Diálogo y estrategias de Paz: ¿De USA o de la oligarquía colombiana? (V)

En la sociedad de Clases, las revoluciones y las guerras revolucionarias son inevitables; sin ellas es imposible realizar saltos en el desarrollo social y derrocar a las clases dominantes reaccionarias, y, por lo tanto es imposible que el pueblo conquiste el poder (…) toda guerra justa revolucionaria, está dotada de una fuerza inmensa, capaz de transformar muchas cosas, o abrir el camino a su transformación (Mao Zedong. Sobre la guerra prolongada, mayo, 1939. Obras Escogidas, t. II)  

En esta quinta entrega, se suministra una cronología que resume los principales “intentos” de acuerdos de paz y humanitarios en Colombia durante el gobierno de Ernesto Samper Pizano, así como algunos comentarios sobre el ambiente con que finalizó el S-XX en el citado país.

Los eventos a partir del  gobierno de Andrés Pastrana Arango, se mostrarán en las entregas VI, VII y VIII. 

En cuanto los orígenes, causas de la insurgencia, su trayectoria y las estrategias de USA en este tipo de proceso, se sugiere leer las entregas I al  IV. En todo caso debe quedar claro, que han existido centenares de comunicaciones confidenciales entre los representantes del Pentágono, la CIA, la DEA, el FBI y los gobiernos de Colombia y su fuerza armada, que hasta ahora, prácticamente se desconocen a pesar de ser la esencia de la injerencia del modelo imperial en ese país y en gran parte de América Latina y el Caribe (los libros de Eva Golinger y Jean-Guy  Allard son un soporte valioso para ilustrar sobre la citada injerencia)

A continuación se suministra la supra Cronología:

AÑOS  1994-1998: En la administración del Presidente Ernesto Samper Pizarro se produjeron varios  eventos y acuerdos, de los cuales se han seleccionado los que siguen:

