Colombia: ELN se suma a la búsqueda de la paz

ELN se suma a diálogo por la paz

ELN se suma a diálogo por la paz

Credito: Página 12

29 de septiembre de 2012.- El Ejército de Liberación Nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia emitieron un comunicado conjunto apoyando el plan de paz y, más sintomático, mostrándose juntos a la hora de empezar las negociaciones en Oslo.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) reafirmaron su indoblegable determinación de continuar la búsqueda de la paz. Fue en un inusual comunicado conjunto y a días del inicio de las negociaciones de paz.

La decisión de firmar esta declaración conjunta parece incorporar al proceso de paz al ELN, que ya había iniciado un camino en este sentido durante la presidencia de Alvaro Uribe, pero que estaban virtualmente estancadas. Las organizaciones remarcaron en su declaración que la paz que se comenzará a negociar el 8 de octubre en Oslo, Noruega, debe significar para su país y el continente la instauración de una verdadera democracia, soberanía popular, justicia social y libertad. Mediante ese documento, fechado el 27 de septiembre, manifestaron su propósito de avanzar en el proceso de unidad. “Desde 2009 venimos forjando paso a paso, con el propósito de hacer converger ideas y acciones que permitan enfrentar –junto al pueblo– a la oligarquía y el imperialismo como elementos que imponen la explotación y la miseria en nuestra patria”, argumentaron. Las organizaciones insurgentes señalaron que en estos tiempos se desarrolla la más profunda crisis del sistema capitalista mundial, caracterizada por una desaforada carrera de guerras de invasión, saqueo y sobreexplotación de los recursos de la naturaleza y precarización de las condiciones de trabajo.

Todo ello, según su caracterización, deriva directamente de la aplicación sostenida y desbocada de políticas neoliberales que favorecen a los grandes grupos financieros y a grandes corporaciones transnacionales, en detrimento de las mayorías nacionales. También profundizaron sobre la realidad de que las cifras de pobreza y de indigencia que colocan a Colombia en el tercer país más desigual del mundo. “No puede haber otro camino para los revolucionarios que la unidad y la lucha, la acción de masas en las calles, el levantamiento popular en el campo y las ciudades, exigiendo al gobierno reales hechos de paz.” En este contexto, el ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, sostuvo ayer que, en paralelo con la firma de paz con las FARC, crecerá la cantidad de miembros de las Fuerzas Armadas de Colombia. “Lo que se ha demostrado donde se acaban los conflictos es que luego vienen unas fases de violencia criminal, diferente del conflicto y que por lo mismo se requiere una fuerza pública que anticipe y garantice esa estabilidad y esa paz”, apuntó.

Las negociaciones anunciadas por el gobierno de Colombia y las FARC hicieron trepar la imagen favorable del presidente colombiano Juan Manuel Santos del 43,9 al 62,9 por ciento en los dos últimos meses, según una encuesta conocida ayer. El sondeo, efectuado por la firma Datexco para el diario El Tiempo y la estación W Radio, precisó que el 67,3 por ciento de los colombianos aprueba el inminente inicio del proceso de paz. Asimismo, detalló que el 64,2 por ciento de las personas interrogadas dijo que respalda la gestión de Santos, que empezó a gobernar en agosto de 2010. “Santos logró revertir la tendencia fundamentalmente por el proceso de paz que inició con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia”, afirmó el director de Datexco, César Valderrama. El optimismo también cambió en los dos últimos meses, al pasar del 37 al 57 por ciento la cifra de las personas que creen que el país “va por un buen camino”. Aunque el 67,3 por ciento de las personas encuestadas respaldó el proceso de paz, el 45 por ciento piensa que el conflicto armado no se acabará. En tanto, el 41,6 por ciento cree que sí finalizará. “La gente apoya y quiere el proceso, pero a la vez hay mucho escepticismo de que se logre la paz”, apuntó Valderrama.

El gobierno y las FARC sostuvieron reuniones secretas entre febrero y agosto en Cuba, en el marco de las cuales llegaron a un acuerdo para iniciar en octubre un proceso de negociaciones. El diálogo comenzará en Oslo (Noruega) y se trasladará después a La Habana. Las FARC cuentan con cerca de nueve mil integrantes y activistas desde 1964 y han protagonizado frustrados procesos de paz con tres gobiernos anteriores.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2419 veces.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas