También opinó sobre las críticas de "los intelectuales"

(VIDEO) Müller Rojas en Mesa de análisis de coyuntura sobre Honduras del CIM: Golpe de Estado pone a prueba a Estados Unidos

Víctor Ríos, Gral. Alberto Muller Rojas, Luis Bonilla y Edgardo Lander

Víctor Ríos, Gral. Alberto Muller Rojas, Luis Bonilla y Edgardo Lander

Credito: CIM

1 de julio de 2009.- El golpe de Estado en Honduras es un desafío para al gobierno de los Estados Unidos, expresó el General Alberto Müller Rojas en el marco de la Mesa de análisis de coyuntura acerca del caso Honduras y la situación nacional, organizada este miércoles 01 de julio por el Centro Internacional Miranda 

Müller Rojas expresó que si los golpitas hondureños logran hacer eficaz su amenaza de encarcelar al presidente Zelaya le restaría credibilidad al discurso del presidente Obama, pues “allí se están enfrentado sectores neoconservadores norteamericanos que controlan lo que se conoce como el complejo industrial militar, que obviamente está detrás de los hechos ocurridos en Honduras”.

Llama la atención que una vez reunida la Asamblea General de las Naciones Unidas no haya referido el problema al Consejo de Seguridad de la ONU, expresó el General Müller, quien considera como  un gesto de valor, pero sin significado que Zelaya llegue a Honduras acompañado por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, la Presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner y su par ecuatoriano Rafael Correa, “tal gesto tendría valor si ellos fuesen con las fuerzas de cascos azules detrás, pues éstas representan la garantía del sistema internacional para cumplir la decisión que tomó las Naciones Unidas”.

Coyuntura nacional

En materia nacional el dirigente del PSUV cree necesario reflexionar acerca de las críticas realizadas en el pasado 2 y 3 de junio en el Encuentro de Intelectuales, Democracia y Socialismo: callejones sin salida y caminos de apertura,“llamé la atención a la dirección nacional del partido sobre la necesidad de ver con seriedad las observaciones que hacían los pensadores que se han dedicado a estudiar el fenómeno político y social, que en este hicieron algunas criticas que son perfectamente validas y que nosotros debemos considerar”. 

Así mismo, expresó que “allí se generó una situación prácticamente de intolerancia que yo no comparto. Creo que unas de las bases del socialismo y así lo dice este autor tan citado por el presidente Chávez, Istzván Meszáros  ‘la autocrítica es posiblemente el instrumento fundamental para realmente adelantar un proceso de cambio’ como se propone el  socialismo. Yo valoré el esfuerzo que se hizo en este encuentro y creo que ya el presidente Chávez ha hecho las reflexiones pertinentes para también valorar ese hecho” 

En esta actividad también participaron Edgardo Lander, profesor de la UCV, Víctor Ríos, cooperante internacional del CIM y Luis Bonilla, Presidente del Centro Internacional Miranda quien fungió como moderador. Bonilla comentó que con este evento se da inicio al ciclo de Mesas de análisis de coyuntura que se desarrollarán todos los miércoles.


MESA DE ANÁLISIS DE COYUNTURA: LA SITUCIÓN NACIONAL Y EL CASO HONDURAS.  

Centro internacional Miranda

Gral. (E) ALBERTO MÜLLER ROJAS

PONENCIA 1 JULIO 2009 

     Bueno, muchísimas gracias por la invitación. Hablar de la coyuntura actual requiere de una aclaratoria más teórica, los Estados como expresiones político-jurídica de los pueblos se basaban en un principio fundamental, el de la soberanía, y esa soberanía se fundamenta sobre lo que se llamaba la “impermeabilidad de los límites”.

     Tal impermeabilidad nunca fue una realidad, usando diversos mecanismos con fines económicos y con fines políticos se pudo en el pasado, penetrar esos límites y actuar como quinta columna, como elementos ilegítimos que de alguna manera se filtran dentro de la vida de los pueblos que eran jurisdiccionados por los Estados.

