Boliviamar una salida al mar de Bolivia

Varias mujeres del Altiplano mojaron sus pies en el mar durante el relanzamiento de Boliviamar.

Varias mujeres del Altiplano mojaron sus pies en el mar durante el relanzamiento de Boliviamar.

Credito: EFE

Credito: UN

Caracas, 24 Oct. 2010 - El relanzamiento del acuerdo Boliviamar entre Bolivia y Perú, parece darle un nuevo aire a las negociaciones entre Santiago y La Paz por una salida soberana al mar.

El viernes, el senador chileno Pablo Longueira, del conservador partido Unión Demócrata Independiente (UDI), integrante de la coalición derechista que apoya al gobierno de Sebastián Piñera, se manifestó en favor de dar a Bolivia una salida soberana al océano Pacífico y sugirió que la idea sea sometida a un plebiscito en 2011.
Longueira destacó que "eso es lo que hacen los países inteligentes".

La propuesta fue aplaudida por el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien expresó su deseo de que la iniciativa se lleve adelante, y aseguró que es "producto de la confianza" entre los gobiernos de ambos países, que debe ayudar a resolver "demandas y diferencias históricas".

Según los analistas, relanzar Boliviamar buscaba presionar a Chile en este sentido.
El diario La Tercera de Chile reveló que, el lunes pasado, el embajador de Chile en Bolivia, Walker San Miguel, solicitó a Morales que el acto de Ilo no fuera a deteriorar las relaciones con Chile.

A lo que Morales consideró que sería cuidadoso pero que había que enviar "una señal a Santiago para apurar una solución concreta a la demanda marítima".

"En La Paz apuntan a la vicecanciller Mónica Soriano como una impulsora de esta estrategia de presión sobre Chile para lograr avances en la próxima reunión en Chile", prevista para finales de este mes, según recogió el diario.
Por su parte, el ex presidente de Bolivia Jaime Paz Zamora, indicó que el acuerdo entre Perú y Bolivia debería preocupar a Chile.

Zamora manifestó que si la demanda comercial boliviana se va a los puertos del Perú, Chile podría perder más de tres mil millones de dólares. Incluso mencionó la posibilidad de exportar gas por Ilo, ahora que Perú construye el gasoducto surandino.

Por su parte, el diario La Razón de Bolivia, recogió las declaraciones de legisladores chilenos que manifestaron esperar que la "irrupción" de Perú no dañara las conversaciones con Bolivia.
El senador del partido Socialista, Fulvi Rossi Ciocca, destacó que Chile ha otorgado a Bolivia muchas facilidades para acceder al mar, pero "más bien el obstáculo para que Bolivia salga al Pacífico es Perú".

Entre Chile y Perú. En este punto, cabría recordar la disputa entre Perú y Chile por los límites marítimos entre ambos países, la cual está en estos momentos en la Corte Penal Internacional de La Haya.
En su momento, el mandatario boliviano manifestó que la intención de Perú con esta acción era impedir que su país alcanzara su deseo de obtener una salida al mar.

Según manifestó, Morales tenía información de que para el presidente Alan García el corredor para Bolivia no podía ser por la frontera entre Perú y Chile, es decir por Arica, por lo cual el objeto de la demanda era perjudicar las aspiraciones de La Paz.

Tanto García como su canciller José Antonio García Belaúnde manifestaron en la oportunidad del relanzamiento de Boliviamar que Perú no sería un obstáculo para que Bolivia obtuviese un corredor soberano al mar, y que si la solución era por Arica y su país debía ser consultado como lo conviene el Tratado de 1929 entre Chile y Perú, darían su apoyo.

La única condición que Perú solicitaría es que se respeten las servidumbres (derechos de utilidad de Perú sobre infraestructura chilena) que tiene en Arica en función del Tratado de 1929 que establece los límites territoriales entre los dos países.

Bolivia podría estar en medio de una lucha de intereses particulares de ambos países que terminaría por favorecerla.
Para algunos analistas, la acción peruana vista por los países suramericanos como un gesto generoso y progresista busca rendir réditos -ya que Chile jugaría un papel de liderazgo al otorgar la salida al mar a Bolivia-, para su propia causa, que podría decidirse en una negociación bilateral.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 8075 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /internacionales/n168191.htmlCUS