Lo que les faltaba...

Estados Unidos privatiza la exploración cósmica

La lanzadora espacial Enterprise pasó a ser pieza de museo desde el 19 de julio de 2012

La lanzadora espacial Enterprise pasó a ser pieza de museo desde el 19 de julio de 2012

Washington, agosto 4 - La fiebre de la privatización en Estados Unidos se adueñó también del cosmos y la agencia espacial estadounidense NASA anunció que dará a las empresas Boeing, SpaceX y Sierra Nevada Corp. un total de 1 100 millones de dólares para el desarrollo espacial en el sector privado en los próximos 21 meses.

Lo contradictorio es que Estados Unidos cerró su programa de transbordadores espaciales, y en la actualidad dependen de las naves rusas para enviar astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI), pero ahora le da fondos a esos consorcios con el objetivo de conseguir que en los próximos cinco años se reanuden misiones tripuladas de bandera estadounidense.

El gigante aeronáutico Boeing recibirá 460 millones de dólares, mientras que SpaceX, dirigida por Elon Musk, cofundador de Paypal y Tesla Motors, será dotada con 440 millones. En el caso de Sierra Nevada Corp., tendrá acceso a 212,5 millones de dólares.

Las tres compañías deberán diseñar y desarrollar un medio de transporte de astronautas a la estación espacial para 2017, mientras que las primeras pruebas operativas deberán completarse en mayo de 2014, fecha límite para los fondos comprometidos este viernes.

El objetivo es que «no nos encontremos en la situación en la que estamos hoy», dijo en una rueda de prensa el administrador de la NASA, Charles Bolden, en referencia a la necesidad de recurrir a la nave rusa Soyuz para viajar a la EEI a un precio que ronda los 63 millones de dólares por asiento.

Cada una de las tres compañías estadounidenses trabaja desde hace tiempo en nuevos programas espaciales comerciales y han recibido apoyo de fondos de la NASA con anterioridad, aunque este anuncio abre la tercera fase en el camino para contar finalmente con un sustituto de los transbordadores espaciales.

Boeing trabaja actualmente en el CST-100, una cápsula capaz de transportar a siete personas, similar al proyecto Dragon de SpaceX, que en mayo hizo historia al ser la primera nave comercial que se acoplaba a la EEI, en esa ocasión sin tripulación.

Sierra Nevada está haciendo pruebas preliminares para poner en operación el Dream Chaser, un planeador espacial parecido a una versión reducida del retirado transbordador.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2402 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n211249.htmlCUS