EEUU planeó ataques nucleares contra la URSS y sus aliados durante la guerra fría

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://strategic-culture.org

Desclasificado: Estados Unidos planeó durante la Guerra Fría ataques nucleares contra la Unión Soviética y sus aliados

A fines del 2015 el Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos publicó https://nsarchives.gwu.edu/nukevault/ebb538-Cold-war-Nuclear-Target-List-Declassified-First-Ever un documento desclasificado del año 1950 con una lista de blancos para ataques nucleares en los territorios de la Unión Soviética y sus aliados. La lista contenía mil doscientas ciudades partiendo desde Alemania Oriental en Occidente hasta China en el Oriente. Moscú encabezaba la lista con Leningrado (actual San Petersburgo) y para continuar habían 179 "blancos designados" para ataques atómicos en Moscú y 145 en San Petersburgo. El armamento atómico fluctuaría entre 1,7 y 9 megatones (en comparación, la bomba atómica arrojada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945 denominada Little Boy (Muchachito) que era de aproximadamente 0,013-0,018 megatones).

La documentación desclasificada proviene del SAC titulada Estudio Sobre los Requerimientos Estratégicos Nucleares del Comando Aéreo Estratégico para el año 1959 elaborado en el mes de junio de 1956. En aquellos días el SAC estaba encabezado por el General Curtis Emerson LeMay conocido por haber planificado y ejecutado la campaña de bombardeos masivos contra ciudades de Japón en los días finales de la II Guerra Mundial. Por ejemplo, en la noche del 9 al 10 de marzo la Operation Meetinghouse (Operación Casa de Cultos) las bombas racimos arrojaron 1.500 incendiarias en unas pocas horas. Se calcula que unas cien mil personas murieron a consecuencia de los incendios y las explosiones. Fue LeMay quien ordenó a sus subordinados realizar esos ataques. En cierta oportunidad él dijo "supongo que si yo hubiera perdido la guerra, habría sido juzgado como criminal de guerra."

Scott Shane escribió un artículo http://www.nytimes.com/2015/12/23/us/politics/1950s-us-nuclear-target-list-offers--chilling-insight.html?smid=tw-nytimesworld&smtp=cur&_r=3 publicado por el New York Times bajo el título "Atacar a la población civil es una vía para minar la moral del enemigo, promoviendo una revuelta o la rendición y posiblemente esto conduzca hacia una guerra más corta". De tal modo que el bombardeo en gran escala de la población civil es a veces defendido sobre bases humanitarias aun antes de los bombardeos incendiarios de Tokio y Dresden en Alemania y las bombas atómicas arrojadas en Hiroshima y Nagasaki.

Así fue la cosa, pero en aquellos días Alemania y Japón estaban en guerra con Estados Unidos. En el año 1956 no había hostilidades entre la Unión Soviética y Estados Unidos. A mediados de los años 50 la Unión Soviética no poseía ni proyectiles balísticos intercontinentales ni bombarderos de largo alcance capaces de llegar hasta Estados Unidos continental. La primera producción de los bombarderos soviéticos Badger-A (Tu-16) o Bisón entró en servicio como aviación frontal en el año 1954. Estos aviones podían llevar una sola bomba atómica que pesaba cinco toneladas a una distancia de solo 2500 kilómetros (1553 millas). El Tu-95 con un alcance de más de 12 mil kilómetros (7456 millas) entró en servicio en septiembre de 1957. En ese momento, el arsenal nuclear norteamericano en cabezales nucleares, superaba al de la Unión Soviética en una proporción de uno a diez.

En ese entonces la fuerza aérea norteamericana era capaz de realizar ataques contra la Unión Soviética empleando las numerosas bases militares ubicadas a lo largo de las fronteras de la Unión Soviética en Europa y Asia. Los planificadores del Comando Aéreo Estratégico, SAC suponían que en el año 1959 ellos podran atacar con unos 2130 bombarderos B-52, B-47, unos RB-47 aviones de reconocimiento y aviones escolta F-101. Además había unos 376 misiles crucero y misiles transportados por bombarderos provistos de cabezales nucleares como también los primeros proyectiles balísticos de alcance medio.

