Promesas vs resultados en Ecuador


Todos hablan de democracia, abrazan y besan al pueblo para la foto que aparecerá en los medios, mojados o bronceados por el sol, llenos de estadísticas y promesas demagógicas saturan por más de 30 días a un pueblo que no sabe qué hacer con tanto presidenciable, mismo pueblo que en su mayoría no sabe totalmente cuales son los candidatos para asambleístas porque no les interesa por ser la peor estructura política de la República del Ecuador.

Excesivas promesas e incoherencias convierten, ni bien empieza, a la campaña electoral en una guerra del bono solidario, quien ofrece más de los 38 dólares, unos dicen que subirán el bono a 50 dólares otros que lo alzaran a 75 dólares y por allí hay uno que ofrece incrementarlo a 100 dólares en su gobierno; es también, una guerra contra los impuestos, Laso dice reducirá 9 impuestos por un valor de 2000 millones de dólares, los otros candidatos se sitúan en una reducción de 9 para abajo, eso sí, todos ofrecen empleo y hablar con Dios en persona…harían de Ecuador un país incierto como lo fue en los últimos 50 años sobreviviendo con migajas del capitalismo de no tener un presidente como Correa.

Todos contra Correa, similar a lo que pasa en Venezuela con Chávez, quieren superar con mañas sucias lo realizado por la revolución ciudadana, cuenta, sin embargo, con un pueblo que reconoce la gestión de Rafael Correa como buena quien demuestra con hechos y resultados su preocupación por los más pobres y por la limitadísima proyección relacionada con el crecimiento tecnológico, industrial y cultural que tiene el pais.

Ecuador con 14.5 millones de habitantes cuenta con un probable universo de 11.5 millones de hombres y mujeres como potenciales participantes en las obligatorias elecciones del 17 de febrero en donde se elegirán presidente y asambleístas.

El 58% de los votantes son jóvenes entre los 16 y 39 años; los jóvenes de 16 a 18 años no tienen obligación de votar, estos datos son el resultado de cruce de datos entre el Instituto Nacional de estadísticas y Censos (INEC) con el padrón electoral del Consejo Nacional Electoral (CNE) y el censo de población y vivienda realizado en el 2010 por el INEC cuyos resultados dicen:

El 8% de la población es bachiller, el 10% tiene título universitario y tan solo el 1% título de postgrado; en la parte laboral el 11% de la población es empleado público, el 33% trabaja en la empresa privada y el 56% restante se encuentra en la informalidad. El sueldo básico desde enero de este año subió a 318 dólares que se convierten en 390 dólares más o menos con los décimos sueldos prorrateados, con una inflación del 4% y el costo de la canasta básica familiar situada en más de 500 dólares se debate la mayoría de los ecuatorianos y ecuatorianas.

El CNE registro hasta el cierre de las inscripciones de los partidos y movimientos políticos 3.036.808 firmas de afiliaciones y adhesiones después de la purificación realizada por la falsificación de las firmas de las personas que involucraron a todos los partidos políticos; cada partido debía registrar el 1.5% de las firmas del padrón electoral para ser autorizado a participar en las elecciones.

Así, accedieron a la campaña electoral Partido Sociedad Patriótica de Lucio Gutiérrez quien contara como candidata a la vicepresidencia de Perl Ann Boyes; Álvaro Noboa del PRIAN acompañado de su mujer Annadella Azin; el izquierdista Alberto Acosta acompañado de la afroamericana Mónica Montaño; el banquero Guillermo Laso de CREO propietario del banco de Guayaquil con Juan Carlos Solines, son los que a mi entender se repartirán el 40% de los votos en las elecciones.

De ahí vienen los rellenos de la papeleta electoral, por SUMA, Mauricio Rodas e Inés Manzano lista 23; Nelson Zabala, pastor evangélico con Denny Cevallos utilizado como conejillo de indias por Abdala Bucaram asilado en Panamá desde hace 16 años y, por ultimo Norman Wray y Ángela Mendoza de Ruptura de los 25 disputándose el 10% de la votación.

Por la lista 35 de Alianza País Rafael Correa se adueñara del 50% de los votos restantes considerando su alta popularidad más allá del 60% de apoyo a su gestión; Correa tiene como binomio a Jorge Glass respaldado por un movimiento que cuenta con más de 1.5 millones de afiliados.

Todos estos candidatos a la presidencia están conscientes que no le disputan a Correa la presidencia sino la mayoría en la Asamblea Nacional para desde allí desestabilizar al país, este es otro cuento y el mayor dolor de cabeza de Correa porque tiene que “ayudar” a los mediocres asambleístas de País que buscan reelegirse para obtener una mayoría parlamentaria y dar paso a leyes importantes para sostener el concepto revolucionario de cambio.

Estas elecciones son el resultado de las falsas convicciones, de los discursos hostiles a los resultados del gobierno, de la demagogia del engaño y del eterno oportunismo de Lucio Gutiérrez, Álvaro Noboa así como de los incapaces garantizados como Guillermo Laso representando a los banqueros y a la oligarquía local, es el resultado también de los positivos necios como Alberto Acosta elegido por las izquierdas, buscan confirmar sus propias creencias e intereses sin importarles las del pueblo.

Igual pasa con los rellenos de la papeleta urgidos por ser conocidos, son los paracaidistas saltando a las presidenciables sin tener ningún recorrido político, son los infaltables oportunistas que piensan que el pueblo es pendejo, solo les interesa colocar en su hoja de vida “candidato presidencial” hasta ahí llega su convicción.

Realmente esta gente ni en la primera ni en la segunda vuelta electoral ni suma ni resta.

[email protected]





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1074 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a157326.htmlCUS