión figuraba en la lista oficial de carga", destaca la nota.

Asimismo, el Ministerio denunció que la tripulación fue maltratada y que los pasajeros fueron retenidos durante varias horas, tal y como lamentó anteriormente la directora general de la aerolínea siria, Gaida Abdulatif.

El texto subraya que Siria considera este acto hostil y deplorable como un indicio más que refleja la política de hostilidad que persigue el Gobierno de Recep Tayip Erdogan, si se tiene en cuenta que "entrena, alberga y facilita la infiltración y los bombardeos de la artillería contra territorio sirio".

Aun así, "este comportamiento agresivo y condenable del Gobierno turco no nos disuadirá de mantener los lazos de amistad que unen al pueblo sirio y turco, que son mayores y más importantes que cualquier Ejecutivo", afirmó el ministerio.

El aparato, perteneciente a Syrian Airlines, que hacía el trayecto Moscú-Damasco con 35 pasajeros a bordo, fue forzado a aterrizar ayer a las 14.15 GMT en el aeropuerto de Ankara, donde fue sometido a un registro.

Cazas militares turcos del tipo F-16 escoltaron el avión hasta la pista de aterrizaje, donde fue rodeado por un contingente de la policía.

Al final, el avión pudo partir con todos sus pasajeros a bordo tras una retención de más de nueve horas, a las 23.30 GMT.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2876 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas


US N /internacionales/n216028.htmlCUS