¡Increíble pero cierto!

El racismo le dió tres medallas a Grecia

La decisión del Comité  Olímpico de Grecia de inhabilitar a su mejor atleta en Salto Triple, Voula Papachistou,  por emitir conceptos discriminatorios en contra de inmigrantes africanos  pudiera ser un caso sin precedentes en la historia de los Juegos de mayor prestigio del mundo por lo cual se ha hecho acreedora de tres medallas de oro sin tocar la pista atlética londinense-

Voula  dejó colar en su cuenta twuitter comentarios racistas, los cuales generaron una ola de protesta por las redes sociales de los cinco continentes lo que indujo al Comité Olímpico de Grecia a tomar la decisión de suspenderla por violar derechos humanos fundamentales.

La carismática atleta en su prédica racista escribió: “con tantos africanos en Grecia, los mosquitos comerán como en casa”. A los primeros reclamos Voula Papachistou respondió de manera arrogante: “Así soy. Me río…No soy un disco para quedarme rayado y repitiendo todo y si cometo errores, no puedo poner la repetición instantánea. Presiono Play y sigo adelante”

El Comité Olímpico al emitir el veredicto de la suspensión fue quien la paró en seco y la hizo retroceder: “fue una broma desafortunada y de mal gusto que publique en mi cuenta personal de twuitter…estoy avergonzada por las respuestas negativas que genere, pues nunca quise ofender a nadie ni atentar con los derechos humanos” se lamentó.

Ojalá muchas instituciones sigan el ejemplo ético de ese extraordinario Comité quien de esa manera le recuerda a los atletas que las primeras preseas que deben obtener, sin acudir al podio, es la que se obtienen a través del buen comportamiento, la sana competencia, la solidaridad, la convivencia y la ciudadanía factores todos reñidos con el racismo.

Es una decisión humana de mucho calibre por su alto contenido pedagógico para la población mundial. Pone de manifiesto que si es posible utilizar las redes sociales a favor de las causas más justas.

Le permite a Grecia mantener la supremacía de  unos juegos que nacieron en su seno, entre otras cosas para el ejercicio de la igualdad social en el año 776 a.c y en los tiempos modernos en Atenas en 1896.

Cuando la selección de Grecia se exponga ante las multitudes presentes en los escenarios de la confrontación olímpica ojala puedan escuchar en Londres los aplausos que le tributaremos desde Venezuela por esa grande y oportuna  lección que recorre el Globo Terráqueo la cual merece tres medallas doradas por ese insuperable Salto Triple en contra del racismo por ser contraria a la humanidad.

[email protected]

*Periodista


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1072 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a147506.htmlCUS