¿Se justifican los temores de Israel en torno a Chuck Hagel?

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org


Poco después de su juramentación, el presidente Obama nombró al republicano Chuck Hagel, como Secretario de Defensa, demostrando así su habilidad para tomar decisiones inesperadas para sorpresa de muchos. Algunos incluso, están preocupados. Especialmente en Israel. Nombramientos a diferentes cargos de funcionarios que han prestado servicio bajo gobiernos de partidos rivales se han hecho anteriormente. Por ejemplo, Robert Gates, al mismo cargo, aunque ellos han sido más bien especialistas antes que políticos. Hagel es otra cosa. Él en realidad es uno de los dirigentes del Partido Republicano. Su nombramiento en si dice mucho acerca de todas las convenciones del conflicto entre partidos en la escena política de Estados Unidos. El hecho extraordinario de semejante nombramiento es que Hagel tiene tensas relaciones con el grupo de presión pro Israel en Estados Unidos, sin cuya aprobación es difícil contar con ocupar el cargo. ¿Pero se justifica este temor?

Chuck Hagel nació el 4 de octubre de 1946 en la localidad de North Platte, estado de Nebraska. Fue senador por Nebraska durante 1997-2009 fue miembro de los Comités de Relaciones Exteriores, de Inteligencia y de la Banca. Fue en el Senado donde estableció una estrecha y “amistosa” –se rumorea--relación con el futuro presidente y entonces colega, senador Barack Obama.

Durante el período 1967-1968 sirvió en el ejército norteamericano en la guerra de Vietnam donde se presentó como voluntario alcanzando el grado de sargento. Se desempeñó como jefe de pelotón de infantería en la 9a División y participó en numerosas batallas, tanto en ciudades como en la selva. Se le otorgó la Medalla Corazón Púrpura en dos oportunidades. Antes de eso, en el año 1966 se graduó en el Instituto de Radio y Televisión. De regreso de Vietnam trabajó como conductor de noticieros de radio y como anfitrión de programas de entrevistas televisivas en la ciudad de Omaha. Por lo tanto, Hagel está bien preparado para la creación de imágenes y está capacitado para trabajar con el público. Se graduó en la Universidad de Nebraska en 1972 y se trasladó a Washington para trabajar como activista de grupos de presión. En el año 1984 fundó la empresa “Vanguard Cellular” (operador de teléfonos móviles) y se hizo multimillonario. También estuvo involucrado en actividades bancarias y como inversionista. Sirvió en las juntas directivas de algunas de las más grandes compañías, tales como Chevron Corporation y el Deutsche Bank of America. En el 1990 fue subdirector de la cumbre económica del “Grupo de los Siete”. En el año 1996 se mudó hacia la política.

El particular revuelo en Estados Unidos en torno al nombramiento de Hagel al cargo de Secretario de Defensa surgió del hecho que él en repetidas ocasiones había manifestado cierta posición anti-israelí y se hallaba en una actitud conciliadora hacia Irán. El 3 de enero recién pasado el New York Times publicó un largo artículo con fines publicitarios en el cual Hagel fue objeto de severas críticas.

Los autores sostenían que si él era nombrado el Pentágono se caería a pedazos. Las relaciones de Estados Unidos e Israel colapsarían y esto conduciría a un debilitamiento general de Estados Unidos.

De manera particular, están en contra del nombramiento de Hagel, los miembros del Comité para la Acción Política del Bi-Partidario pro Israel, NORPAC (sigla en inglés). Los activistas del NORPAC motejan a Hagel como el político que protege a las organizaciones terroristas como Hamas y Hezbollah como también a los países que patrocinan el terrorismo como Siria.

A Hagel se le recordó su negativa a firmar una carta de apoyo a Israel; rehusarse a apoyar la moción contra la reunión del Presidente George W. Bush con Yaser Arafat y de acusar a Israel de agresión contra el pueblo del Líbano el año 2006; negarse a apoyar la exigencia de catalogar a Hezbollah como organización terrorista; sus discursos oponiéndose a la inclusión de la Guardia Revolucionaria Musulmana como organización terrorista y estar contra las sanciones a Irán (1). También se dice que no estuvo conforme con el grupo de presión israelí en Washington y opinar que la Casa Blanca le presta demasiada atención a Israel en detrimento de los aliados de Estados Unidos en el Medio Oriente. El senador Lindsay Graham, durante una entrevista con CNN señaló que pensaba llamar a una audiencia en torno al número de declaraciones hechas por Hagel sobre Israel, Irán, Hezbollah y Hamas.

El vocero del parlamento israelí, Reuven Rivlin, dijo que a Israel le preocupa al nombramiento de Chuck Hagel, quien en cierta ocasión se negó a apoyar un llamado a la Unión Europea con una solicitud para declarar a Hezbollah como organización terrorista y que también se opuso a incluir en esa lista a la Guardia Revolucionaria de Irán (2).

Vale la pena notar que Irán ha apoyado la postulación de Hagel. Esto fue señalado por el Vice Ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Ramín Mehmanparast quien expresó la esperanza que si Hagel era aprobado por el Senado, las tensiones entre Teherán y Washington cambiarían positivamente. Según él, Hagel es capaz de realizar “prácticos cambios” en la política exterior de Estados Unidos. Hizo énfasis en que el país cambiaría su actitud hacia Estados Unidos si el gobierno de este respeta los derechos iraníes (3).

