Secuestros de Evo Morales, Manuel Zelaya y Jean Bertrand Aristide

El embajador español en Austria pretendió revisar el avión presidencial del Presidente Evo Morales al igual que Capriles también pretendió revisar, a la machimberra, la Embajada de Cuba en Venezuela, cuando USA dio el brutal golpe de Estado que tumbó a Chávez.

Es su modus operandi; inclusive, hubo una ocasión en la que le sembraron droga al entonces Presidente Colombiano Ernesto Samper, que se disponía a viajar a Estados Unidos, para atraparlo allá.

En cambio, a Uribe lo tienen de machomo.

Huelga abundar sobre lo que todos saben pero es bueno apuntar que Uribe no vale un kilo pero, puesto que USA tiene su expediente Nº 82, con ello lo chantajea y lo obliga a hacer lo que a ellos les dé la gana, Uribe está con las nalgas al aire y de espaldas ante el gringo.

Pero, al grano:

La “legalidad internacional” es una mierda; ONU y OEA, en particular, son la mierda, ni siquiera convocaron una reunión urgente para tratar el gravísimo caso del secuestro e intento de asesinato del Presidente Evo Morales y de la alta comitiva que lo acompañaba en su viaje a Eurasia.

Uno que otro alto relambeñema de dichos esperpentos se ha pronunciado y ha dicho insulseces pero, de ninguna manera, tales como cuerpos; y más les vale porque, de todos modos, Obama se limpia el culo tanto con lo que diga Insulza (OEA) como con lo que diga Yanky Moon (ONU).

Nuestras organizaciones multilaterales suramericanas deben ponerse pilas y poner sobre el tapete, entre otros, los casos de Jean Bertrand Aristide y el de Manuel Zelaya, pendientes.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1041 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a169401.htmlCUS