Fuerza Aérea estadounidense entrena pilotos de aviones no tripulados rastreando a civiles

Credito: VTV

9 de julio.- La base de la fuerza aérea Holloman, en el borde oriental del Rango de Misiles Arenas Blancas en Nuevo México, a 200 millas al sur de Albuquerque, fue una vez famosa por las maniobras temerarias de los que se entrenaron allí.

Actualmente muchos de los pilotos en la base Holloman nunca despegan. La base ha sido convertida en un centro primario de entrenamiento de la Fuerza Aérea de EE. UU. para operadores de aviones no tripulados, donde los pilotos pasan sus días en remolques de color arena cerca de una pista desde la que sus aviones despegan sin ellos. Dentro de cada remolque, un piloto vuela su avión desde una silla acolchada, usando una palanca de mando y un acelerador, mientras su compañero, el "operador de sensores", se centra en las imágenes granuladas en movimiento a través de una pantalla de vídeo, dirigiendo misiles a sus objetivos con un láser.

La base se encuentra sobre casi 60.000 hectáreas de tierras baldías del desierto, cerca de colinas escarpadas congeladas por la nieve durante varios meses del año -- un campo de entrenamiento perfecto para los pilotos que volarán aviones no tripulados Predators y Reapers sobre el terreno similarmente hostil de Afganistán. 

Un pequeño grupo de periodistas que visitaron la base, fueron llevados a un puesto de comando donde una gran pantalla plana de televisión estaba transmitiendo imágenes de un video desde un avión no tripulado volando alto. Los periodistas observaron un automóvil blanco circulando en la autopista  adyacente a la base que entró en el punto de mira del centro de la pantalla y fue seguido mientras se dirigía hacia el sur por el camino del desierto. Cuando el auto salió de la imagen, el avión no tripulado comenzó a seguir a otro auto.

Un periodista preguntó, "Esperen, ¿ustedes practican el rastreo a enemigos utilizando autos de civiles? Un oficial de la fuerza aérea respondió que ésta solo era una misión de entrenamiento, y luego el grupo de periodistas fue sacado rápidamente de la habitación.

Aunque el Pentágono está incrementando su flota de aviones no tripulados en un 30% y líderes militares estiman que, en más o menos un año, el número de pilotos de la fuerza aérea que vuelan drones podría ser más alto que el número de pilotos que realmente despegan, mucho acerca de cómo y donde el gobierno de EE. UU. opera aviones no tripulados sigue siendo un secreto. Incluso los pilotos entrevistados por los periodistas usaban cinta adhesiva negra sobre sus etiquetas de identificación. La Fuerza Aérea, citando preocupaciones por la seguridad de los pilotos, les prohíbe revelar sus apellidos.

Es ampliamente conocido que los EE. UU. tiene tres programas diferentes de aviones no tripulados. El primero es el programa reconocido públicamente dirigido por el Pentágono que ha estado operando en Irak y Afganistán. Los otros dos son programas clasificados dirigidos separadamente por la CIA y el Comando Conjunto de Operaciones Especiales del ejército, que mantienen listas separadas de personas que son objetivos para asesinar.

(*) Traducción por Ivana Cardinale para el Correo del Orinoco

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5197 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n209408.htmlCUS