¿Qué hacer cuando las especies se extinguen?

El año 2010 fue declaro por la ONU como el año internacional de la biodiversidad, en el que políticos de la talla de Angela Merkel apelaron a detener la galopante perdida de diversidad biológica en la Tierra, donde existen 2 millones de animales y plantas, aunque se supone que el número real podría oscilar entre 3 y 100 millones, de los que se extinguen diariamente 150 especies. Aunque “extinto” no es el término adecuado para definir como terminaron algunas de especies, mas acertado sería decir que fueron cazados hasta la extinción.

Uno de los resultados obtenidos por la ONU dice que la huella ecológica ha aumentado desde 1970, es decir, que el hombre abarca cada vez una superficie más grande y otro informa sobre que las especies más amenazadas son los anfibios y los corales. Igualmente la ONU ha nombrado 5 motivos principales: La tala indiscriminada de selva, el drenaje de humedales, la sobreexplotación de los mares, la contaminación ambiental y el cambio climático.

El cambio climático acidifica los mares, lo que atenta agresivamente con la vida de los corales. La contaminación por fosfatos y nitratos procedentes de la agricultura y ganadería hace aumentar la población de algas con lo que el número de peces disminuye. Anualmente se destruyen 13 millones de hectáreas de bosque (una superficie como la de Grecia). El 80% de los arrecifes de coral del Caribe ha desaparecido y el 35% de los manglares se exterminaron en los últimos 20 años. La revista alemana SPIGEL ONLINE publicó un informe en el que se habla de una perdida del 94% de la población piscícola y que por ejemplo en 1937 era posible pescar con los simples pesqueros de entonces 14 veces más que hoy día con los pesqueros de alta tecnología.

Mientras el ser humano siga quitándole espacio vital a los animales de forma tan desconsiderada, no se va a poder frenar la extinción de especies, mientras se siga fomentando especialidades culinarias como el Sushi o la sopa de aleta de tiburón los peces no van a ser protegidos, mientras animales como el oso Bruno que fue abatido a tiros cuando cruzó de Italia a los bosques alemanes, no sean respetados, no tendrán la oportunidad de seguir viviendo con nosotros.

Hoy se sabe que el consumo de carne da lugar a la ganadería intensiva y esta a su vez a que se talen grandes extensiones de selvas dado que se necesitan enormes extensiones de cultivos, o sea, que cuando se come carne en realidad no se debería decir que se es amigo de la naturaleza, porque con esa costumbre culinaria se contribuye en gran medida a la extinción de las especies.

Radio Santec
www.radio-santec.com
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 658 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a149537.htmlCUS