Encarcelar a inmigrantes: Un negocio creciente en EEUU

Credito: Archivo

03/08/12.-Encarcelar a los indocumentados es un negocio lucrativo para las empresas privadas de reclusorios en Estados Unidos (EEUU), que desde 2000 gastaron más de 32 millones de dólares en el cabildeo para dirigir más fondos a nivel federal para los centros privados de detención.

El pago de los contribuyentes estadounidenses estimado para este año alcanza 2 millones de dólares, y una gran parte de estos fondos se destinará a la creación de nuevas instalaciones para albergar a los 400.000 inmigrantes que se detienen cada año.

El alojamiento de cada persona detenida cuesta a los contribuyentes alrededor de 166 dólares por una noche, precio que creció más de dos veces desde el 2004. Y cada vez más prisioneros se encuentran encarcelados precisamente porque el gobierno arresta cada vez más a los inmigrantes indocumentados.

Hace diez años, unos 3.300 inmigrantes indocumentados se contenían en prisiones privadas. Ahora, ese número ha crecido hasta más de 23.000. Con este aumento de los detenidos, las empresas privadas de reclusorios en EEUU han visto aumentar su ingreso de 760 millones de dólares a 5.100 millones.

Mientras que las compañías niegan que traten de influir en la legislación, muchas de sus donaciones se produjeron justo después de los legisladores apoyaron la iniciativa de dirigir más fondos a las cárceles privadas.

“Si el dinero se está incrementando de manera significativa a la esfera de la inmigración ilegal, entonces eso es un cambio de política … un cambio significativo “, dijo James Thurber, director del Centro de la Universidad Americana de Estudios del Congreso y del Presidente (American University’s Center for Congressional & Presidential Studies).

Según las revelaciones de una agencia de noticias, el senador John McCain recibió 71.000 dólares después de que dejara de apoyar un proyecto de ley que daría a los inmigrantes indocumentados un camino para recibir la ciudadanía.

El republicano John Boehner, que votó a favor de las iniciativas que ayudarían a reducir la inmigración ilegal, recibió 63.000 dólares. A los Comités del Partido Republicano, que en general apoyan un sistema de inmigración duroEl pago de los contribuyentes estadounidenses estimado para este año alcanza 2 millones de dólares, y una gran parte de estos fondos se destinará a la creación de nuevas instalaciones para albergar a los 400.000 inmigrantes que se detienen cada año., les dieron 450.000 dólares en donaciones, mientras que los demócratas recibieron menos de la mitad de esa cantidad.

Una gran parte de las empresas que cabildean fondos para las cárceles privadas se han trasladado a los estados fronterizos de EE.UU, como Texas, u otros estados que tienen un alto número de inmigrantes, como Florida.

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) tiene planes de construir o ampliar las cárceles privadas para inmigrantes en Newark, Nueva Jersey, en los suburbios de Chicago y en el desierto de Mojave California. Pedro Guzmán pasó 19 meses encerrado en un centro de detención privado.

A pesar de que estaba casado con una estadounidense, el ICE consideró que su estadía en el país era ilegal después de que se perdiera su solicitud de asilo. Tras pasar un año y medio encerrado, se le concedió una residencia permanente legal.

“Es un negocio millonario, y reciben ganancias de cada persona que ingresa aquí cada noche. Y el dinero de los contribuyentes cada día se destina para financiar esto”, dijo.

Mientras que el presidente Barack Obama urge a buscar alternativas para mejorar la situación de los indocumentados en el país, el Congreso puede aprobar cualquier nivel de financiamiento de las detenciones que quiere, dejando un hueco especial para las cárceles privadas.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4034 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n211230.htmlCUS