Respalda propuesta rusa de que Irán se sume a las negociaciones

Admite Annan que fracasó el plan de Naciones Unidas para pacificar Siria

Kofi Annan

Kofi Annan

Credito: Reuters

8 de julio de 2012.- El enviado especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para Siria, Kofi Annan, autor de un plan de paz propuesto el 12 de abril pasado, admitió este sábado que es evidente que no tuvimos éxito y quizá no haya garantía alguna de que lo vayamos a tener.

Annan, quien asumió la misión de mediador de la ONU con Siria en marzo pasado, se sumó a la propuesta hecha por Rusia hace semanas de que el gobierno de Irán participe en la solución del conflicto sirio, que estalló en marzo de 2011 con manifestaciones populares contra el presidente Bashar Assad y el partido nacionalista Baaz, las cuales se transformaron en agosto pasado en un movimiento opositor armado, apoyado desde el extranjero.

Las declaraciones de Annan fueron publicadas por el diario parisiense Le Monde un día después de que representantes de un centenar de países que conforman el llamado Grupo de Amigos del Pueblo Sirio se reunieron en París y se pronunciaron al final por que el Consejo de Seguridad de la ONU sancione a Damasco con medidas de alcance militar y no como hasta ahora, sólo con acciones de carácter diplomático y comercial.

El conflicto militar sirio nuevamente se salió de las fronteras nacionales este sábado, cuando tropas gubernamentales que perseguían a presuntos milicianos de la oposición dispararon proyectiles de mortero sobre una localidad del norte de Líbano. La arremetida causó la muerte de dos mujeres y un hombre del pueblo Al Mahatta, en la región de Wadi Khaled.

A diferencia del gobierno de Turquía, el de Líbano ha evitado intervenir en la problemática de su vecino, aunque su territorio ya ha sido escenario de otros choques y ha habido reportes de que es utilizado por los disidentes para internarse a Siria y llevar armas y otros recursos para la insurreción.

Las tensiones con Turquía crecieron en los últimos dos meses, hasta el punto en que el 22 de junio un avión militar turco fue derribado y otras naves han disuadido a helicópteros sirios que se han acercado a la línea limítrofe.

Según Igor Korothenko, presidente del consejo social del Ministerio de Defensa de Rusia, el avión turco F4 Phantom, de fabricación estadunidense, derribado el mes pasado, cumplía una misión de inteligencia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

Hasta ahora Damasco no ha dado a conocer cómo abatió la nave de Ankara y sólo informó que el F4 Phantom violó su espacio aéreo frente al puerto de Latakia, en el Mediterráneo. El alto mando militar turco aseguró que su aparato sólo se ocupaba de una misión de rutina.

Sin embargo, Korothenko dijo que el cazabombardero realizaba labores de espionaje electrónico y grababa imágenes de sitios importantes.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4473 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n209367.htmlCUS