Por otra parte, las quejas contra Hagel no solo provienen de los neoconservadores y el grupo de presión israelita, sino también desde el ala política opositora – la izquierda y los pacifistas que no lo perciben como un amante de la paz. Al candidato para ser jefe del Pentágono se le recordó que a pesar de toda su retórica pacifista, votó a favor de la invasión de Kosovo, la segunda guerra contra Irak, a favor del aumento del presupuesto militar y conculcar los derechos y libertades de los norteamericanos, por la rebaja de los impuestos a los ricos, etc., etc. En realidad, en el Senado Hagel apoyó casi todas las iniciativas de George W. Bush, aunque le encantaba criticarlo. Los izquierdistas norteamericanos consideran a Hagel como el típico oportunista que cree que podrá seguir adelante con el aumento injustificado del gasto militar, las aventuras militares autodestructivas en el mundo y en la creación de tipos de armamentos inútiles pero si sumamente caros.

Hagel mismo confirma estas opiniones. Anticipándose a su postulación para el Senado, donde debido a las posiciones anti-israelíes que se le atribuyen, podría tener graves dificultades, él tildó a todas esas acusaciones como falsas. Hagel alega que en caso de ser nombrado Secretario de la Defensa, él apoyará totalmente la actual política vigente en la cual Israel es considerado como un importante socio estratégico de Estados Unidos en el Medio Oriente.

Según Hagel, nadie tiene ni la menor evidencia que él sustente posiciones anti-israelitas y que apoye el programa nuclear de Irán.

En realidad, según Hagel, él de manera inequívoca ha expresado apoyo en general al Estado de Israel. Contrario al exagerado optimismo de Teherán, Chuck Hagel tildó los rumores de sus supuestas opiniones pro Irán como “falsas y una distorsión de la realidad”. “Lo he dicho muchas veces, Irán es un estado que patrocina el terrorismo” enfatizó.

Respecto de la falta de apoyo desde su lado para algunas iniciativas promovidas por la destacada organización pro Israel, el Comité Israelí-Norteamericano de Asuntos Públicos, AIPAC (sigla en inglés) Hagel señaló lo siguiente: “yo no firmé algunas resoluciones y cartas porque eran contraproducentes y no resolvían el problema.” En cuanto a las sanciones contra Irán, en la opinión del ex senador, serían mucho más efectivas si se introducen colectivamente y no de manera unilateral.

“Yo no he apoyado las sanciones unilaterales debido al hecho que cuando las aplicamos solo nosotros, estas no funcionan y lo único que se logra es aislar a Estados Unidos”, indicó.

“Las sanciones de la Organización de Naciones Unidas funcionan, pero cuando nosotros solos decretamos algo, eso no funciona” señaló Chuck Hagel durante una entrevista con el periódico norteamericano Lincoln Journal Star.

En consecuencia, ciertos prominentes políticos judíos en el Partido Demócrata ya han anunciado que están listos para apoyar la postulación de Chuck Hagel. Entre ellos se halla la senadora por California, Deanne Feinstein y por Michigan, Carl Levin. Al mismo tiempo, otros senadores como Charles Schumer de Nueva York aun no toman una decisión final sobre la cuestión y podrían asumir una posición en contra del nombramiento. Existen otros que están categóricamente en contra de la postulación de Chuck Hagel, por ejemplo, el miembro del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, congresista por Nueva York, Eliot Engel; la ex vicepresidenta del Comité Democrático Nacional, Susan Turnbull y el ex alcalde de la ciudad de Nueva York, Ed Koch.

El Consejo Democrático Nacional Judío después que Obama postuló oficialmente a Chuck Hagel para dirigir el Pentágono, expresó la esperanza que a pesar del número de declaraciones controversiales en el pasado, al asumir el cargo, el ex senador por Nebraska actuará dentro del espíritu de “apoyo sin precedentes pro Israel y por Barack Obama.” (4)

De este modo, los temores que Chuck Hagel resulte poco amistoso con ellos y de una disposición excesivamente pacífica, son digamos un tanto exagerados. Además, cuando se trate de demostrar que él en realidad es lo suficientemente duro, el nuevo Secretario de la Defensa de Estados Unidos será capaz de ir mucho más allá en la conducción de las operaciones militares de ultramar, tales como en Siria, más que cualquier otro potencial postulante a liderar el Pentágono. El ser reacio a involucrarse en conflicto directo con Irán está bien dentro de los planes de la Casa Blanca, mientras sea posible limitarse a Siria. Quien sabe si el revuelo causado por la nominación de Chuck Hagel, en parte, apunte a que él tome las decisiones difíciles y la intención de Obama al ascenderlo al cargo de Secretario de la Defensa no se deba solo a su amistad. Después de todo, si algo sale mal en el Medio Oriente, sería tal vez conveniente que el responsable de eso sea un político republicano.



1.- http://www.newsru.co.il/world/07jan2013/haigl308.html

2.- http://www.newsru.co.il/israel/08jan2013/hagel18001.html

3.- http://cursorinfo.co.il/news/world/2013/01/08/iran-privetstuvuet-naznachenie-heygela-na-post-glavi- pentagona/

4.- http://cursorinfo.co.il/news/novosti/2013/01/08/ssha-pitayutsya-uspoloit-izrail/



Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1433 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /internacionales/a158833.htmlCUS