Conferencia de Bilderberger planifica más confusión política en Rusia

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org



La secreta conferencia anual del Grupo Bilderberger que reúne a los líderes del mundo capitalista, financiero, político y mediático en diferentes sedes, se efectuó este año en la localidad de Chantilly, Virginia, EUA, cerca de la puerta trasera del Aeropuerto Internacional Dulles de Washington. La sede del hotel turístico Marriott Westfields acomodó a los huéspedes oficiales y no oficiales para que transitaran desde el aeropuerto lo más clandestinamente posible y de esa manera evitar al enorme número de manifestantes del movimiento progresista “Ocupa” y del conservador “Partido del Te” que llenaron el perímetro establecido por el gobierno para la seguridad de la conferencia “privada”.

La conferencia Bilderberger de este año destacó a tres huéspedes de Rusia. Sin embargo a diferencia de las figuras del “establishment” de las naciones occidentales, incluyendo a Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Francia y Canadá, dos de los tres visitantes rusos representaban a la oposición anti-Putin.

Estuvieron presentes en la Bilderberger 2012 Anatoly Chubais y Garry Kasparov, destacados políticos rusos anti-Putin.

Chubais is denostado por la mayoría de los rusos por haber conducido la privatización al por mayor de las empresas estadales soviéticas y de la Federación Rusa durante el gobierno de Boris Yeltsin y el Primer Ministro Viktor Chernomyrdin.

Los principales beneficiados por la privatización fueron un grupo de empresarios rusos que muy pronto se convirtieron en oligarcas multimillonarios. Muchos de estos oligarcas pronto terminaron en la cárcel en Rusia o en el exilio en Gran Bretaña o Israel con el objeto de evadir ser procesados en Rusia. Hoy en día, Chubais es el presidente de la empresa Rusnano, destacada empresa rusa de nanotecnología.

En el cónclave de Chantilly Chubais se codeó con los magnates ladrones de Wall Street, entre otros, el ex gerente general de Goldman Sachs y Citigroup y Secretario del Tesoro de Bill Clinton, Robert E. Rubin; el Presidente Internacional de Goldman Sachs, Peter Sutherland; el co-presidente de Kholberg Kravis Roberts & Company, Henry Kravis y el ex Director de la Oficina del Presupuesto de Obama y actual Vicepresidente de Citigroup, Peter Orszag.

Chubais también sostuvo reuniones con Michael McFaul, embajador norteamericano en Rusia. McFaul al igual que la nueva clase de embajadores activistas norteamericanos, de manera grosera ha intervenido en los asuntos internos del país en el cual está destacado.

Luego de una reciente reunión con Chubais, McFaul públicamente se quejó que los periodistas de la cadena rusa de televisión NTV lo estaban esperando a la salida de la reunión. Desplegando todos los síntomas de un teórico conspirativo paranoico, McFaul hizo una alharaca quejándose que sus correos electrónicos y teléfonos eran intervenidos por los periodistas rusos y de ese modo anunciaban por adelantado sus desplazamientos cotidianos.

Kasparov, líder del Frente Civil Unido de Rusia y su colega Boris Nemtsov son los miembros principales de la oposición a Putin. McFaul abiertamente está apoyando la causa de la oposición. Así mismo, Nemtsov es un viejo aliado político de Chubais. Nemtsov, Kasparov y Chubais representan la ideología política neoliberal que es apoyada por tipos como el multimillonario accionista internacional y especulador en divisas, George Soros. Si los neoliberales llegaran al poder en Rusia, la transformarían de tal modo de hacerla totalmente dependiente de los caprichos y dictados de las elites financieras de Nueva York, Londres y Frankfort. Aparentemente, dada la representación de países europeos quebrados en la Bilderberger 2012 a Chubais y a Kasparov les encantaría una Rusia obligada a imponer estrictas medidas de austeridad a sus ciudadanos siguiendo órdenes de las elites bancarias globales y convirtiendo a Rusia en otra Grecia, España o Irlanda.

La Bilderberger 2012 no pasó desapercibida por los manifestantes norteamericanos quienes aborrecen las deliberaciones secretas de las elites globales que con regularidad se reúnen para planificar y complotar en eventos como Bilderberger, G-8 y G-20, Davos y otro aun más oscuro pero no menos importante evento anual, Ambrosetti Forum, denominado el Pequeño Davos que se realizó en la localidad de Cernobbio en las riberas del Lago Como, Italia.

Este año, durante la conferencia Bilderberger los manifestantes del Movimiento Ocupa Wall Street y del movimiento de derechas Tea Party, unieron fuerzas con el objeto de llamar la atención sobre las secretas maquinaciones que trascienden desde el interior del hotel Marriott Westfield en Chantilly, Virginia.

