Similitudes de los golpes de estado en Ecuador y Venezuela

Venezuela: La Oposición jamás reconoció el Golpe de Estado y manifestaron estoicamente que había sucedido un “Vacío de Poder”.

Ecuador: La Oposición de igual manera desconoce el Intento de Golpe de Estado y pregonan impávidamente que hubo una “Sublevación Reivindicativa” 

Venezuela: Los medios de comunicación privados estimularon e impulsaron las acciones golpistas, luego ante la reacción del pueblo y su fuerza armada en la restitución del hilo constitucional, televisaron dibujos animados.

Ecuador: De igual modo, los medios de comunicación auparon y atizaron las acciones con fines golpistas, adicionalmente se han unido en la comparsa opositora, medios de comunicación extranjeros en franca oposición al gobierno legitimo ecuatoriano. 

Venezuela: La Oposición criolla entre sus más descabellados análisis, llegaron a manifestar que había ocurrido era un Auto Golpe de Estado,  planificado por el propio Presidente para “extirpar a los infiltrados en el gobierno”.

Ecuador: La Oposición Ecuatoriana predica que el Intento de Golpe de Estado, fue provocado deliberadamente por el propio Presidente Correa, para “salir airoso de tal situación”. 

Venezuela: El Gobierno de los Estados Unidos de América y otros más, reconocieron al gobierno golpista y revistieron de insólita legitimidad internacional, al dictador de turno Carmona Estanga.

Ecuador: El Gobierno de los United States of America “observaron con atención los acontecimientos”, sin emitir un contundente rechazo a las acciones evidentemente golpistas.   

Venezuela: Al Presidente Chávez no lo secuestraron ni lo intentaron aniquilar, lo mantuvieron “custodiado”.

Ecuador: Contra el Presidente Correa no hubo intento de magnicidio en el marco de un Golpe de Estado, ni estuvo secuestrado en un hospital, “él podía salir sin problemas del hospital pero nunca quiso”.    

Venezuela: “El proceso Golpista comenzó con el despido con el pito, de los gerentes de PDVSA”.

Ecuador: “El Intento de Golpe se disparó cuando el Presidente fue a la comandancia de la Policía Nacional y retó a que lo mataran” 

Venezuela: Los Golpistas aunque eran numerosos y todos los vimos, no hubo uno que asumiera su responsabilidad.

Ecuador: Aunque todo el mundo sabe quienes fueron los autores intelectuales del Intento de Golpe de Estado, no hay uno solo que haya asumido su responsabilidad. 

Venezuela: La Oposición se cataloga una y otra vez como “demócratas” y lo único que lamentan del Golpe de Estado, es que por los errores cometidos no se pudieron mantener en el Poder.

Ecuador: La Oposición Ecuatoriana lo único que lamenta del Intento de Golpe de Estado, es que no se haya concretado el Magnicidio. 

Venezuela y Ecuador: Las Oposiciones a pesar de haber estado contra el nacimiento de sus Constituciones, advierten que quienes las violan son los gobiernos que les dieron origen, el de Chávez y el de Correa. 

Venezuela y Ecuador: Las Oposiciones a pesar de renegar del carácter progresista, revolucionario y socialista de sus Constituciones, señalan que son ellos quienes la defienden contra los abusos de los gobiernos que les dieron nacimiento, el de Chávez y el de Correa. 

Venezuela y Ecuador: Las Oposiciones a pesar de intentar en un caso y dar en otro, sendos Golpes de Estado, se proclaman como demócratas tanto en sus países como en el resto del mundo, con el respectivo maquillaje mediático.  

Venezuela y Ecuador: Los dueños de los grandes medios de comunicación privados, sustituyen a los dirigentes políticos opositores y escriben los libretos de desestabilización, que se llevan a cabo tanto en Ecuador como en Venezuela. 

Venezuela y Ecuador: Ambas Oposiciones y sus medios de comunicación, claman por reconciliación pero súbita y sigilosamente estimulan el odio, la violencia y el revanchismo. 

Venezuela y Ecuador: Los medios de comunicación privados mienten, distorsionan, desnaturalizan, tuercen, y manipulan la información permanentemente, en sus planes desestabilizadores y golpistas. 

Se pueden pasar horas escribiendo una y otra línea de similitudes, entre el Intento de Golpe de Estado Ecuatoriano y el Golpe de Estado Venezolano, pero lo que hay que tener claro en los 2 casos es que, el Golpe de Estado consiste siempre en la expulsión violenta o forzada del Presidente de la República, concatenado con la presencia en la titularidad de la presidencia, de una persona distinta a la que constitucional y legítimamente corresponde, el democráticamente electo. 

En Venezuela el Golpe de Estado se materializó y solo duro 48 horas, en Ecuador las ráfagas de disparos contra el Presidente Correa, no deja lugar a dudas que había plenas intenciones de desaparecerlo como forma de acceder al Poder y solo la maledicencia Opositora, puede dar lugar a otra interpretación distinta. 

El Golpe de Estado se asociaba tradicionalmente con el uso masivo de la fuerza, por parte de las fuerzas armadas contra el poder constituido, pero este concepto ha evolucionado y aunque los factores que lo han empleado recientemente (Golpistas), se esfuerzan en así mantenerlo; resulta inútil, y es que el Golpe de Estado puede manifestarse igualmente, a través de cualquier clase de conmoción, capaz de derribar a las autoridades constituidas o derrocar a los gobernantes, sustituyéndolos por otros en el ejercicio del poder, indistintamente de la valoración del origen y la naturaleza del movimiento.

De tal modo que un Golpe de Estado vendría ser el aspecto puramente instrumental de la coerción triunfante, la expresión Golpe de Estado puede aplicarse lo mismo a una revolución de origen popular, a una insurrección multitudinaria a  mano armada o no, a una asonada o motín militar o policial gestado en el cuartel, o simplemente a un golpe de mano audaz y afortunado, con absoluta complicidad e ilícito apoyo mediático.

Una última similitud:

Venezuela y Ecuador: El pueblo y la Fuerza Armada resisten los embates Golpistas y fuerzan a los elementos contra-constitucionales, a batirse por el medio democrático por excelencia diseñado para dirimir diferencias en Democracia: EL VOTO.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2860 veces.