Mali: Las Rebeliones tuareg y la Primavera árabe

La rebelión tuareg de 2012 es una guerra de independencia contra el gobierno de Malí que tiene lugar en la región del Azawad, en el desierto del Sahara. Es encabezada por el (MNLA), el Movimiento Nacional de Liberación de Azawad que dominaban esa zona desde marzo de 2012, El Presidente de Mali, Amadou Toumani Touré, es derrocado por un golpe de Estado. El MNLA y Ansar Dine toman el control de todo el territorio norteño de Malí, este avance del norte controlado por estas fuerzas hizo que el 20 de diciembre el Consejo de Seguridad de la ONU autorizara el envío de una ¨misión¨ militar conjunta africana, o mejor dicho una Intervención militar de Francia y otros estados africanos por un año. El (MNLA) Movimiento Nacional de Liberación de Azawad, de gran popularidad en toda Malí y sobre todo en el norte del territorio, ya que es la encarnación más reciente de una serie de rebeliones anteriores llevadas a cabo por las poblaciones nómadas tuareg, revueltas que llevan teniendo lugar al menos desde 1916, es por ello que este movimiento no es nuevo y de profundas raíces lo cual puede llevar que el  conflicto que vive Malí pueda alargarse, más allá de lo imaginable para los ejecutores de las acciones bélicas de las potencias europeas, Francia. España, Italia, Inglaterra, quienes a la usanza Libia o al estilo de la invasión a Libia o  afgana, no tomen en cuenta las profundas raíces del mismo, Balcanizando este conflicto Africano a su máxima expresión y por supuesto con el ingrediente acostumbrado de Petróleo,  Gas , y riquezas minerales, muy apetecidas por esta coalición malandra, las experiencias de Libia reciente y las de Irak o Afganistán, no parecen escarmentar  a estos países a la hora de decidir la intervención, que lejos de poner el orden neocolonial, puede traer graves consecuencias no sólo en Malí, en la región, en Argelia, Níger, Marruecos o Mauritania, por mencionar algunas, a la par de la movilización y  concentración de excombatientes, de Libia, Irak, Afganistán , todo esto REVUELTO CON EL FACTOR PRIMAVERA  ARABE , ( Véase la reciente situación en Egipto) , que a pesar de que muchas de esas revueltas tuvieron un factor de injerencia imperial, provocada, a la medida de los intereses neocoloniales, sépase que muchas de ellas fueron hechas o fabricadas dentro de un caldo de cultivo existente o en algunos casos surgidos al calor de la destabilización misma, situación que se escapa  después de la estabilización encubierta o no ,a los factores simplemente de intervención bélica, YA LOS BELIGERANTES NO SON SOLO TROPAS,  se agravan las brechas sociales, se encienden, las pasiones, y avivan los verdaderos nacionalismos, tanto de países, como las luchas tribiales, expandiendo a toda la región africana lo que parecía era su preocupación inicial, o excusa en Malí,  LA EXTENSION GEOGRAFICA DEL CONFLICTO, DE LA ZONA NORTE AL RESTO DEL PAIS .Al contrario por efecto domino o pólvora, se está  logrando extender a  gran parte del  continente , a una geografía más extensa, el lugar del conflicto  con las consecuencias geopolíticas lo que pareciera una contradicción para la supuesta preocupación de Francia, y España, PRINCIPALMENTE. Veremos fenómenos de colalicion y alianzas inesperadas o no comunes las diferentes fuerzas beligerantes o no de la región, se hacen ahora verdaderamente y preocupante para toda el África en un elemento explosivo y desestabilizador de la geopolítica africana , será acaso lo que se busca con esta supuesta inocente intervención, que repito traerá consecuencias mayores en años que lo que pudiera estar ocurriendo en el país, es factible y el tiempo así lo dirá que más allá de Islamistas, más allá de las escisiones entre las tribus tuareg, o los Muyahidines, Ansar Dine, MUJAO, Boko Haram, hasta entre fuerzas del Gobierno de Mali, ECOWAS, CEDEAO, y las hasta hace poco irreconciliables MNLA de Azawad, veremos cómo grupos diversos pacten alianzas estratégicas algo similar ya ocurrió en Libia, no es nuevo ante la arremetida imperial, se amalgaman grupos y tribus, hasta ayer enemigas y por razones estratégicas, unen esfuerzos ante el enemigo mayor.( El mismo que les prometió Libertad y estabilidad).  Así vemos en el caso de Malí como el Ansar Dine quien con el MNLA declararan juntos: El  Estado Independiente de Azawad, ahora combate contra el MNLA apoyados por Al-Qaeda en el Magreb Islámico. Ya lo advertía en un trabajo publicado por varias revistas especializadas y ALAI Movimiento América Latina , sobre el caso Libia cuando decía en esa oportunidad : “Si se materializa la salida del líder muchas de los demonios se desatarán, y más aún con la corrosión y grandes expectativas que las trasnacionales petroleras han creado en más de un grupo o tribu por el hecho de que cada uno le corresponderían un lugar geográfico de la explotación petrolera, los pactos y acuerdos, serán traicionados por una y otra de las partes en virtud de los reacomodos pragmáticos dados al calor de los diferentes escenarios de supuesto control. Ello traerá aún más malestar, la paz necesaria para la reexplotación directa de las trasnacionales de los diversos países de la OTAN que se repartirán la torta negra, y los que se repartirían las reservas acuíferas subterráneas entre ellos Israel. Lo que llame La aparición de nuevos líderes, es una de los dolores de cabeza de los intervencionista OTAN y el Imperio de los EEUU, para repartirse ahora el botín geográfico de Libia, necesitan aun garantizar la “paz estable". Los rebeldes que ellos han puesto a figurar, son una diáspora de grupos con diversos intereses y sin un liderazgo que los aglutine, sentenciando en esa oportunidad: “La balcanización de Libia, próximo probable escenario”. Título de la reflexión ( http://alainet.org/active/48879).

Como era previsible, la caída de Khadafy ha sido el disparador de la extensión de la gravitación de los islamitas, con fuerte influencia de la rama de Al Qaeda en el Magreb, primero a Mali y ahora a Argelia, que Francia y otra vez junto a los aliados, “coalición malandra” en una suerte de espejo histórico, se repite en esta nueva guerra neocolonial en Malí y que probablemente se extenderá a gran parte de la región, nos toca reflexionar si este nuevo evento, con los mismos errores, si es que los hay, es por la ceguera de la codicia y la sed de recursos de una Europa decadente, o por el contrario por paradójico que parezca dentro de una geopolítica formal, la intencionalidad ultima es el descalabro y desmembramiento de una África emergente.-   

[email protected]

(*) Ex Embajador, escritor, analista político, e Ideólogo Bolivariano.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1298 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Lorenzo Angiolillo Fernández

Ex Embajador, escritor, analista político, e Ideólogo Bolivariano

 angiolillo777gmail.com

Visite el perfil de Lorenzo Angiolillo Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /internacionales/a158397.htmlCUS