El SAC tenía planteado arrasar con el poderío aéreo soviético antes que este desarrollara medios de alcance intercontinental. El estudio contiene una lista de mil cien aeródromos dentro del antiguo bloque soviético. En caso que la Unión Soviética se rehusara a rendirse, Estados Unidos continuaría bombardeando regularmente las áreas urbanas e industriales hasta alcanzar una sistemática destrucción. El poderío aéreo soviético era la más alta prioridad para los ataques nucleares. La detallada introducción del informe señala que la prioridad asignada al poderío aéreo norteamericano (BRAVO) contemplaba el empleo de armamento termonuclear de alta potencia para el arrasamiento de superficies con el propósito de destruir blancos de alta prioridad incluyendo bases aéreas en Europa Oriental. Esa táctica produciría enormes cantidades de contaminación radioactiva comparable al estallido de armas atómicas en el aire. De acuerdo con el estudio, "los requerimiento para ganar la Batalla del Aire son de la mayor importancia, muy por encima de cualquier otra consideración." Investigadores del Archivo de la Seguridad Nacional indican que el plan del SAC especificaba "la destrucción sistemática de todos los blancos urbano-industriales del bloque soviético y que de manera específica y explícita atacara a la –población- en todas las ciudades, incluyendo a Beiyín, Moscú, Leningrado, Berlín Oriental y Varsovia". Berlín Oriental estaba en la lista junto a otras ciudades ubicadas más allá de las fronteras soviéticas e incluía a 91 blancos designados. Los investigadores señalan que de manera "deliberada se atacaría a la población civil como tal, lo cual entraría en conflicto directo con las normas internacionales vigentes, las cuales prohibían los ataques contra las poblaciones en si (contrario a las instalaciones militares con población civil en sus alrededores)".

Aquí no hay nada qué sorprenderse. Solo veamos la "hoja de servicio" del general LeMay.

En su capacidad de comandante del SAC ordenó la preparación de la Operación Dropshot https://en.wikipedia.org/wiki/Operation_Dropshot un plan de contingencia para una posible guerra convencional o nuclear con la Unión Soviética y sus aliados. La Operación Dropshot estuvo lista en el año 1949 incluyendo perfiles de misiones que habrían empleado 300 bombas atómicas y 29 mil altos explosivos en 200 blancos en cien ciudades y pueblos con el objeto de arrasar el 85 por ciento del potencial industrial de la Unión Soviética con un solo ataque. Entre 75 o 100 de los 300 artefactos nucleares estaban dirigidos hacia la destrucción en tierra de la aviación soviética de combate.

Dropshot fue el plan de ataque mejor conocido en la Unión Soviética, pero no fue solo ese. El Plan Totality https://en.wikipedia.org/wiki/Plan_Totality contemplaba un ataque nuclear contra la Unión Soviética con unas 20 o 30 bombas atómicas. Marcaba 20 ciudades soviéticas para su completa destrucción en un primer ataque: Moscú, Leningrado, Kiev, Stalino (Donetsk), Kuibyshev, Baku y otras. La directiva NSC 20/1 del 18 de agosto de 1948 del Consejo Nacional de Seguridad planteó dos objetivos básicos http://www.sakva.ru/Nick/NSC_20_1.html respecto de la Unión Soviética:

a.- Reducir el poder y la influencia de la Unión Soviética a límites donde ya nunca más constituyera una amenaza para la paz y la estabilidad de la sociedad internacional, y

b.- Producir un cambio básico en la teoría y práctica de las relaciones internacionales mantenidas por el gobierno de Rusia. "Si estos dos objetivos pudiesen ser alcanzados, el problema que este país (EE.UU) enfrenta en sus relaciones con Rusia podría reducirse, lo que podría considerarse dimensiones normales".

En realidad, el desmembramiento de la Unión Soviética y el advenimiento de la Rusia pos-soviética no ha cambiado nada. Basta con recordar el Súbito Ataque Global (Prompt Global Strike) https://en.wikipedia.org/wiki/Prompt_Global_Strike concepto que significa arrasar con los principales objetivos militares políticos y económicos del potencial adversario (es decir, Rusia) empleando armamento convencional de largo alcance y alta precisión.

Durante muchos años el país, ya sea la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS o la Rusia pos-soviética han sido percibidas por Estados Unidos como una amenaza existencial destinada a ser destruida o, si la destrucción no es posible, para su "contención".

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

editorial@strategic-culture.org












 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 672 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /internacionales/a224913.htmlC0NON-VE