Razones por las cuales el gobierno colombiano con los paramilitares si han podido hablar y con la guerrilla no

La burguesía colombiana que dirige las riendas del poder le pone día a día tantas trabas al proceso de paz con los EIRI (ejércitos irregulares insurgentes) conocidos como guerrillas, en especial con el EIRI autodenominado como las FARC-EP, pero con la ONTP (organización narcoterrorista paramilitar) conocida como las AUC, si se pudo hablar, a sus integrantes les concedieron ventajas y gabelas jurídicas por medio de la ley de justicia y paz, capacitación laboral, educativa, créditos para vivienda y negocio, seguridad social, libreta militar, entre otras cosas, con ellos si fue fácil porque eran precisamente las segundas fuerzas armadas al servicio del estado burgués pero están eran paralelas es decir se asemejaban pero estaban despegadas de todo marco legal, con ellos fue fácil porque fueron los mayores violentadores y genocidios del pueblo, ayudaron a desplazar campesinos para que abandonaran sus tierras y estas pasaran legal o ilegalmente a engordar el latifundio, masacraron comunidades enteras para favorecer la entrada de grandes consorcios trasnacionales y grandes mega proyectos de inversión extranjera en lo que conocemos como la apertura económica al libre comercio, han sido los celadores de los narcotraficantes que están en total maridaje con sectores de la clase dirigente, ayudaron mediante el constreñimiento a que el pueblo colombiano eligiera un parlamento manipulado por ellos, para el gobierno colombiano hablar con ellos fue fácil porque ante la comunidad internacional y nacional aparentaron un supuesto desarme y desmovilizacion pero hoy existen las mal llamadas BACRIM ( bandas criminales), que no son más que ONTP( organizaciones narcoterroristas paramilitares), que ya no están unidas bajo una confederación de supuestas “fuerzas contra-insurgentes” como lo eran cuando estaban las AUC, ahora están divididas bajo nuevas siglas y son abiertamente la vanguardia irregular de los narcotraficantes además de seguir siendo paladines de los carteles del mega y micro trafico de drogas, son cada vez mas terroristas, y siguen profundizando los mismos métodos del paramilitarismo clásico cada vez más avanzando hacia las ciudades puesto que le pelean a la delincuencia común y organizada el dominio de los barrios y comunas para organizar expendidos de droga, ejercer control militar de área y montar toda la infraestructura del crimen que se nutre de la violencia desatada en los campos, lo cual es clara muestra de que está más vivo que nunca el terrorismo narco paramilitar, con estos narcoterroristas el gobierno si pudo negociar, pero con los ejércitos irregulares insurgentes a esta oligarquía le queda difícil, temen algo perder el poderío que han ganado a costillas de su máquina criminal mercenaria, temen de que a lo mejor pierdan la silla del poder cuando las fuerzas insurgentes se metan de lleno a la arena política porque dichos ejércitos irregulares no podrán ser derrotados, precisamente porque tienen argumentos, tienen una visión de país, y plantean soluciones para los problemas de la patria, y son efecto de la injusticia social que es lo que le dio, y le da oxigeno a un conflicto estéril, los ejércitos irregulares insurgentes no podrán ser derrotados por la vía militar, porque aunque los debiliten son como el ave fénix se transforman de las cenizas y se reproducen cada vez mas y con más fuerza como si fueran protones luchando contra un cáncer, he ahí donde uno debe entender que si hay mujeres y hombres alzados armas como soldados irregulares llamados guerrilleros haciendo uso del derecho legitimo a la rebelión armada contra un estado elitista quiere decir que la violencia producida en los enfrentamientos de estos EIRI con las fuerzas armadas oficiales que protegen al gobierno y las ONTP; no es más que el reflejo de que algo anda mal, porque la violencia es sinónimo de malestar social, así como a un ser humano le da cólico al comer algo dañino, así mismo la violencia en Colombia y en cualquier parte del mundo es sinónimo de que algo no anda o no cayó bien en el organismo de la patria…… la solución para ese cólico crónico del país es atacar precisamente las causas que lo originaron y no los efectos de él, lo cual quiere decir rotundamente que ¡la solución es política y negociada!!!!!!!!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1123 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a157953.htmlCUS