¿Si la política es un gran negocio, por qué prohibir al PRI, PAN, PRD, firmar pactos entre ellos?

1, Los flamantes funcionarios del PRI, PAN, PRD –“muy preocupados” por lo que sucede en nuestro país- se han proclamado nuevamente los salvadores de México; por eso han declarado que: “Al firmar los acuerdos cada uno de los partidos hace concesiones, sacrifica principios, pero todo lo hacemos en beneficio de México, de nuestra patria; porque no es justo que en nombre de nuestras ideologías estemos divididos y siga sufriendo nuestro país por falta de desarrollo e inversiones”. Fue tan cínico el discurso que sólo les falto decir que “México y la patria” son ellos, los partidos y nadie más. Las firmas de los otros partidos se darán apenas reciban un buen pago por ellas. ¿No es acaso un triunfo contundente del próximo gobierno de Peña Nieto que ha sabido entender bien que no hay partido que aguante un cañonazo no de 20 mil pesos, sino de 20 millones?

2. Mientras firman los partidos traidores (PAN y PRD) el pacto de respeto a Peña Nieto a cambio de mayor cantidad de subsidios y cargos, los estudiantes del 132 y muchos habitantes del DF han acordado luchar: “Todos a cercar el congreso de diputados el 1 de diciembre”. ¿Qué hará MORENA en tanto?: un mitin en el monumento del Ángel de la Independencia situado a 8 kilómetros del zócalo y a 15 kilómetros del congreso “para no caer en provocaciones”. Entonces, ¿no hará marchas tal como convoca en todo el país? No -declara Batres- sólo hará mitin para demostrar que es un partido decente del que se puede confiar. Pienso que ese primer gran acto de MORENA demuestra que la filosofía del amor ha penetrado profundamente en sus dirigentes y quizá entre sus militantes, pero tendrían que hacer muchos más actos de contrición.

3. Ya los cardenales Rivera Carrera, Sandoval Iñiguez, Onésimo Zepeda y el mismo escritor Javier Sicilia, podrían estar contentos porque sus filosofías del amor han dado maravillosos resultados en la política mexicana. Y quizá también el PAN con su política haya logrado doblegar al PRD y cambiar a gran parte de los sedicentes de izquierda que se convirtieron en místicos pacifistas. ¿Tendrá razón entonces el hijo de Maquío, Manuel Clouthier Carrillo, al denunciar el fracaso de Fox y Calderón y decir que “son iguales porque ambos comparten su responsabilidad en el experimento fracasado de la democracia, pues gobernaron con frivolidad, irresponsabilidad y pusilamidad. (Además que) Todo indica que Fox ya no está muy bien, pero Calderón tampoco. Los dos presidentes panistas fueron frívolos… cada uno a su estilo”?

4. Recuerdo que el escritor derechista José Fuentes Mares dijo algo despectivo, doloroso pero cierto, en los años setenta en su libro La Revolución Mexicana: “A esos políticos de la izquierda mexicana no les han dado chance de gobernar o ocupar cargos, pero cuando les den la oportunidad la tomarán inmediatamente pensando en que se han “sacrificado” muchos años, han estado incluso en la cárcel, y que ya es tiempo de cobrar lo mucho que les deben”. Fuentes Mares no habló mal de la corrupción PAN y sus familias metidas en cargos políticos, porque era parte de ellos; pero sí llegó a tener mucha presencia como historiador y crítico de derecha en aquellos años. ¿Estarán condenados todos los partidos a ser como el PRD que un día se autocalificó de izquierda y hoy es la peor vergüenza nacional al venderse por un plato de lentejas?

5. ¿En eso terminan todos los partidos a pesar de la muerte de muchos de sus militantes? El PRI fue resultado de la Revolución (1910-17), de la Constitución de 1917, de los gobiernos de Carranza, De la Huerta, Obregón y Calles, de la guerra cristera; es decir, por el PRI y sus gobiernos, tuvieron que morir (desde 1929 que se fundó como PNR) decenas de miles de mexicanos. Por el PAN –por su ideología derechista, empresarial y clerical, de oposición al PRI, al sindicalismo y a los grupos de izquierda- han muerto muchos desde que se fundó en 1939 como una reacción al régimen Cardenista bautizado “socialista” por la misma derecha. Por el PRD, que desde que nació en 1989, han muerto varios cientos de militantes como producto de la represión y los asesinatos de Estado. ¿Para tener ese tipo de partidos sacrificaron sus vidas y otros, varios años de prisión?

6. El gobierno de Peña Nieto es tan espurio e ilegítimo como el de Calderón, porque también fue producto del fraude que se concretó en la compra de votos. Lo que ha sucedido es que la lucha contra Peña se redujo a las denuncias burocráticas, al trámite administrativo y se hizo a un lado la lucha combativa en las calles. Parece que incluso tomará posesión de su gobierno sin mucha oposición como preludio de que su sexenio estará respaldado por negociaciones y acuerdos. Parece que la política no estará en manos del presidente sino que será el PRI, Televisa, los empresarios, los EEUU, quienes tengan el timón y Peña sólo sea la figura que aparecerá en nombre de ellos. La partidocracia –conocidos estos acuerdos PRI, PAN, PRD,- será esencial en estos primeros años del sexenio en que se aprobarán todas las reformas estructurales y la mayor privatización.

7. Hay muchos signos que muestran el incremento de la represión en los próximos años, sobre todo por esa imponente toma del palacio legislativo de San Lázaro por el ejército, la marina y la policía federal, que ha provocada millones de protestas de la población. Pero sabe el aparato del PRI –con sus 71 años de experiencias de gobierno- que le ha resultado mejor la compra, la mediatización y el control de los organismos de oposición. Con esa estrategia el PRI -aunque siendo de derecha y proempresarial- ha sabido engañar con una posición de “centro” que en la historia le ha permitido manipular a “Tirios y Troyanos”, es decir, a los bandos que se autocalifican de izquierda y derecha. Peña Nieto sabe que no podrá gobernar de acuerdo a sus ideas porque tras él estarán los Beltrones, Gamboa, Chuayffet, Hank, Joaquín, que no lo dejarán solo.

8. Quizá ese poder político han vislumbrado panistas y perredistas para llegar a acuerdos con el PRI. El “nuevo PRI” continuará operando, haciendo enormes negocios como “viejo PRI”, pero en política seguirá poniendo el primer lugar la negociación, sin esconder el garrote. Los grupos de oposición: Yo soy 132, la CNTE, los electricistas, la APPO, Atenco, mineros, etcétera, podrán continuar batallando, pero sin poner en peligro el control gubernamental priísta. Pienso que incluso poderosos caciques sindicales y dirigentes campesinos o ciudadanos no serán removidos en sus cargos para evitar cambios que resulten fuera de control; al contrario el PRI buscará firmar más acuerdos, incluso con los grupos del narcotráfico –tal como ayer lo hizo con el PAN y el PRD- para garantizar mucha estabilidad al PRI. (27/XI/12)

Consultar Blog: http://pedroecheverriav.wordoress.com

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1103 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Pedro Echeverría V


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /internacionales/a155027.htmlCUS