  • El presidente Ernesto Samper reconoció que hubo responsabilidad del Estado colombiano en la masacre de Trujillo, tras revelarse un informe de la Comisión de la Verdad. La comisión estuvo integrada por miembros del gobierno colombiano, entidades de control, la iglesia católica y numerosas ONG. Como se recordará, las fuerzas del ejército junto con paramilitares, bajo la asesoría de USA, violaron, torturaron y asesinaron más de 300 campesinos, acusados de colaborar con las guerrillas (Febrero de 1995) 
  • Reunión con el señor  Werner Mauss con los comandantes del ELN, (a) Antonio García y (a) “Gabino”  a fin de negociar la Paz en Colombia, misión que le había sido confiada al primero de los nombrados por el gobierno alemán. De esta reunión surgió la solicitud del grupo guerrillero para hacer una promoción en Europa y conseguir apoyo para una posible solución política al conflicto armado (18.11.95)
  • El gobierno Colombiano autorizó el viaje de 19 dirigentes y activistas del ELN, hecho que les permitió visitar en casi dos meses, a seis países, incluyendo el Vaticano, donde fueron recibidos por el  Papa (1996)
  • El Señor Mauss y su esposa regresaron a Colombia, donde se reunieron con algunos ministros y funcionarios de la embajada alemana y colombiana, sosteniendo conversaciones encaminadas a contar con la aprobación del Presidente Samper, sin embargo, esto no prosperó porque presuntamente el gobierno alemán propuso incluir el problema del narcotráfico en dichas conversaciones de Paz (abril 1996)
  • Se produjo la toma de la base militar de Las Delicias por parte de las FARC-EP(1996)
  •  La Fiscalía General de Colombia acusó al señor Mauss de extorsionador, y en consecuencia, no fue posible llevar a cabo las negociaciones, a pesar que una de las razones era porque una parte de los presos políticos recluidos en las cárceles del gobierno, se encontraban en mal estado de salud. Los planes comprendían alto al  fuego, y la liberación de un grupo de presos enfermos (Diciembre de 1996).
  • Se produjo un encuentro entre las fuerzas insurgentes y el  representantes del gobierno colombiano en Costa Rica, donde participó Juan Manuel Santos, y donde se proponía una zona desmilitarizada para llevar adelante los diálogos de Paz (1997)
  •  Aconteció, “La Masacre de Mapiripán” evento criminal ocurrido entre el 15 y el 20 de julio de 1997, el cual tuvo lugar en el municipio del mismo nombre (Dpto. del Meta, Colombia). Esta masacre costó la vida de un número no determinado de ciudadanos en manos de grupos paramilitares, los cuales según Salvatore Mancusso (Jefe de las AUC), fueron absueltos por la complicidad de las autoridades militares y de la  policía, así como por importantes funcionarios públicos en compañía de asesores norteamericanos. En el año 2005, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado Colombiano por su complicidad con los paramilitares autores de los crímenes (1997) 
  • El ELN firmó una proforma de acuerdo donde se especificaba el proceso para una Convención Nacional. El convenio definitivo nunca se llegó a firmar, a causa de la muerte de (a) “El Cura Pérez” quien presuntamente murió de una enfermedad tropical en las montañas de Colombia (febrero 1998)
  • Se llevó a cabo una reunión entre Andrés Pastrana y Manuel Marulanda, lo que permitió despejar algunos municipios para facilitar las conversaciones de paz (09.06.98) 
  • En Maguncia (Alemania) se llevaron a cabo las conversaciones (Puerta del Cielo) con asistencia de una representación  la sociedad civil y del gobierno  colombiano-Equipo negociador- el Comando Central del ELN. Aunque la representación del gobierno no se presentó al lugar de la firma del convenio, se dijo que este estuvo de acuerdo, toda vez que reflejaba  las propuestas de la Convención Nacional (12.07.1998)
  • Raúl Reyes, previniendo posiblemente alguna traición, dijo “Hablar de paz no significa el silencio de los fusiles” (11.08.98)
  • En una declaración escrita, las FARC-EP plantearon que para cumplir con los protocolos 1  y  2 de Ginebra sobre los Derechos Humanos era necesario primero firmar la paz (finales de 1998)
  • Se llevó a cabo una reunión de representantes de la Sociedad Civil con el nuevo comandante del ELN,  Nicolás Rodríguez Bautista, en Maguncia, Alemania. Días después se reunieron con los representantes de Samper, pero debido al hostigamiento que hicieron las Autodefensa Unidas de Colombia (AUC-paramilitares), y a la respuesta armada de los guerrilleros, no se pudo llegar a un acuerdo final (Julio-agosto 1998)
  • El gobierno de E.  Samper, reconoció el status político del ELN (Resolución 83) y se entró en un proceso de paz, mediante reunión que se sostuvo en Rio Verde (Antioquía) y donde participaron los guerrilleros Francisco Galán y Felipe Torres, conferencia   que  facilitaría organizar la Convención Nacional (1998)
  • Fue destruido un tramo del oleoducto central de Machuca (Antioquia). Según los medios de comunicación oficiales, a causa del fuego murieron cerca de 60 personas calcinadas. Según estos mismos medios, Nicolás Rodríguez, (a) “Gavino” aceptó la responsabilidad de este incendio (octubre 1998)
  • Enfrentamiento entre Las FARC-EP (Columna Teófilo Forero) y el ejército (Batallón 52 de la Brigada Móvil No. 3)  en la quebrada El Billar-Dpto. de Caquetá, unos meses antes de las elecciones presidenciales, durante 72 horas. En esta batalla resultó derrotado el ejército quien tuvo 64 bajas, 18 heridos y 43 retenidos (01 al 03.11.1998)
  • Se produjo por parte de las FARC-EP,  un ataque a la una base militar del Ejército Nacional de Colombia,  en la zona selvática del Caguán. Se estima que este enfrentamiento dejó más de 60 bajas (Marzo, 1998)
  • Por instrucciones del Presidente Samper y bajo presión de la FARC-EP, se desmilitarizó una zona de 40 km2 (Cartagena del Chairá)  a fin de permitir la entrega de 70 militares retenidos, momento a partir del cual el gobierno liberó un grupo de guerrilleros presos en sus cárceles.  (abril 1998)
  • Ofensiva de las FARC-EP, en los departamentos del Meta y  Guaviare, donde lograron capturar un poco más de cien soldados, como una medida de presión para obtener la libertad de sus presos (agosto 1998)    
  • Con las FARC-EP, hubo un acercamiento, consistente en una reunión que se llevó a cabo en Costa Rica (finales de 1998) Es evidente que un Diálogo Nacional, sin los actores capaces de controlar  el aparato político-militar institucional y paramilitar, no podía llegar a ningún resultado efectivo, y más bien se convirtió en un juego de ping pong, donde cada uno se lanzaba la pelota de la ineficacia, por lo que ni siquiera un Plan de Emergencia propuesto por el M-19,  pudo salvar el proyecto de Paz ¿Realmente a la oligarquía le interesa una paz con dignidad para ambas partes?
  •   Cabe destacar, que en los años del gobierno de Samper,   también se llevaron a cabo varias acciones a cargo del ELN, quienes lograron hacer algunas negociaciones menores con el Estado neoliberal.   