     Y en esa medida, como ocurre en por el capitalismo, se producía una acumulación de poder especialmente lo que conformaba el Centro de Heartland of the World, lo que llaman en geopolítica: el corazón del planeta, donde se ubicaban casi todos los Estados industrialmente desarrollados. En esa misma medida esa impermeabilidad de los límites dejaba de tener efecto, y la capacidad reguladora que se había venido generando dentro de un sistema en el que cada vez sus elementos se hacían más interdependientes entre sí, hacía casi imposible mantener esa impermeabilidad del Estado.

     De manera que generalmente la soberanía de los estados menos desarrollados, de los estados más débiles, era producto de la garantía de la protección de una gran potencia, entendiendo como tal un estado que tenía capacidad de intervenir en todas las situaciones que se presentaban a lo largo y ancho del planeta.

     Es dentro de esa concepción que aparece una cuestión interesante, en donde un conjunto de Estados competidores entre sí, se convertían en “tutores”, por decirlo de alguna manera, de los estados menos desarrollados y más débiles que formaban parte del sistema internacional.

     En particular, estos estados más débiles que formaban parte de lo que en geopolítica  se llama “hinterland” —la periferia del corazón—, a lo interno tenían una gran capacidad reguladora y los sistemas políticos se desenvolvían de acuerdo a la dinámica de las fuerzas que actuaban en ellos, y eso se consagró aún hasta el momento de la Guerra Fría, donde en cierta forma, las dos potencias que se disputaban la hegemonía en el sistema internacional servían de garantes de las decisiones internas de los estados que más o menos se colocaban alternativamente bajo la protección de una u otra de las superpotencias que escenificaban la política internacional.

     Cuando se desvanece la URSS, el sistema internacional queda en las manos de una sola potencia, los EEUU, y en vez de intentar manejar el problema dentro del entorno establecido, por allá en 1997 formulan una tesis entre cuyos pensadores estuvo el vicepresidente de los Estados Unidos y el ex secretario de defensa; uno de los más cercanos personajes de lo que sería el gobierno de George W. Bush, y que articularía la tesis del Nuevo Siglo Americano.

     Esa tesis del Nuevo Siglo Americano en cierta forma pasa por desconocer todas las instituciones de orden que existían en el sistema internacional, y cuando hablo de todas las instituciones de orden no solamente me refiero a los organismos internacionales que se encargaban de servir de forum para el debate político a nivel internacional, sino las propias leyes que conformaban el derecho internacional, cuidadosamente construidas a lo largo de la historia. Hace 200 años que se empezó a conformar el llamado derecho internacional público, toda esa realidad fue el resultado de un trabajoso esfuerzo  por regular las relaciones entre los pueblos y las relaciones en los pueblos, los gobernantes y los gobernados, todo ese andamiaje de hecho quedó destruido con la invasión de Afganistán, primero, y posteriormente la invasión a Irak, bajo las excusas sustentadas en totales falsedades que solamente expresaban la voluntad de poder, no diría yo de los EEUU sino de una plutocracia que sería la organizadora y que ocupaba o que dominaba el mercado internacional, lo oligopolios, generalmente multifuncionales, empresas multinacionales que controlaban desde el mundo de la producción hasta el mundo de las finanzas. Lo que fue posteriormente una realidad del Imperio, resultó como dominación del mundo de las finanzas y de muchos otros espacios.

     Se habló  del fin de la historia, porque prácticamente cuando uno observaba desde una perspectiva de la política real, no había un poder en el mundo con capacidad de frenar el proyecto del Nuevo Siglo Americano, traducido en términos militares en lo que se llama hoy la guerra de 4ta generación. De manera que para todos los efectos dentro de este marco real y teórico del Nuevo Siglo Americano, la impermeabilidad de los límites del Estado, su soberanía, la capacidad de regular la vida de los hombres por parte del Estado, ya sea mediante disposiciones internas o mediante acuerdos internacionales en órganos supranacionales, quedó de hecho borrada.

