El linchamiento de Gaddafi

No estuve en el sitio de los acontecimiento, no me lo contaron, no me informó un testigo presencial, solo interpreto mas de 86 documentos leídos en la web entre ellas notas de prensa, artículos de opinión, reportes de la OTAN y la Unión Europea, declaraciones de Jefes de Estados y lideres de los mercenarios, videos y fotografías que circulan por Internet.

Un avión caza bombardero francés integrante de los grupos de invasión aérea de la OTAN en Libia fue enviado el día jueves 13 en horas de la madrugada, aproximadamente a las 4 am (hora Libia), a atacar un convoy de 14 vehículos con 180 hombres bien armados que se desplazaban de noche avanzando hacia el sur para internarse en el desierto en donde conformaría su escenario de resistencia.

El convoy se escondía por horas y hasta días protegiéndose de la vigilancia permanente de la OTAN por lo que el avance era lento con relación a lo planificado.

La identificación del convoy y su ruta se logró, supuestamente, por una delación de un importante contacto en Waddan unos 230 km al sur escogido como campamento inicial para la futura estrategia.

Cando avanzaban por la carretera, a unos 160 km de Sirte fueron avistados por el caza bombardero que disparó misiles y ráfagas de metralla en una pasada sur norte e inmediatamente se comunicó con tres helicópteros que con grupos comando se encontraban en camino provenientes de un portahelicóptero gringo estacionado en el Mediterráneo. A eso de las 5:30 am los helicópteros llegaron y encontraron muchos muertos y destrucción pero no se encontraba Gaddafi por lo que se desplazaron con cautela por la carretera donde encontraron manchas de sangre que se internaban en unos conductos de desagües Para neutralizar al enemigo lanzaron granadas de gas paralizante logrando capturar vivo y totalmente sano a Gaddafi, uno de sus hijos y unos 30 efectivos de combate.

Los combatientes fueron ejecutados en el sitio aún bajo los efectos entorpecedores de las granadas de gas, solo se llevaron a Gaddafi y su hijo que lo trasladaron en helicóptero hasta las salidas de Sirte donde, por instrucciones de Comando General de la OTAN fueron entregados a unos mercenarios que se encontraban en un punto de control a fin de que fuese el mismo “pueblo libio” quien tomara la justicia en sus manos.

Los mercenarios lo trasladaban al centro de Sirte y en el camino se agregaban mas y mas de estos desalmados que a gritos de muera el dictador fueron caldeando los ánimos hasta que unos pocos empezaron a darle golpes con las cachas de sus metrallas y fusiles, patadas, puños hasta que lo mataron a golpes. Una vez muerto uno de los Jefes del grupo tomó la decisión de dispararle a la cabeza con la propia pistola que momentos antes le habían quitado para justificar ante sus superiores la muerte por un fanático incontrolable.

La abundante sangre que mostraba en el lado izquierdo de su rostro en un video y que se la quita con la palma de la mano derecha para poder ver fue producida por un cachazo sesgado con un arma larga. De allí que cuando es expuesto en la sala refrigerada sobre una colchoneta le colocan la cabeza descansando en su lado izquierdo a fin de que no se notaran los hematomas y heridas en el rostro. Incluso un supuesto testigo refiere en un relato que aparece en un periódico de Túnez que pudo haber muerto por fractura de cráneo provocada con un cachazo de fusil.

Durante el trayecto de las afueras de Sirte hasta el centro de la ciudad, aproximadamente unos 15 km fue vejado de palabras y físicamente, ultrajada su dignidad de hombre y vapuleado por decenas de enloquecidos y rabiosos mercenarios. Los dialectos tunecinos, marroquíes y egipcios que se escuchaban en las conversaciones violentas y exasperadas de los participantes en este hecho abominable y hasta la expresión en un perfecto español latinoamericano de “ya, que lo fusilen” demuestran a la opinión mundial la calaña de asesinos reclutados por el imperio mundial para destruir a Libia y su gobierno revolucionario.         

Así actúa la democracia mundial que tanto defiende los derechos humanos y que acusó a Gaddafi de ser un dictador implacable y un asesino nato. Precisamente ayer oía en la televisión española TVE a un cínico embustero del Partido Popular diciendo con la mayor desfachatez que en 1.993 Gaddafi dio la orden de asesinar a 1.200 presos en una cárcel Libia. Sueltan la mentira y la dejan rodar, así mantienen los verdaderos asesinos engañados y enfermos a gran parte de la población mundial.

Asesinos activos o en potencia son los de la OTAN y aquellos que hacen listas en el aire señalando los “terroristas” asesinados hasta la fecha y con un ju ju al que supuestamente sigue en la lista, y los terroristas mayores de este mundo al revés son Hillary Clinton y George Bush.

Al Gran Líder que fue y seguirá siendo Muammar Gaddafi se le debe:

  1. Llevar a Libia de ser uno de los países más pobres de África al primero en su continente.
  2. Nacionalizar el petróleo cuando nadie en el mundo pensaba dar este combate contra el imperio
  3. Sacar las bases militares británica y gringas de su territorio
  4. Organizar las masas en la llamada “Jamahiryya” (Estado de las Masas) mediante la Declaración del Establecimiento de la Autoridad del Pueblo.
  5. Desarrollar la educación gratuita a todos los niveles.
  6. Crear un sistema de salud de primera calidad, gratuito.
  7. Otorgar a todos los matrimonios jóvenes una vivienda gratis.  
  8. Abrir espacios sociales y participativos a la mujer.
  9. Promover la unidad africana
  10. Apoyar a Mándela y enfrentarse los gobiernos blancos del Aparheid.
  11. Ayudar a los países mas pobres de África con petróleo.
  12. Desarrollar, con mas de 30.000 millones de Dólares, un proyecto monumental de explotación de los grandes acuíferos de Sarah, Sabha y Al Kufrah para llevar agua potable a todas las ciudades libias y desarrollar mas de 2,500 hectáreas bajo riego, comiéndole territorio al desierto.
  13. Que Libia haya sido hasta hoy el país africano con el mayor índice de desarrollo humano, el mayor en esperanza de vida y el de mayor reservas internacionales, aún más altas que muchas potencias del mundo.

Cuantos seres en el mundo de hoy y del mañana desean y desearán tener un dictador y asesino como Gaddafi y no un santo demócrata como George Bush o una bendita como la Hillary Clinton.  


[email protected] 

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1823 veces.