Resultados: hubo intercambios humanitarios, pero no se logró precisar acuerdos de paz, razón por la cual, el enfrentamiento continuó. Mientras tanto la oligarquía colombiana, los terratenientes, los mercaderes de la política y los grupos paramilitares, siguieron enriqueciéndose con su modelo de explotación capitalista y con los US $ que desde USA se le inyectaban al país, con el pretexto de combatir el narcotráfico. Como siempre, los medios de comunicación al servicio del sistema venido del Norte, culpaban de todos los males a la insurgencia revolucionaria. Según estas fuentes, los miles de desplazados colombianos, no eran consecuencia de los paramilitares (protectores de los traficantes de drogas) y del ejército, sino  de los guerrilleros y de los propios campesinos ¿Es fácil negociar cuando es una sola de las fuerzas  la que impone su criterio y se siente dueña de la verdad absoluta?

En síntesis, quedó demostrado que en el gobierno presidido por Ernesto Samper P. se acentuó la existencia del comercio de la droga y sus principales protectores armados, como son los paramilitares, quienes mediante el apoyo solapado de los grandes capos de la droga, del ejército y del propio gobierno, han venido contrarrestando todo intento de los sectores populares y medios por construir un país con justicia social. Mientras tanto, USA y sus cómplices, con inaudita habilidad y maña, le hace ver a la gente, que la culpa de sus males está en la lucha social por la igual y equidad. Es esta realidad la que oculta la derecha que ha venido gobernando en Colombia y la mayoría de los países de América Latina y el Caribe, durante varias décadas. La sed de riquezas ha hecho que para los ricos es más lícito “el trabajo” ejercido por el narcotráfico que la lucha que libran los guerrilleros y organizaciones sociales por destruir el imperio de la droga y del dinero en pocas manos:

Para llegar a la configuración de la guerra de las drogas, como doctrina diplomática, y estratégica, se ha necesitado dar una serie de pasos que son todas las operaciones militares y policiales, las presiones diplomáticas, los acuerdos y leyes policiales, que conforman la guerra y tienen su expresión en cada uno de los países andinos. La estrategia o iniciativa Andina, pactada con los países latinoamericanos, en la cumbre de Cartagena (1990), permite una aproximación militar-económica  del problema, configurándose definitivamente una doctrina geopolítica, la guerra de la Cocaína, que debido a su carácter integral y regional moldea las relaciones entre USA y América Latina de acuerdo a los presupuestos hegemónicos de la gran potencia (Belén Boville Luca de Tena. La Guerra de la Cocaína. Barcelona, 2000)

  Queda de esta manera bautizado gran parte de las causas del gran conflicto que sufre el hermano pueblo colombiano. Como se verá en las próximas entregas, los gobiernos de Pastrana, Uribe y Santos no escapan a los cálculos geopolíticos y geoestratégicos de USA y asociados. Saber distinguir con gran precisión donde están los enemigos del pueblo y sus aspiraciones revolucionarias, es un deber y un derecho  de inaplazable determinación  y compromiso por alcanzar la independencia y soberanía nacional. 

[email protected]

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1025 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Yolí J. Núñez O.


Visite el perfil de Yolí José Núñez O. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /internacionales/a151186.htmlCUS