Desde Costa Rica: Comandante chávez, estamos con usted con el corazón abierto como la madre tierra

Centinela que estás sobre los Andes,
no reveles a nadie tu consigna.
Cuando tu fuerza y tu vigor expandes,
gritas ¡alerta! a los ensueños grandes
y asumes siempre la actitud más digna.
Airón de estrellas nimba tu cabeza.
Nada detiene tu viril empuje.

Con un corazón espléndido y voz diáfana le habló el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías a su pueblo, al revelarle la ineludible urgencia de la operación quirúrgica, a que debía someterse.
Verdad magnánima y franca con la que el líder de la Revolución Bolivariana, siempre le ha hablado al pueblo venezolano. En todos los momentos difíciles por los que ha transitado el proceso revolucionario Bolivariano, se ha concurrido a la fuerza soberana y al alma límpida del pueblo.

Al enfrentar la dolencia, como ha confrontado cada tarea y responsabilidad cívica, familiar y revolucionaria el compañero Presidente Hugo Rafael Chávez Frías lo ha hecho con expansivo vigor, digna actitud, viril empuje y gritando el alerta por los grandes sueños de Bolívar que hoy se construyen. Parafraseando un poco el poema del epígrafe, perteneciente al poeta ramonense Carlomagno Araya, como una batalla entre las batallas vencer el trance de lo intempestivo ha sido la estrategia y la convicción del camarada Presidente. Emprendiendo la faena con entereza, ecuanimidad, sabiduría, sobriedad, pundonor y sensibilidad.

La vida nos asombra en cada recodo del camino y el dolor físico es una realidad posible, que jamás se desea, ni en detrimento propio ni para nadie.

Sin embargo, los buitres de la contrarrevolución venezolana y la reacción internacional, de nuevo vomitan sus repugnantes augurios intentando utilizar la ineludible y particular condición; y el urgente y especial tratamiento de la conocida enfermedad del Compañero Presidente, para sus fines desestabilizadores.

La oligarquía cavernaria de Venezuela y la falange imperialista se revuelcan otra vez en las deyecciones de su decadencia, y se muestran en su natural condición de mensajeros de la muerte.

Incapaces de sostener una lid política leal y de frente, basada en la propuesta y la rectitud, se aferran con sus garras ponzoñosas a la presunción, la temeridad, la conjura, la mentira y la manipulación.

La ofuscación que los asfixia les hunde en el fango de siniestras maniobras y los retrata en sus rasgos de prepotencia, petulancia, vileza e irrespeto por la vida humana, cuando se trata de recuperar un poder que han perdido y que se les aleja de las manos, por la acción indoblegable del pueblo venezolano.

Mensajeros del oscurantismo, ni la demagogia más cínica ni el falso legalismo, invocando incluso la Carta Magna Bolivariana; Forjada por el pueblo y sufragada por el pueblo, y la cual han desconocido y han pisoteado con golpes de Estado, conspiraciones y asonadas los ha inhibido a mencionar la factibilidad de prontas elecciones y por supuesto, la desvergüenza de la avidez del poder.

De nuevo saldrán derrotados por la ignominia de sus propósitos y gracias a la nobleza y la magia del pueblo.
Los mas atávicos y cósmicos sentimientos de la humanidad están con el Camarada presidente Hugo Rafael Chávez Frías, en está nueva batalla por la vida.

Las energías desde lo más hondo de la madre tierra hasta las estrellas, confluyen en este momento inefable, para vencer la oscuridad e iluminar con más potencia el camino de la vida y del triunfo.

Nuestro corazón, voluntad y sentimientos están con usted y el pueblo venezolano y su Revolución.

América entera, el mundo entero, los pueblos unidos se inflaman de solidaridad y apoyo en esta nueva batalla y a esta nueva victoria.

Los revolucionarios y las revolucionarias somos portadores de la vida.
Patria y socialismo hasta la victoria definitiva.
P’ lante… Comandante viviremos y venceremos.


Círculo Bolivariano Yamileth López (CBYLO). Centro Popular Costarricense de Estudios Sociales (CPCES)
San José-Costa Rica
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1011 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a155761.htmlCUS