¡Basta de circo en España!

En España, el capitalismo, la crisis y la corrupción han hecho a los ricos más ricos, han convertido a miles de familias en pobres y los pobres han pasado a la miseria. Los científicos sociales coinciden en que España es “una sociedad más polarizada entre los que tienen y los que no tienen”.

En el verano la realidad se les ha desnudado a los españoles, ésta ha mostrado cifras impactantes descubriendo un aumento de la exclusión social que afecta cerca del 27 % de la población, y “un 41% de los hogares españoles manifestaban su incapacidad para hacer frente a los gastos imprevistos”.

En España –la 12° economía del mundo de acuerdo al Fondo Monetario Internacional (FMI)–y como demuestran las investigaciones, la tasa de pobreza se sitúa entre 25 y 27%, una de las más elevadas de la Unión Europea.

En el informe “La infancia en España 2012-2013” elaborado por Unicef, se han dado cifras dramáticas: el nivel de pobreza infantil ha superado el 26%, pasan de dos millones los niños afectados por la pobreza.

Cáritas ha denunciado que es en España donde más ha aumentado la brecha entre ricos y pobres; dicha organización ha triplicado su atención, pasó de asistir 400.000 pobres o en situación de vulnerabilidad en el 2005 a 1.200.000 en la actualidad.

La acción de “expropiar” alimentos y artículos de primera necesidad por parte del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), y liderada por el alcalde de Marinaleda Juan M. Sánchez Gordillo y Diego Cañamero, ha sacado de la modorra a la sociedad española.

La acción simbólica del SAT y sus líderes al “expropiar” a las ricas corporaciones de alimentos y llevar el pan al hambriento, ha sido una sacudida a los defensores del capitalismo y al circo –televisión, religión, lotería, toros, fútbol– que esconde la pobreza en España

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1174 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a148348.htmlCUS