     El problema de las relaciones sociales, el problema de la política hoy, está colocado a escala global, no está colocado dentro de los estados ni en sub-regiones que ellos sean capaces de organizar; está colocada en términos globales, y se disputan dos tesis, para utilizar la terminología que utiliza el ilustre embajador Pineda, la que sostiene la uni-polaridad del imperio y una que formuló por primera vez Dante Alighieri, la tesis de la monarquía, la que mencionó en una obra suya de la monarquía, y la tesis de la pluri-polaridad, que admite la idea de que hayan diversos centros de poder no necesariamente estadales que se mantengan en equilibrio y puedan lograr una realidad pacífica y una convivencia pacífica entre los seres humanos. Tal vez dentro de la idea de Kant, en su obra Ensayo sobre la paz perpetua, ese es el juego político que hoy en día está en desarrollo.

     Entonces, en este momento lo que estamos viendo y lo que está impactando la realidad internacional es un hecho que se está realizado dentro de las prácticas vigentes en el pensamiento del Nuevo Siglo Americano formulado y mantenido, es un hecho que por lo tanto detrás de este pronunciamiento que hacen los militares hondureños, que son un pequeño, muy pequeño ejército, incluso en los estándares centroamericanos, pero si reconozco que es bien entrenado y bien equipado, este pequeño ejército en conjunción con los grupos que son de alguna manera dependientes de actores trasnacionales que se constituyen la plutocracia que domina el mercado internacional.

     Y ese desafío de este pequeño grupo, no del gobierno hondureño ni, mucho menos, del emergente poder norteamericano, sino del proceso de integración que está dando lugar a la formación de un gran estado que integra a los pueblos que compartimos la cultura mestiza, que hemos logrado configurar a lo largo de 5 siglos de intercambios biológicos y culturales, entre pueblos de raíces distintas para formar lo que José Vasconcelos el mexicano llamo la raza cósmica. Es un desafío para el que todavía no tenemos el poder para enfrentarlo, los poderes que presentan estos oligopolios que dominan el mercado internacional y a través de ellos controlan de alguna manera los flujos internacionales. El desafío es luchar por el cambio. Lo que está en juego es la posibilidad de que el nuevo presidente norteamericano pueda verdaderamente gobernar los EEUU o quede como un simple pelele, con los problemas que eso va a generar dentro de esa sociedad, problemas que ya no están simplemente realizándose en el área social, sino que empiezan a tener receptividad no sólo en el campo político, sino en el campo militar.

      En el campo militar, rompiendo 200 años de tradición política en los Estados Unidos se acaba de crear un comando de seguridad, un comando militar estratégico de seguridad interna, con la misma categoría que el comando centro, que el Comando del Pacífico, que el comando del Norte, y con la misma categoría de los comandos estratégico de los últimos 20 años, que resguarda tanto la política exterior como la política interior de EEUU. Porque la diplomacia norteamericana pasó a ser simplemente una agencia de viajes para organizar las agendas de los comandantes estratégicos de los EEUU en sus visitas a los distintos  gobiernos y la desaparición de la diplomacia formal y su sustitución por lo que se llama diplomacia pública que ejercen directamente los jefes de Estado, o que otros llaman diplomacia del comfort, que es la diplomacia que hacen los entes gubernamentales, a través de única y exclusivamente la intimidación, no hay negociación política a escala internacional cuando intervienen los agentes norteamericanos.

