Los tesoros del Vaticano, para quedarse perplejos

El Vaticano es uno de los Estados más poderosos y ricos del mundo. Su fortuna es incalculable y sus tentáculos financieros llegan a cualquier países, sin menoscabo de sus actividades.

Acá te presentamos un compendio de investigaciones periodísticas, artículos aparecidos en revistas, documentados por historiadores y analistas de los tesoros de El Vaticano.

En 1952 la revista italiana Oggi lanzó al mercado una primicia mundial: las reservas de oro del Vaticano eran las segundas más grande del mundo, sólo superadas por EEUU. Para entonces, contaba con unas 10 mil toneladas de oro, unos 7 mil millones de Liras. Extrapolado al 2012, serían un aproximado de 8 mil toneladas, muy superior a las 3.400 de Alemania y 2.450 de Italia.

Los investigadores creen que las reservas financieras exteriores del Vaticano se concentran principalmente en Wall Street, distribuidas en bonos, papeles, depósitos e inmuebles, valorados en más de 100 mil millones de euros.

Su relación empresarial con transnacionales es conocida en el mundo de las finanzas. Lo vinculan con compañías de poderosos sectores inmobiliario, plástico, electrónica, acero, cemento, textiles, química, alimentos y construcción. También participa en negocios de alquitrán, hierro, destilerías, agua potable, hornos a gas, hornos industriales, etc.

Es propietario de los bancos más poderosos e influyentes de Europa y Suramérica, así como emporios en Roma y resto de Italia (Alitalia-Fiat).

La Iglesia es el mayor terrateniente del mundo, superior a Alemania, que posee unos 8.25 mil millones de metros cuadrados.

El Vaticano no sólo tiene propiedades individuales, inmuebles lujosos, sino que se habla de barrios y ciudades a su nombre. Un cuarto de la ciudad de Roma, es de El Vaticano (Paolo Ojetti en la revista “L´ Europeo” el 7.1.1977). Este investigador, registró miles de palacios, que en parte les pertenecen a las 325 congregaciones de monjas católicas. Señaló el comunicador Ojetti, que la mitad de la ciudad de Verona, en Italia, era de El Vaticano.

También el Vaticano cobra por unos 250 mil euros por procesos de santificación. Igualmente devenga fuerte sumas en dólares por título de barón, por ejemplo, doctor honoris causa, etc.

Para amasar esa fortuna, la Iglesia se ha valido del apoyo a terratenientes, gobiernos tiranos y personajes despóticos. Siempre del lado del dinero y poder, para encaminar y facilitar sus negocios.

La mayoría de los gobernantes evitan tropezar con la Iglesia, incluso Chávez, quien fue muy crítico, sobre todo a su cúpula.

Lo que no se atrevió el fallecido presidente, fue a quitar las subvenciones que el Estado venezolano otorga, cosa que sí hizo Rafael Caldera, y lo pagó caro.

La Iglesia recibe algo más de 500 millones de bolívares como parte de las ayudas del gobierno venezolano, para la gestión de escuelas, templos, Conferencia Episcopal, entre otros. Es parte del concordato, un acuerdo firmado por Leoni, en el cual el gobierno se compromete a financiar las actividades de la Iglesia.

Por su parte los prelados, no sólo fueron críticos con Chávez, sino apoyaron el golpe de abril, así como los sucesivos planes desestabilizadores.

Pese a que Chávez nunca les tocó un bolívar de sus subvenciones y que la Iglesia por historia ha estado ligada a los gobernantes de turno, con el fallecido Presidente fue lo contrario.

Era odiado por la cúpula, que trabajó para deponerlo, de la mano de los poderes fácticos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 16315 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Rubén Marcano

Periodista, graduado en la UCV. TSU en Informática, con estudios sin culminar en Sociología y Derecho en la UCV. Con maestría de Periodismo y Comunicación Institucional en la Complutense de Madrid, Autónoma de Barcelona y UPEL. Ha escrito dos libros. Es profesor universitario y articulista.

 rubenmarcano@gmail.com      @rubenmarcanob

Visite el perfil de Rubén Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rubén Marcano

Rubén Marcano

Más artículos de este autor


US Y ab = '0'' /internacionales/a170883.htmlC0US