Londres. La policía tiene rodeado el edificio sede de la Embajada de Ecuador para impedir salida de Assange

La policía de Londres entra y sale del edificio en Knightsbridge, sede de la Embajada de Ecuador

La policía de Londres entra y sale del edificio en Knightsbridge, sede de la Embajada de Ecuador

Credito: Daily Mail

17 de Agosto.- Julian Assange el fundador de Wikileaks, permanece encerrado en una habitación mal ventilada en la embajada ecuatoriana hoy, rodeado de decenas de policías al acecho.

El fugitivo tiene sólo una lámpara solar, una trotadora y conexión a internet en la raída habitación que ocupa en el apartamento de la planta baja del edificio en Knightsbridge, sede de la Embajada de Ecuador.

Las cortinas están casi siempre cerradas para evitar que la gente mire hacia adentro y puede dar un corto paseo por el desgastado corredor hasta un pequeño dispensador de agua.

Sin la luz del sol o el aire fresco, sus amigos temen que poco a poco vaya cayendo en una depresión. Sólo recientemente le fue cambiada una cama inflable por un buen colchón.

Un paso fuera del edificio y Assange será detenido por uno de los cerca de 40 funcionarios, que se mantuvieron en guardia hoy.

Hubo pocas señales de avance esta mañana después de que el país latinoamericano le concedió a Assange, de 41 años, el asilo político en medio de las caóticas escenas de ayer.

Tres camionetas de la policía permanecían estacionadas cerca del edificio esta mañana. Ellos tienen la mirada puesta en todas las posibles salidas y están listos para actuar si las multitudes se salen de control.

Unos 30 policías fueron ubicados fuera del edificio, mientras que se cree que hay más en el interior del mismo.

Se dice que están en las escaleras y tienen bloqueados todos los lugares , que podrían utilizarse para llevar a Assange al techo del edificio para abordar un helicóptero.

Dentro de la embajada, altos mandos de la policía sostienen tensas discusiones con funcionarios de la embajada sobre la forma de resolver la situación.

Los agentes en la mañana entraban y salían por la puerta de vidrio.

Frente a la policía una pequeña multitud de simpatizantes de Assange se reunieron en una acera de frente a la mansión.

Un peatón dijo al Mail Online que "Algunos de los manifestantes están durmiendo en la calle. Otros están simplemente dando vueltas y charlando para pasar el tiempo.

"Son la misma multitud que estaba aquí ayer, pero las cosas están mucho más tranquilas ahorita. La gente parece estar resignada al hecho de que esto no se va a resolver a corto plazo¨, expresó.

"La policía está yendo y viniendo a la embajada, pero nadie sabe lo que dice", terminó diciendo.

Traducción: Aporrea.org

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2661 veces.