     Esto un desafío hacia los Estados Unidos, hacia su gobierno, aunque desde luego de salir victorioso afecta el proceso de integración de Norteamérica y lo va a afectar de manera sensible, pero no lo afectará tanto como afecta la credibilidad del propio presidente de EEUU y de los gobiernos que constituyen sus aliados inmediatos y son los miembros de la OTAN, que todos condenaron el golpe de estado en Honduras y lo condenaron porque están en presencia de nuevas fuerzas que tienden a la pluri-polaridad. Es una realidad la recuperación de la Federación Rusa y sobre todo no solamente su recuperación política y económica, sino su recuperación militar. Los rusos han respondido con fuerza a los intentos de desplegar nuevos elementos militares como amenaza en lo que fue antes su zona de influencia en la Europa del Este.

     Lo que es China que tradicionalmente por siglos, más bien había tenido una conducta defensiva: de ahí la muralla China, hoy en día está colocando satélites capaces de darle varias vueltas al planeta, con lo que esta mostrando su capacidad de enviar armas nucleares hacia los EEUU o hacia otro país que represente una amenaza. La India está en iguales condiciones y hay una cuestión ahora que está en pleno juego en la realidad internacional, el caso de Pakistán, un país que ha tenido una política armamentista y que también está armado con instrumentos o armas de destrucción masiva.

     De manera que el juego no lo tienen tan claro. Los neoconservadores autores del proyecto político del Nuevo Siglo Americano, no lo tienen tan claro, y sus asociados, que representan su alianza táctica, tampoco parecen tenerlo tan claro. Por supuesto que de ese cerco que tiene el mundo capitalista de hoy, el flanco más débil es el que representa la integración suramericana, y dentro de ese proceso, el más débil es el centroamericano y particularmente el estado hondureño.

     Honduras políticamente —y desde la perspectiva de su cultura— es el estado más retrasado que tiene Centroamérica, aquí (Venezuela) será atrasado económicamente pero  políticamente aquí hay todo un desarrollo muchísimo mayor que el que tiene Honduras. Honduras es un estado auténticamente feudal, todo está repartido entre tres o cuatro familias y con unas fuerzas armadas cuyos cuadros, a diferencia de los demás, son solamente los nobles hijos de esas élites, allí nunca ha habido oficiales de las clases populares como aquí se podría citar a Páez, por ejemplo, o en Chile a O’Higgings, quien era un hombre de provincia también, de emigrantes etc. En Honduras, por el contrario, son los hijos descendientes o los hijos bastardos de esas familias que ejercen señoríos en Honduras. De manera que lo que está en juego es tratar de romper el cerco que le tienen las fuerzas que luchan por la pluri-polaridad en el sistema internacional rompiendo los esfuerzos de integración suramericana, ese es   el objetivo a mi juicio de la acción que se dio en Honduras.

     Si la amenaza que ellos han hecho a la vida o a la detención del presidente Zelaya simplemente, no se combate entonces se reproducirá y constituirá una amenaza. Pero bueno, la derrota de los neo-conservadores a escala global es total, quedan sin respiración.

     Primero ellos están consciente que tienen un pueblo aterrorizado. Ese pueblo no está organizado políticamente como lo estaba el pueblo venezolano, no tiene conciencia política, está aterrorizado. Yo veo poco probable que ese pueblo pueda emprender una acción políticamente capaz de establecer el retorno y el reestablecimiento en el poder de Zelaya. Si uno ve las fotos de las tales movilizaciones populares, se parecen a las marchas de los escuálidos aquí en Caracas, en las últimas horas antes de salir para acá, habían unas movilizaciones en San Pedro, que parecían mucho más pobladas que las que se veían en la capital. Además ellos deben contar con una garantía de apoyo externo para contener esa amenaza, ¿quien se las da? Y lo que debe llamar la atención y con esto concluyo, es que el único organismo supranacional que tiene funcionalmente la capacidad para movilizar fuerzas militares para operaciones de paz es el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ni siquiera ha sido convocado para estudiar esta situación, y allí actúan solamente delegados que manejan o que están involucrados en negocios de armamentismo y seguridad estratégica a escala internacional.

