EEUU acusa a 11 personas de exportación ilegal de tecnologías de doble uso a Rusia

EEUU acusa a 11 personas de exportación ilegal de tecnologías de doble uso a Rusia

EEUU acusa a 11 personas de exportación ilegal de tecnologías de doble uso a Rusia

Credito: Ria Novosti

03/10/12.-La fiscalía del Distrito Este de Nueva York, presentó hoy los cargos oficiales contra el estadounidense de origen ruso Alexander Fishenko y otras 10 personas que supuestamente burlaron las restricciones del Departamento de Comercio de EEUU para exportar a Rusia tecnologías de doble uso, según la prensa estadounidense.

Fishenko era el propietario de una empresa domiciliada en Houston, Arc Electronics, que fingía producir dispositivos de señalización para el tráfico al tiempo que proporcionaba al Ministerio de Defensa y al Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia, a partir de 2008 y hasta la fecha, “sofisticados artículos de microelectrónica”, afirmó la fiscal de Brooklyn, Loretta Lynch.

“Han intentado aprovechar el libre mercado de EEUU y robar las tecnologías americanas para el Gobierno ruso”, dijo la fiscal Lynch.

El dueño de Arc Electronics y otros inculpados obtenían de fabricantes y proveedores estadounidenses avanzados chips y otros dispositivos de microelectrónica para exportarlos a Rusia evadiendo el sistema de licencias que existen en EEUU para controlar el tráfico de tecnologías sensitivas.

Los artículos que exportaban a Rusia están sujetos al estricto control gubernamental en EEUU porque pueden usarse en un vasto repertorio de equipos militares, en particular, radares, sistemas de vigilancia, espoletas y sistemas de guiado de armas.

A juzgar por los nombres y apellidos, los 11 acusados son oriundos de Rusia u otros países de la ex URSS pero su actual nacionalidad no trascendió a la prensa; solo se sabe que Fishenko y otra persona más tienen pasaportes estadounidenses.

“Muchos países hostiles hacia EEUU buscan mejorar su capacidad de defensa y modernizar sus armamentos a expensas de los contribuyentes estadounidenses”, señaló Stephen L. Morris, agente especial del FBI en Houston.

Los once integrantes de esta red, desarticulada por el FBI, fueron detenidos la víspera y deben comparecer hoy ante un tribunal de Houston que, según se espera, ordenará su traslado a Nueva York para la futura investigación.

Los inculpados se exponen a penas carcelarias de cinco años por el delito de conspiración, hasta 10 años de cárcel por actuar como agentes no registrados del Gobierno ruso y hasta 20 años de cárcel por la obstrucción de justicia y la violación de las restricciones vigentes en materia de exportaciones. También les amenazan multas de hasta un millón de dólares por las presuntas infracciones.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1745 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n215473.htmlCUS