“El Acidito”

Unión Europea: Venezuela con desarrollo satisfactorio

Venezuela figura entre los doce países que en 2014 perderán las ventajas arancelarias de la Unión Europea (UE).

Un arancel es el impuesto o gravamen que se aplica a los bienes, que son objeto de importación o exportación. El más extendido es el que se cobra sobre las importaciones, mientras los aranceles sobre las exportaciones son menos corrientes, también pueden existir aranceles de tránsito que gravan los productos que entran en un país con destino a otro. Cuando un buque arriba a un puerto aduanero, un oficial de aduanas inspecciona el contenido de la carga y aplica un impuesto de acuerdo a la tasa estipulada para el tipo de producto. Debido a que los bienes no pueden ser nacionalizados (incorporados a la economía del territorio receptor) hasta que no sea pagado el impuesto, es uno de los impuestos más sencillos de recaudar, y el costo de su recaudación es bajo.

La instauración de aranceles responde a la idea de que el comercio internacional, bien de manera genérica o sólo en algunos casos, produce efectos negativos a la economía de un país. Desde el punto de vista económico, la importación de bienes desplaza la producción del interior del país, con lo que pueden existir trabajadores que pierdan sus puestos de trabajo. Otro tipo de argumento es el déficit que puede provocar en la balanza de pagos debido a las importaciones.

Ahora bien, Venezuela, Argentina y Brasil figuran entre los países que perderán en 2014 ventajas arancelarias de la UE; además de Bielorrusia, Rusia, Kazajistán, Gabón, Libia, Malasia y Palau, por haber sido catalogados en los últimos tres años como economías de renta media-alta por parte del Banco Mundial (BM), basado en el PIB per cápita.

Esto quiere decir que la UE considera que Venezuela y los otros países indicados han alcanzado niveles de desarrollo satisfactorios. En el mismo listado había sido incluido Ecuador, pero el Gobierno ecuatoriano realizó gestiones para demostrar al Banco Mundial que los cálculos que usaron eran erróneos, y luego de revisado ese argumento se rectificó la calificación, con lo que se abrían las posibilidades de seguir con las preferencias un año más, lo que permitirá a los vendedores y compradores de ese país realizar planificaciones comerciales con más tranquilidad, tomando en cuenta que el beneficio arancelario terminaría en el 2014.

Esas políticas arancelarias indican que los países beneficiados gozaran de aranceles preferenciales que podrán ayudar a mejorar sus economías o salir de la crisis. Por ahora Venezuela sale de las preferencias, pero por otro lado es un reconocimiento tácito que da la Unión Europea al crecimiento económico de nuestra nación.

Email: [email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1432 veces.

Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.