     Llama la atención que reunida la Asamblea General de las Naciones Unidas y habiéndose pronunciado, la Asamblea no haya referido el problema al Consejo de Seguridad, de manera que yo creo que si Zelaya va allá con el secretario general de la OEA con la presidenta Fernández de Kichner, de Argentina, y el presidente Rafael Correa, de Ecuador, es un gesto de valor pero sin significado. Ese gesto tendría significado si ellos fuesen con una fuerza de cascos azules atrás que representara la garantía del sistema internacional de que se cumplirá la decisión que tomó ayer la OEA.

----

RESPUESTAS A LAS PREGUNTAS 

     Yo considero un error que después de que abiertamente toda la estructura del derecho internacional ha apoyado a Zelaya, la conducta de la oposición ha conducido realmente a apartadas en el juego político. Y el juego se desarrolla únicamente en el ámbito del poder y por ello se ha debido recurrir al derecho internacional público y sus instituciones como si ellas fueran completamente legítimas.

     Si en la guerra de las Malvinas la OEA prácticamente dejó de tener eficacia en sus propósitos que eran simplemente garantizar la no intervención de potencias extracontinentales en los programas internos de América. Entonces, ¿cómo vamos a recurrir a la OEA? Incluso ni siquiera se puede recurrir a la Junta Interamericana de Defensa porque ya la Junta Interamericana de Defensa mucho antes del conflicto del Atlántico Sur, dejó de ser una institución encargada de garantizar la paz en el continente americano, o los continentes americanos porque geográficamente son dos unidos por un istmo, son dos desde el punto de vista de la definición geográfica de continente, son dos unidos por un istmo y una cadena de islas.

     De manera que nosotros no podríamos recurrir a una institución y a un sistema, incluso a una Carta Democrática que los propios gobiernos progresistas de América del sur rechazaron y que estuvo en la base del proceso revolucionario venezolano, la aprobación de la Carta Democrática en el seno de la OEA, o recurrir a la ONU —que fue prácticamente pateada cuando se declaró la guerra preventiva como se ha llamado, pero el termino correcto es preventive war, una acción que se adelanta a los acontecimientos, no una acción que los prevé, un tipo de conducta donde yo puedo considerar en estos momentos, por ejemplo, que dentro de 30 años Curazao, Aruba y Bonaire son una amenaza para Venezuela, entonces yo mando mis SUKOI y bombardeo, porque dentro de 30 años podrían tener la intención de invadir a Venezuela, esa es la fundamentación del tipo de guerra desarrollado por el Proyecto del Nuevo Siglo Americano y la estrategia correspondiente de la llamada Guerra de IV Generación.

     De manera que frente a esta situación que se planteó en Honduras no había otra salida que los países que emergen en el proceso de integración suramericana y particularmente los que se colocan en la vanguardia que su intención de usar la fuerza para reponer al presidente Zelaya, cualquier otra interpretación utilizando las palabras sabias de Arturo Uslar Pietro es hablar pendejada, porque el juego político esta desarrollado en el campo del poder puro, los interlocutores no son los embajadores, los interlocutores que tiene los países en el mundo son los comandantes militares que tienen las zonas estratégicas de defensa de los EE.UU. a lo largo y ancho del mundo. Un embajador escasamente tiene un carro para moverse en la capital del país, un comandante estratégico en los EE.UU. posee flotas de aviones, carros, barcos para moverse en todo el ámbito donde tiene jurisdicción militar, en este caso la previsión es un problema realmente interno de los EE.UU., que es un estado estructurado, un estado estructurado donde el complejo industrial militar que representa el 30 por ciento del producto interno bruto de EEUU, es equivalente al papel que juega el petróleo en Venezuela, para lo cual el negocio de la guerra es, como lo es para Venezuela un mercado en constante crecimiento, donde los artículos crezcan, y los artículos bélicos crecen en la media que hay guerra y hay necesidades, y allí se realiza la reproducción automática del capital, ese es el problema fundamental.

