Drones en Yemen con permiso para matar, aunque no estén seguros de la identidad del blanco

Credito: Archivo

The Washington Post reveló hoy que Estados Unidos ha comenzado a lanzar ataques con aviones no tripulados contra presuntos miembros de Al-Qaeda en Yemen, bajo un nuevo reglamento aprobado por el Presidente Obama que permite a la CIA y a los militares disparar, incluso cuando la identidad de los que podrían ser asesinados no se sepa con certeza, dijeron funcionarios estadounidenses.

El cambio de política marca una significativa expansión de la guerra clandestina de dronescontra una filial de al-Qaeda, que se ha apoderado de grandes zonas deYemen, y supuestamente está vinculada a una serie de planes terroristas contra los Estados Unidos.

Funcionarios estadounidenses dijeron al diario que Obama aprobó la operación este mes y que el asesinato de un agente de Al Qaeda cerca de la frontera de la provincia de Marib, Yemen, esta semana, fue uno de los primeros ataques llevados a cabo bajo el nuevo reglamento.

La decisión de dar a la CIA y al Comando Conjunto de Operaciones Especiales de EE.UU. (JSOC) mayor margen de maniobra es casi seguro el escalamiento de las acciones con drones, que ya se habían acelerado de manera significativa este año, con al menos nueve ataques en menos de cuatro meses. El número es casi igual a la suma de todos los ataques aéreos el año pasado.

La CIA y el JSOC podrán disparar contra objetivos basándose únicamente en información de inteligencia, obtenida a través de interceptaciones de señales, fuentes humanas y vigilancia aérea, y que indican la presencia de un agente importante o una trama contra los intereses estadounidenses. No será necesario estar 100 por ciento seguros de que el objetivo es realmente el blanco del impacto de los drones.

Hasta ahora, el gobierno había permitido estas acciones solo contra de conocidos líderes terroristas que aparecen en las listas secretas de la CIA y los objetivos de JSOC y cuya ubicación se podía confirmar.

Algunos congresistas han expresado su preocupación de que el uso de estas acciones aumentará la probabilidad de matar a personas que no están involucrados en complots contra los Estados Unidos, lo que enfurecerá aún más a las tribus yemeníes y, potencialmente, creará una nueva generación de reclutas de al-Qaeda.

*(Traducido por Cubadebate)

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5109 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n203852.htmlCUS