¿Ruptura o apariencia de "pluralidad"?

Medvedev critica públicamente a Putin

Medvedev y Putin

Medvedev y Putin

Credito: web

22 de Septiembre.- El primer ministro ruso Dmitry Medvedev hizo este viernes, una inusual crítica a los métodos del presidente Vladimir Putin para tratar con los grandes empresarios del país, aumentando las especulaciones sobre una creciente brecha entre las dos principales figuras que gobiernan en Rusia.

Medvedev habló días después de que Putin hizo una reprimenda al gobierno de su antiguo protegido al acusar a los ministros del gabinete de no cumplir sus órdenes y de criticar sus planes fiscales.

En un discurso en un foro de negocios en la ciudad de Sochi, en el Mar Negro, Medvedev se refirió a un incidente ocurrido en 2008, cuando Putin, que entonces se desempeñaba como primer ministro, prometió "enviarle un médico y un fiscal" al multimillonario propietario de Mechel, empresa productora de acero y carbón, que no pudo asistir a una reunión de la industria por encontrarse enfermo.  

Los comentarios dirigidos a Igor Zyuzin, fueron el ataque más duro de Putin a una poderosa figura empresarial y provocaron la caída en picada de las acciones de la compañía.


Medvedev dijo: "Creo que en la Rusia moderna, si de negocios hablamos, se están dando órdenes inequívocas en diferentes formas, digamos, propuestas de enviarte un médico para que te cure". "Los empresarios rusos saben lo que quiero decir...". "Me gustaría que empezáramos  a aprender a vivir de una manera diferente".

En 2010, Putin dijo que lamentaba los comentarios.

A principios de 2011, cuando todavía era presidente, Medvedev reprendió públicamente a Putin por comparar las llamadas de occidente para  actuar contra Libia, con las cruzadas medievales.

Aunque cautelosas, las palabras de
Medvedev el viernes parecen ser uno de sus primeros dardos lanzados en público contra Putin desde que intercambiaron cargos en mayo y podría señalar desacuerdos políticos más serios, en los comienzos del tercer término de Putin como presidente.

Enfrentado a limitaciones constitucionales para un tercer mandato consecutivo como presidente, Putin escogió a Medvedev, un abogado, para dirigir el Kremlin en 2008, mientras que el propio Putin estuvo cuatro años como primer ministro.

En ese momento, los dos dijeron que gobernarían "complementándose", una referencia a la poderosa presencia de Putin en la toma de decisiones estatales.

Tras las críticas de Putin a las actividades del gabinete esta semana, Medvedev el día siguiente, escuchó fríamente las propuestas de los ministros sobre los dividendos pagados por las empresas estatales de energía y la reducción del fondo de los ingresos petroleros.

Sin embargo, una serie de nuevas leyes diseñadas por Putin han dado lugar a sospechas de que el presidente está tratando de socavar el legado de Medvedev y que pronto podría deshacerse del hombre que una vez fue ampliamente visto como su protegido.

Una nueva legislación se orienta a reforzar los controles del Kremlin en Internet y otra obligará a las ONGs que reciben fondos extranjeros a registrarse como "agentes extranjeros", medidas que según los críticos son drásticas contra los disidentes.

Algunos analistas creen que mientras pueden haber diferencias entre Putin y Medvedev, no existe una ruptura y que su ocasional estira y encoge es para dar una apariencia de pluralidad al gobierno de Putin, que es conocido por su propensión a tomar decisiones de arriba hacia abajo.

Mientras las desavenencias públicas han dado lugar a especulaciones de que Putin está tratando de deshacerse de Medvedev para formar un gobierno mas fuerte, Putin ha demostrado en el pasado que es un hombre que aprecia y premia la lealtad, uno de los rasgos mas fuertes de Medvedev.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2498 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n214674.htmlCUS