     Luego uno tiene que entender el problema político interno de EE.UU. y ahí es donde está la clave de las posibles respuestas de lo que no pasaron en adelante la sociedad norteamericana como es comúnmente conocido lo maneja el grupo que será dado en llamar WASP; blancos, anglo-sajones, protestantes, desde lo que llaman algunos sociólogos del núcleo interno de unión de esa sociedad. Lo que ha permitido una inmigración de todos los países porque las posibilidades que ofrece el enorme espacio son ahora casi infinitas y podría tener la oportunidad de seguir ofreciéndonos, porque realmente la riqueza de este territorio es asombrosa. Y el número de habitantes sigue siendo pequeño en comparación con la superficie que ocupa, comparado por ejemplo con China que tiene 1.600.000.000 de habitantes  y tiene menos espacio que los EE.UU.

     En la política se manifiesta una contradicción interna muchas veces identificada con los partidos en pugna, con el partido republicano en su expresión más conservadora. Hay “minorías” de inmigrantes de todos los colores y nacionalidades; italianos, irlandeses, alemanes, inmigrantes ahora Coreanos, Chinos, etc. Esa minorías están organizadas normalmente no tan jóvenes coma la  organización social que tenemos nosotros, sino con la edad de mafias que tienen el poder y usar la violencia, esa minoría apoya el Partido Demócrata, esa minoría son menos santos que los WASP de la sociedad norteamericana, no son menos de manera que las conclusiones que recibió o vemos provienen de esas mafias que tienen organización y expresión. Como las tuvo Kennedy, en el caso de Kennedy fue rarísima la muy estrecha asociación entre la mafia italo-norteamericana y el clan Kennedy y los irlandeses por supuesto y el clero católico, también una minoría. Allí en los Estados Unidos la única esperanza que hay son los grupos radicales que nunca han participado como socios. Son los que han luchado por la cuestión de la esclavitud, por la cuestión del trabajo, por la cuestión de la exclusión social y que siguen la tradición de los viejos libertadores radicales del siglo XVI, pero ya no aspiran a la conducción del gobierno porque pierden su esencia de visión radical, una forma de razonar perfectamente lógica. Esos grupo, no se han movilizado en este momento como sí se ha movilizaron en otros momentos, como sí se movilizaron con la guerra de Vietnam y no se han movilizado en este caso y en las circunstancias actuales, porque en cierta forma esos grupos no tienen claro el panorama mundial y esos grupos radicales apoyaron también el ascenso al poder de Obama. Esos grupos empiezan a moverse en California, Estados Unidos, en estos momentos, y allí se está planteando el problema que afecta o que tiene potencial detrás, la seguridad de Estados Unidos ha puesto el ojo en California y en Arizona y lo que pueda ocurrir allá en la frontera con México a lo largo de los desiertos de la frontera, porque de lo que sucede allí depende el desarrollo de la capacidad de Estados Unidos de mantenerse como potencia militar de primer orden en el mundo; ello para tener que usar sus fuerzas para poder controlar su propia situación interna entonces en este panorama.

