Las huelgas de hambre de las que no habla Radio Martí

La intolerancia y el odio irracional del staff de la mal llamada Radio Martí, hacia Cuba y su Revolución, los hace ignorar lo que realmente sucede en el mundo. Como caballos con tapaderas en los ojos deambulan, cansones y aburridos, insuflados por la rabia y la impotencia, hacia una sola dirección: mantener el discurso mediático anticubano. Todo lo demás no importa, no es trascendente.

Cada uno de estos falsos periodistas, cuya carencia de ética y profesionalidad, sazonada con una abominable falta de escrúpulos, gana su salario sobre la base de difundir las mentiras y bulos fabricados por una contrarrevolución radicada en la Isla, formada por cuatro gatos maulladores en busca de su premio: un poco de dinero sucio. La falta de recato es obsesiva y, mes tras mes, sobredimensionan las falsas huelgas de hambre de esos mercenarios, lo cual ha sido hartamente probado: que solo se reducen a shows mediáticos, a engañosas "batallas" en las que se hartan opíramente tras banbalinas, probando su falta de convicciones y su debilidad de principios. Huelgas de pacotilla son el plato fuerte de esta falsaria emisora.

Gracias a ello, la credibilidad de Radio Martí, al igual que la de sus fuentes, ha ido mutándose en sucias partículas de excremento ideológico, nada peligrosas ni amenazadoras para la Revolución Cubana. Por ello, cuando Marta Beatriz Roque Cabello camina por la calle y alguien murmura tras ella: "Allí va, la descarada esa", también pone en tela de juicio a aquellos que sobredimensionaron, a sabiendas, la condenable farsa.

Pero Radio Martí, además de engañosa, también es cómplice silenciosa de los verdaderos abusos que ocurren en el mundo; también es culpable de callar la verdad sobre la resistencia verdaderamente heroica de otras gentes, afuera de Cuba, por lograr sus anhelos de justicia social.

¿Dedicó, acaso, un espacio para reflejar la huelga de hambre mantenida por Daniel Levinao y Paulino Levipán, comuneros mapuches chilenos quienes han llevado 59 días sin ingerir alimentos, en protesta por un juicio amañado en que fueron condenados a 11 años de prisión? ¿Expresó, por pudor, su comentario sobre la injusta política contra los mapuches wente winkul mapu del Lof Chekenco, por parte del actual gobierno de Sebastián Piñera, los que padecen el despojo de sus tierras y el atentado permanente contra sus raíces históricas? Obviamente, responderán cínicamente las cotorras indolente de Radio Martí, que ellos se interesan solo por los problemas de Cuba y que ese problema es de los chilenos. Tampoco cuestionarán la "democracia" del país austral, exclusiva y discriminatoria, como la que ellos quieren imponer a nuestro pueblo.

¿Les preocupó la huelga de hambre mantenida por los trabajadores españoles Tomás Calvo y Joaquín García, empleados despedidos por Sufi Cointer, una concesionaria municipal del servicio de limpieza viaria y recogida de basura, radicada en Cádiz, como resultado de la política de recortes aplicada por Mariano Rajoy? Ni una sola letra han escrito al respecto y, mucho menos, una condena. La razón es la misma: esa es la "democracia" que quieren para Cuba.

¿Les ha importado el caso del detenido César Daniel Gónzález, quien realiza una huelga de hambre, exigiendo que las autoridades del Servicio Penitenciario Provincial y de la Unidad Penal III, lo autoricen a estudiar en la Universidad Nacional del Comahue, tras llevar 17 años preso y a quien se le niega el derecho a estudiar? Por supuesto, César tampoco es cubano.

¿Les interesa, acaso, divulgar que cientos de presos políticos kurdos, en Turquía, se han sumado a una huelga de hambre indefinida, cuya protesta pacífica ha sido ignorada también por las agencias de medios internacionales y organizaciones de derechos humanos? Los kurdos no les interesan tanto como los curdas (alcóholicos) contrarrevolucionarios anticubanos, que se llenan el estómago de cerveza y comida con el dinero sucio recibido por la USAID. Eso sí parece ser asunto suyo.

¿Acaso eso es periodismo?¿Acaso eso es ética y profesionalidad?

Sin lugar a dudas, hoy Radio Martí es la más real expresión de la chismografía política barata, del reallity show de mercenarios sin escrúpulos y mentirosos, de la más repudiable guerra ideológica. Pura caca, diría mi abuela.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 908 veces.

Percy Francisco Alvarado Godoy


Visite el perfil de Percy Francisco Alvarado Godoy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.