El Pentágono amenaza con llevar al juzgado al autor de un libro sobre Bin Laden

Libro “No Easy Day” (No fue un día fácil)

Libro “No Easy Day” (No fue un día fácil)

Credito: AFP

31/08/12.-El Pentágono anunció la víspera que el ex marine que escribió un libro sobre la eliminación en 2011 de Osama bin Laden, jefe de la red terrorista internacional Al Qaeda, violó el compromiso de confidencialidad que había firmado, por lo que podrá ser enjuiciado.

"La divulgación pública de su libro agravará la infracción de sus acuerdos", advirtió Jeh Johnson, jurista principal del Pentágono, citado por la cadena de televisión Fox News. También dijo que el Pentágono podrá llevar ante los tribunales al autor.

Las reglas vigentes en el Departamento de Defensa de EEUU exigen que todo libro escrito por su colaborador o ex colaborador debe someterse a revisión antes de ser publicado. “Mark Owen” a su vez afirmó en una entrevista a AP que “no ha revelado ninguna información que ponga en peligro la seguridad de EEUU”.

El libro “No Easy Day” (No fue un día fácil) aparecerá en las librerías estadounidenses el 4 de septiembre, aunque ya se vende en unos comercios en línea. Inicialmente, su publicación fue anunciada para el 11 de septiembre, con motivo del 11 aniversario del 11 de septiembre de 2001, fecha en que fueron cometidos los atentados más horrorosos en la historia mundial. Pero la publicación fue adelantada por surgir mucha demanda.

El autor, que adoptó el seudónimo de “Mark Owen”, refuta en su obra muchos detalles de la operación expuestos en la prensa después del asesinato de Bin Laden. Dice, en particular, que en la casa del jefe de Al Qaeda no hubo ningún tiroteo y que el terrorista murió a causa de unos disparos producidos antes de que los estadounidenses entraran en su dormitorio.

“Mark Owen”, o Matt Bissonnette de 36 años según Fox News, afirma que cuando los marines subieron al segundo piso de la casa de Bin Laden, un hombre se asomó de la pieza del líder de Al Qaeda.

“Quedaban unos cinco escalones por subir, cuando oí unos disparos sordos. El hombre que se asomó, desapareció en la oscuridad”, escribió.

Al entrar, los estadounidenses vieron a Bin Laden en convulsiones por un balazo recibido en la cabeza y también a unas mujeres inclinadas sobre él llorando. Entonces, el autor del libro y otro militar le pegaron más tiros. Al cotejar más tarde el rostro del hombre abatido con una foto de Bin Laden, se convencieron de que era “el terrorista número uno".

Inmediatamente después de esa operación, unos medios escribieron que ante los militares fue planteada la tarea de liquidar al líder de Al Qaeda, pero no apresarlo. Pero “Owen” cita las palabras de un alto funcionario que lo refutan: “No me corresponde a mí decirles a ustedes cómo deben hacer su labor (…). Pero si no presenta amenaza, deberán detenerlo”.

El jefe de Al Qaeda fue abatido el 1 de mayo de 2011 por un comando estadounidense de misiones especiales cerca de la ciudad de Abbottabad, norte de Pakistán. EEUU sospecha que fue el organizador de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, que ocasionaron la muerte de unas tres mil personas.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2494 veces.