Pienso que si no hay una voluntad de respaldar la decisión del presidente Zelaya de regresar con respaldo de fuerza militar, posiblemente él sea expulsado y si acaso puede lograr mucho que sería el valorar un acuerdo político con sus antiguos colegas del Partido Liberal y renunciar a su idea de convocar a la constitución y dejar que corra la democracia representativa en Honduras, que es un punto grave para un plan político que no se mencionó en que es el Plan Puebla-Panamá, es una posibilidad y no se debe descartar. Los gobiernos del Alba, que son los que podrían de alguna manera intervenir, ¿tendrán la voluntad y la capacidad? A mí me preguntaban cómo podría Venezuela intervenir y les dije: solamente pensar en la movilización de una fuerza significativa de Venezuela a Centroamérica es casi una odisea, porque no tenemos medios para hacerlo, el desarrollo de las fuerzas militares venezolanas no permite la actuación plena por sí sola del Estado venezolano en un espacio tan cercano como es Centroamérica. Ni siquiera los aviones tienen el alcance para actuar de manera continua en ese teatro de operaciones. Los SUKOI tienen un alcance relativamente limitado, entonces no hay posibilidad de eso, de forma que el problema es de incertidumbre ante las situaciones que se presentan: Cuando hay un estado de crisis, y coincido con lo que dijo Edgardo Lander y lo que dijo Víctor Ríos, de que lo que hay es lo que llama Ortega y Gasset una crisis histórica de cambio de civilización, y en el cambio de civilización es casi imposible hacer alguna predicción porque toda las opciones tienen el interrogante acerca de la posibilidad de organización . Entonces no hay una posibilidad de que nos pongamos frente a una bola de cristal y digamos: esto va suceder más o menos de esta forma, es una situación de incertidumbre donde el azar jugará un papel, a mi juicio, determinante, como la teoría del caos. 

Opinión del General Alberto Müller Rojas Sobre el Encuentro Intelectuales, Democracia y Socialismo, realizado en el CIM el 2 y 3 de junio de 2009 

Yo seguí con mucha atención las intervenciones que hubo en el ciclo de reflexión que se realizó  en el Centro Internacional Miranda e incluso llame la atención a la dirección nacional del partido sobre la necesidad de ver con seriedad las observaciones que hacían los personajes que se han dedicado a estudiar el fenómeno político y social: que ellos veían el problema desde afuera, muchas veces haciendo críticas que son perfectamente válidas, que nosotros debemos considerar, revisar nuestras conductas en función de ellas, y que otras observaciones, por razones de falta de comunicación y acceso a los organismos correspondientes, solamente eran meras opiniones. Sin embargo, allí se generó una situación prácticamente de intolerancia, que yo no comparto, porque yo creo que unas de las bases del socialismo y así lo dice este autor tan citado por el presidente Chávez: Istzván Meszáros “la autocrítica es posiblemente el instrumento fundamental para realmente adelantar un proceso de cambio en las relaciones sociales a escala global’ como se propone el socialismo.

     Yo valoré  el esfuerzo que se hizo aquí y lo sigo valorando y creo que ya el presidente Chávez ha hecho las reflexiones pertinentes para también valorar ese hecho. Yo creo que entre el grupo de pensadores --que tienen el tiempo para ser libres y pensar— y el partido debemos establecer un contacto, para lograr con ello, en primer lugar, que ellos conozcan realmente lo que esta ocurriendo en el desarrollo del proceso. Por ejemplo, en lo que se refiere al partido, yo pienso que el PSUV hoy en día no es un partido electoralista, está realizando un trabajo bien profundo en el área de formación de cuadros, se mantiene en debates sobre los temas principales que caracterizan la coyuntura y, sobre todo, acerca de los temas estructurales que demandan decisiones para mediano y largo plazo en la concreción de estrategia, lo que pasa es que el techo electoral le ha dado una relevancia muy importante que no la tiene. En si yo pienso que el electoralismo nos esta haciendo daño en el desarrollo de nuestras políticas destinadas a transformar las relaciones venezolanas, las relaciones sociales y productivas. Fundamentalmente sobre eso necesitamos mucho más debate, necesitamos valor para tomar iniciativas inéditas e inventar nuevas formas de relaciones productivas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11983 veces.

Comparte en las redes sociales


Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema Encuentro: Intelectuales, Democracia y Socialismo


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Encuentro: Intelectuales, Democracia y Socialismo

Otras noticias sobre el tema Golpe de Estado en Honduras


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Golpe de Estado en Honduras

Otras noticias sobre el tema Centro Internacional Miranda (CIM)


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Centro Internacional Miranda (CIM)