Compañeros de la víctima afirman que fue asesinado por asfixia, mientras que la policía defiende que se suicidó

España: Muere un activista argentino en dudosas circunstancias tras ser detenido

Juan Pablo Torroija es un joven argentino de 41 años, padre de dos hijos, y afincado en España desde hace 8 años. Recientemente se había trasladado a Girona, después de vivir un largo periodo en Barcelona, donde fue integrante del movimiento “indignado”. Juan Pablo vivía en situación de okupa, pero fue víctima de un gran desalojo, lo que propició su cambio de residencia.

El 11 de julio, Juan Pablo Torroija es detenido por la policía en Girona. Aún no se conocen las causas de la detención, aunque la policía afirma que el joven “intentó robar un coche”, causa por la que se interpuso una denuncia. Sin embargo, el joven argentino ya había manifestado en alguna ocasión que “se sentía perseguido” por al policía debido a su activísimo en movimientos como el de los “indignados”.

Ese mismo día, a las 4:52 de la madrugada, el detenido fue ingresado en el Hospital Trueta de Girona con síntomas de asfixia y marcas de golpes en todo el cuerpo. Tres días más tarde, el joven muere en el hospital.

La policía asegura que la causa de la muerte del activista argentino es el suicidio por ahorcamiento. Sin embargo, un amigo de la víctima que se desplazó hasta el hospital pudo observar golpes en las costillas, piernas y manos, así como la nuez hundida en el cuello. Además, en la autopsia se refleja que la causa de la muerte se debe un paro cardiorespiratorio a causa de una lesión en el cuello, sin embargo, el cuello no presenta fractura alguna, por lo que la hipótesis del ahorcamiento presenta algunas dudas.

La misma persona que visitó a la víctima en el hospital, pudo conversar con un compañero italiano de éste, quien le explicó que Juan Pablo fue golpeado por la policía, además de hacer un gesto llevándose las manos al cuello a modo de asfixia, dando a entender la forma en que habría muerto su compañero. Por último, le avisó: “No hagas caso de lo que dice la policía”.

En los últimos días, un portavoz de la policía local habría informado de la existencia de un vídeo grabado por las cámaras de seguridad donde se apreciaría el suicidio del detenido en su celda. La familia de la víctima, por su parte, exige que se lleve a cabo una investigación exhaustiva para aclarar las causas de la muerte.

Los precedentes de los Mossos de Escuadra, quienes estarían también implicados en la detención y agresión al joven argentino, no son favorables. Este mismo año, tres personas habrían fallecido en dudosas circunstancias bajo su custodia. Además, la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura expone seis casos de supuestos suicidios en cárceles españolas en 2011.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3849 veces.

Comparte en las redes sociales


Notas relacionadas