Camilo, en la palabra de Francisco

Del filosofo Otto Maduro(+) de quien tenemos gratos recuerdos y de otro tantos catedráticos revolucionarios, así como de múltiples lecturas y conferencistas como Martha Sosa, y/o del sacerdote Ribas (Mesa de Bolívar Mérida); al tiempo que fuimos complementamos un cuadro de conocimientos, sobre el por qué luchar y seguir luchando por los oprimidos del mundo, conciencia que reforzamos al encontrar y leer posturas del Obispo de Brasil: Helder Camara y por supuesto, algunos trabajos de Camilo Torres. Fueron esos días de búsqueda de conocimiento para comprender con mayor fortaleza lo ideológico, razón y pasión de la lucha en favor de los de abajo y en medio de lecturas de algunos textos de Lenin, Mao; fuimos encontrando coincidencias, entre el planteamiento Marxista y la Teología de la Liberación, como diría Gabriela Mistral:-" ahí en la biblioteca están, uno al lado del otro, la biblia de los cristianos y el Capital de Marx, en santa paz; porque al fin y al cabo, ambos buscan el mismo objetivo: redimir a los pobres del mundo"; y hoy lo decimos con Chávez:-"Para la concreción de la máxima felicidad de la Humanidad, como lo aprendimos de nuestro Padre Bolívar""

De los análisis de Camilo Torres, en su concepción de la Doctrina Social de la iglesia, el surgimiento de movimientos de católicos practicantes y académicos que fueron expulsados de la Curia y de las filas del socialcristianismo, por el solo hecho de reivindicar el pensamiento originario del hombre de Galilea; luchadores que andaban en plena praxis social, en compañía y apoyo de sacerdotes que hacía vida en los barrios de Caracas, Bogotá o del Brasil, donde se toparon en vivo y directo con realidades dolorosas de miles y/o millones de hijos de Dios, sobreviviendo en penuria mas inhumana de las pobrezas; mientras que unas minorías vivían de lo lindo a costa del sufrimiento y explotación de mayorías humilladas y empobrecidas.

Estudios en sito, implementado para ello, la herramienta de la sociología crítica,- reitero- permitió comprobar, existencia de un cuadro dantesco de diferenciación social, de cuya conclusión insurgió entonces el discurso y praxis de los iniciadores de la teología de la liberación, que tiene como padre putativo al joven sacerdote Camilo Torre y pensadores como el padre Wuita, Otto Maduro y Martha Sosa y tantos otros a lo largo de América Latina.

La desgracia marcada por la diferenciación de clases sociales, hizo que del seno de las Iglesias salieran voces críticas que hablaron y escribieron desde su corazón Cristico; lo que hizo pensar que la Curia mayor que vive en Roma, iba a reaccionar y reivindicar ese nuevo aliento de las ideas originarias del hombre de Nazaret (actualizadas en el verbo y a acción por Camilo); sin embargo una especie de sordera o mas bien pérdida de principios originarios del cristianismo, unido a intereses de la concepción capitalista del mundo, nos llevo a esperar, hasta estos nuevos tiempos, que las voces de Camilo y sus seguidores posteriores como el filosofo Otto Maduro, Ernesto cardenal, Monseñor Romero, comience a reivindicarse a través de encíclicas y mensajes del Papa francisco; que habla y escribe amplificando el pensamiento del hombre de Palestina, a quien hace 1983 años, en juicio brevísimo y violentándose todos los derechos humanos, fue condenado y crucificado por hablar y luchar por los pobres de aquellos días.

Volviendo a Camilo Torres, es preciso acotar que nos dejo dicho:-"Ser Cristiano, es ser revolucionario»; seguramente concluyó que es una contradicción en si misma, ser cristiano practicante y no ser revolucionario" ya que el pensamiento heredado del cristianismo originario, está vinculado a una eterna lucha de clases por la redención de los pobres del mundo; entonces se llega a la conclusión, que proclamarse, o ser cristiano, y estar del lado de los explotadores y contra de los pobres, podrá ser fariseísmo, pero nunca cristianismo.

¡Camilo Torre Vive en la misión que anda cumpliendo en estos tiempos, el padre Francisco, sacerdote mayor de Roma! A quien al igual que a él, la Curia Romana no le escucha y menos aún no le sigue; pero el pueblo que es como es Camilo, esta en su primavera de un nuevo despertar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 577 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Macario Sandoval

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /internacionales/a224346.htmlC0http://NON-VEca = .