Aunque ciertamente Rusia estaba en la agenda de la Bilderberger 2012 como lo demostró la presencia de dos destacadas figuras de la oposición rusa, no fue el único blanco de los reservados corredores del poder global. El gobierno de Bashar Al Assad de Siria figuró también en la lista de blancos de la Bilderberger. Estuvo presente en el cónclave de Chantilly, Bassma Kodmani, miembro del buró político ejecutivo, jefe de asuntos exteriores y vocero del Consejo Nacional Sirio que arropa la alianza rebelde de Al Kaeda que incluye a veteranos de las guerras de guerrillas de Afganistán, Irak, Yemen y Libia. Como evidencia adicional de la colusión de las elites occidentales que controlan las fuerzas del caos incluyendo a destacados neoconservadores “Al Kaeda” además de aquellos que abogaron por la invasión y ocupación norteamericana de Irak que también asistieron a la conferencia. Entre ellos estaba Richard Perle, del Instituto Empresarial Norteamericano y frecuente asistente a las reuniones de la Bilderberger; el conocido sionista Dennis Ross, el enviado norteamericano de carrera en el Medio Oriente quien se ha asegurado que los últimos presidentes demócratas alineen sus políticas exteriores con Israel y el siempre confiable apologista de Israel y Estados Unidos, Fouad Ajami del Instituto Hoover.

La asistencia de ejecutivos de los medios corporativos es también un sello que distingue a la Bilderberger y la reunión de Chantilly no fue ninguna excepción este año. Estuvo presente en la conferencia Donald Graham, Presidente y Gerente General de la empresa Washington Post; Charlie Ross, miembro del exclusivo Consejo de Relaciones Exteriores y presentador del Programa Charlie Ross del Sistema Radiodifusor Público de Estados Unidos; John Micklethwait, editor en jefe de The Economist; Martin Wolf, jefe de comentaristas económicos del Financial Times; Erik Izraelewicz, Gerente General de Le Monde de Francia; Enis Berberoglu, editor en jefe del diario Hurriyet de Turquía; Jonas Bonnier del gigante mdiático sueco AB y Oscar Bronner, dueño del diario Der Standard de Austria. Las reuniones del Bilderberger son todas extraoficiales de manera que resulta evidente que los representantes de los medios no se encuentran sirviendo los intereses del cuarto poder o de la profesión periodística sino que están actuando como facilitadores de los arquitectos del “nuevo orden mundial” del capitalismo de los buitres, vampiros y gusanos.

El director del Comando Cibernético de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, general Keith Alexander, apareció repetidas veces en el evento Bilderberger de Chantilly.

Sin lugar a dudas, la nueva disposición norteamericana e israelí de embarcarse en una guerra cibernética a través del empleo del virus “Flame” lanzado contra Irán en la operación de la CIA y el Mossad “Juegos Olímpico” y el empleo anterior del virus Stuxnet contra Irán estuvo en la agenda del Bilderberger. También estuvo presente en Chantilly, Thomas Donilon, asesor de Seguridad Nacional del presidente Obama.

Así mismo, estuvieron presentes representantes de los países asolados por los banqueros, Grecia, España, Portugal, Italia e Irlanda, obviamente para brindar a los banqueros informes al día de cómo sus infames formas de capitalismo han conseguido de manera exitosa una alta tasa de desocupación, hambre e indigencia en el continente europeo.

En un despliegue de “transparencia” últimamente la Bilderberger ha publicado una lista de asistentes. No obstante, la lista es engañosa ya que si bien en la lista figuran quienes asistieron a todo el evento, omite a aquellos que entraron y salieron subrepticiamente. Los nombres de Barack Obama o Hillary Clinton no aparecieron por ninguna parte en la lista de la Bilderberger 2008 que también se efectuó en Chantilly.

Ciertamente, resulta que ambos estuvieron en la conferencia. Otros jefes de gobiernos se han mostrado contentos de asistir abiertamente a la Bilderberger.

La conferencia de este año contó con la asistencia del canciller austríaco Werner Faymann, el Primer Ministro de Holanda, Mark Rutte, y la reina Beatriz de Holanda, el gobernador del estado de Indiana, Mitch Daniels y el Premier de Alberta, Alison Redford, todos aparecen en la lista oficial de huéspedes.

Vale la pena notar que la Bilderberger siempre se lleva a cabo en el hotel Marriott de Chantilly. El candidato presidencial republicano de este año, Willard Mitt Romney, le debe su primer nombre a J. Willard Marriott, fundador de la Corporación Marriott.

A pesar de todos sus males la Bilderberger resulta instructiva de muchas maneras. Mayormente se trata de la obra del colaboracionista nazi, el finado Príncipe Bernardo de Holanda, durante los años de la posguerra en Europa. Bilderberger atrae a una cantidad apreciable de hombres de negocios y banqueros adictos a Israel. La colaboración de los “israelitas” con una organización fundada por un colaboracionista nazi holandés ilustra la falta de significado de los paradigmas izquierda/derecha, sionistas/anti-semitas en el mundo de la Bilderberger. Dentro de la mentalidad de las elites, las etiquetas y los epítetos son meras banalidades y forraje para las masas carentes de poder, ya que finalmente lo único que realmente cuenta es el injusto poder y la obscena riqueza.


Nota.- Su comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1132 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /internacionales/a145390.htmlCUS