Tomar Nota: El papelazo de Insulza en la reunión de la OEA

José Miguel Insulza: mala nota

José Miguel Insulza: mala nota

Washington, agosto 23 - La expresión "tomar nota" en el contexto en que fue dicha por José Miguel Insulza disparó una inmediata controversia en el seno del Consejo Permanente de la OEA, reunido para analizar el caso de Paraguay.

La reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA no llegó este miércoles a un consenso sobre la situación institucional de Paraguay ya que mientras el titular del organismo, José Miguel Insulza, habló de "plena normalidad política" en ese país y anunció el envío de veedores electorales, los países de la Unasur cuestionaron ese diagnóstico y reclamaron que su rechazo constara en el acta de la reunión.  

 Las posiciones encontradas sobre la institucionalidad del actual gobierno de Paraguay, surgido de un controvertido juicio político que destituyó al presidente Fernando Lugo, hace dos meses, se hicieron presentes a pesar de la convocatoria a elecciones para el 21 de abril próximo que hizo el último lunes el actual mandatario, Federico Franco.

 Pese a la falta de consenso, básicamente por la oposición de países que integran la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Insulza ratificó en uso de las atribuciones de su cargo que enviará una misión de observación electoral a Paraguay y manifestó su esperanza de que ésta pueda empezar sus tareas más pronto de lo habitual, en noviembre, para acompañar también el "diálogo" entre las fuerzas políticas del país.   

"Espero mandarla con algunos meses de anticipación (...) creo que un buen momento para enviar la misión sería en noviembre", dijo Insulza, quien sin embargo indicó que la fecha exacta dependerá de las negociaciones con Asunción y, también, de los recursos disponibles para financiar la misión.

La sesión extraordinaria demandó más de tres horas de debate en torno al juicio político con el que se destituyó a Lugo de un día para el otro y esta decisión del secretario general, José Miguel Insulza, de enviar una misión de observación a Asunción para las elecciones generales de abril.

En vista del clima imperante en la sesión, y de que no conseguiría revertir ninguna posición, Insulza pidió dar por concluido el debate y "tomar nota" de todas las expresiones de los presentes, lo que disparó una polémica que ocupó la parte final de la sesión.

La representación de Argentina, a cargo de Pablo Bustamente, reaccionó ante la propuesta y reclamó “no tomar nota”, sino reflejar las intervenciones en el acta.

“Tomar nota significa reflejar en acta. No pretendí que se dé un acuerdo, simplemente que se tome nota”, reparó Insulza.

Bustamante insistió en su posición respecto a que “tomar nota” de las posturas sobre la misión a ser enviada a Paraguay sería equivalente a avalarla. “Que el consejo tome nota de algo es una decisión. Sugiero que no tome ninguna decisión. Entendemos que lo mejor es simplemente que quede en acta lo que cada uno dijo y punto”, dijo el representante argentino, citado por el diario asunceño ABC Color.

La postura de Argentina fue respaldada por el embajador de Venezuela, Roy Chaderton Matos. “Tomar nota es una de las expresiones más interesantes y hasta más excitantes de la historia diplomática” y destacó que tomar nota es “tomar una decisión”.

El embajador paraguayo, Bernardino Hugo Saguier, resaltó por su parte los "60 días de paz y tranquilidad" que vive el país luego de la crisis desatada con el juicio político a Lugo, el pasado 22 de junio.

Esta fue la sexta reunión convocada por el consejo para estudiar la crisis paraguaya.

Finalmente, el presidente del Consejo Permanente, el jamaiquino Stephen Vasciannie, decidió levantar la sesión y anunció para saldar la discusión que todas las intervenciones de la fecha van a ser “reflejadas en acta”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4708 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n212641.htmlCUS