Se utilizará un robot

Imposible desactivarlas: Detonarán trampas explosivas del apartamento del autor de masacre en EEUU

Denver, julio 21 - El apartamento de James Holmes, autor de los disparos que mataron a 12 personas y dejaron casi 60 heridos en la ciudad de Aurora, un suburbio de Denver, es una trampa llena de explosivos que los efectivos de seguridad tratarán de desactivar con detonaciones controladas en unas horas con la ayuda de un robot, según fuentes policiales.

A última hora del viernes, la policía de Aurora determinó que no se puede desactivar. la serie de trampas explosivas y detonadores instalados en el piso de Holmes Ahora planea volar los dispositivos en lugar de tratar de desactivarlos, algo que se intentará hacer a lo largo del sábado.

Antes de llevar a cabo cualquier detonación, que es probable sea limitada, la policía va a cerrar al tráfico las calles cercanas. El edificio de apartamentos, así como varios edificios cercanos, permanecen desalojados por precaución.
Una trampa

James Holmes había instalado un potente equipo de audio en su apartamento que se encendía con un temporizador, comentó una fuente cercana a la investigación,. De hecho, ya por la noche saltó el dispositivo y se pudo escuchar durante la noche música a todo volumen procedente del piso.

"Parece que lo que ha activado la música es un temporizador", comentó dicha fuente. "Al estar a un volumen tan alto, alguien podría tratar de entrar y activar eventualmente los artefactos explosivos".

La policía controla desde la madrugada del viernes el edicicio de apartamentos en donde vivía el asesino, a seis kilómetros de los cines en donde abrió fuego en una sala de cine.
Precaución

El jefe de policía de Aurora, Daniel Oates, consideró que "el apartamento es una trampa explosiva". "Estamos tratando de determinar la forma de desarmar a los materiales inflamables o explosivos, afirmó, y auguró: "Podríamos estar aquí durante horas o días". Oates calificó las imágenes obtenidas del interior del apartamento como "inquietantes". "Parece muy sofisticado".

Una unidad de fuerzas especiales entró con gran cautela por las ventanas del apartamento, ayudados por cámaras de fibra óptica, en la tercera planta de un edificio, tras la confesión de Holmes. Allí encontraron "dispositivos incendiarios, algunos elementos químicos conectados con toda clase de cables". "No es algo que haya visto antes", explicó Oates.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3555 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n210293.htmlCUS