Las encuestadoras "no confiables" para los medios privados fueron las más acertadas el 7-O
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/n215998.html
Credito: Uncas- Ciudad CCS
Caracas, 10 Oct. AVN.- Un trío de encuestadoras catalogadas como "no confiables" por medios privados, y sobre cuyos directivos han caído acusaciones y hasta una especie de "campaña sucia", fue el que tuvo las proyecciones más acertadas con respecto a los resultados de las elecciones presidenciales del domingo pasado en Venezuela.

"Somos las encuestadoras 'no confiables', según la mediática del país, las que acertamos: GIS XXI, Hinterlaces y Consultores 30.11, porque Consultores 21 y Datanálisis son 'confiables', pero no aciertan", dijo el director del Grupo de Investigación Social (GIS) XXI, Jesse Chacón, este miércoles.

Se refirió así a las descalificaciones frecuentes contra las tres firmas, que ofrecieron sólo escenarios favorables al candidato socialista a la Presidencia y, a la postre, ganador, Hugo Chávez, y descartaron cualquier posibilidad de triunfo para el aspirante de la derecha, Henrique Capriles Radonski, basados en sus estudios.

Chacón participó este miércoles en el foro Encuestas y Resultados Electorales, organizado por el diario Últimas Noticias, a fin de que las firmas mencionadas, junto con Delphos, Datanálisis y Varianzas, confrontaran sus proyecciones con los resultados definitivos.

Varianzas, que también estuvo invitada y confirmó hasta el sábado su asistencia, se excusó a última hora por estar de "vacaciones", informó el director del diario, Eleazar Díaz Rangel. Esta compañía, al igual que Consultores 21, pronosticaron que ganaría Capriles. Mientras, Delphos y Datanálisis manejaban entre su variedad de escenarios la posibilidad de victoria del opositor.

El pueblo venezolano eligió el domingo a Chávez como presidente con 55,25% de los votos, frente a 44,14% de Capriles, lo que representa una brecha de 11,11 puntos porcentuales, tal como reflejan los datos del Consejo Nacional Electoral (CNE) tras el escrutinio de 98,02% de las actas.

En su último estudio, ofrecido en un evento organizado por Telesur a finales de septiembre pasado, GIS XXI ofreció su escenario de victoria para Chávez, con 55,1% de los votos, y 44,9% para Capriles.

La firma Hinterlaces también se acercó bastante en su segundo escenario. En el primero, el líder de la Revolución Bolivariana ganaría con una brecha de entre 14 y 16 puntos porcentuales sobre Capriles, con 57% o 58% de los votos para el socialista y 43%-42% para su rival; mientras que en el segundo, el margen de diferencia se ubicaba entre 10 y 12 puntos, con un apoyo para Chávez de entre 55% y 56% del electorado y 45%-44% para el opositor.

Por su parte, la firma Consultores 30.11 contemplaba en su último estudio público un único escenario: la reelección del Presidente con 57,5% de los votos, mientras que la opción de la derecha obtendría 42,5% de los sufragios. En este caso, la brecha era de 15 puntos.

¿Qué pasó?

"Hoy reconozco, a la luz de los resultados electorales, que me equivoqué en lo que estaba leyendo en la opinión pública", dijo este miércoles el director de la encuestadora Consultores 21, Luis Christiansen.

Su firma daba como triunfador al candidato opositor, con 48,9% frente a 45,7% para el socialista, y dijo, en un foro similar efectuado antes de los comicios, que "había que tomarse en serio un escenario en que Capriles ganara".

Instó ahora a no confundir "equivocarse con intención de mentir; no confundir analizar de forma incorrecta el escenario con intención de manipular", y recordó que la empresa acumula 28 años de trayectoria con seis aciertos en seis elecciones presidenciales. La mancha a su récord impecable ocurrió esta vez.

"Comprendemos que necesiten de explicaciones. Nosotros también las necesitamos. Estamos obligados a realizar una detallada evaluación de nuestro desempeño reciente, pero sin perder de vista nuestra trayectoria histórica", añadió.

¿Cómo falla ahora una metodología que siempre fue acertada? Christiansen indicó que si bien se impone el proceso de revisión, ha podido identificar algunos elementos. El primero es haber asumido la hipótesis de que los indecisos o los que no respondían debían comportarse como los que en sondeos previos, tras no contestar, pasaron a respaldar a Capriles. "El resultado me sugiere que no se comportaron igual que el resto", dijo.

El segundo aspecto tiene que ver con la participación electoral, que habían estimado en 77% y al final fue de 80,67%, y que los estudios arrojaban que la clase media y alta estaban más motivadas para votar, "pero los hechos reales son que, por lo menos, en Caracas, en las zonas de clase media y alta, la participación estuvo por debajo del promedio".

Descartó que su error tuviera alguna motivación externa de tipo político o que se hubiera dejado por llevar por un deseo más que por lo que decían los estudios.

No suben cerros

Para Chacón, la raíz de los desaciertos tiene que ver con el hecho de que es muy distinto hacer análisis sociopolítico que estudios de mercado, a lo que estarían dedicadas las otras encuestadoras.

Estimó que los estudios de mercado tienden a "sobrerrepresentar" a las clases con poder de compra y que sus ejecutores no tienen la facilidad para desenvolverse en los estratos que no tienen poder adquisitivo, como el E, que, sin embargo, representa al menos a 35% del país.

"El poder adquisitivo se concentran donde existen las estructuras urbanas consolidadas. Entonces esos encuestadores se acostumbran más a ese tipo de geografía que al barrio arriba. Los que viven arriba en el barrio tal vez no votaban en la cuarta República, pero ahora sí votan", expresó el director de GIS XXI.

Asimismo, indicó que es necesario entender el cambio social que ha experimentado el país tras 14 años de revolución, donde las prioridades son la universalización de los derechos sociales, la independencia como valor intrínseco de la sociedad y lo popular.

Mientras, el director de Hinterlaces, Oscar Schémel, comentó que las encuestas se pueden equivocar, "pero eso no significa que sean inmorales o poco profesionales. La dinámica de las sociedades es muy compleja. Es difícil encerrarlas en una cifra".

Agregó que es posible que sea necesario, en esos casos, revisar los diseños muestrales.

Asimismo, Schémel abogó por el respeto para quienes como él fueron perseguidos o señalados por ofrecer datos favorables a Chávez y que, a la postre, se demostró que eran reales.

Denunció desde que su hijo fue agredido en el colegio, hasta el linchamiento moral al que fue sometido su equipo y el acoso al que personas ligadas al comando opositor sometieron a ex empleados de Hinterlaces para instarles a participar en una campaña contra la compañía.

"¿Qué hubiese pasado si el que se equivoca no es Consultores 21 sino GIS XXI, Hinterlaces o Consultores 30.11? Nos hubieran crucificado y asesinado profesionalmente", alertó.

Además, indicó que "la mayoría de los venezolanos reclama unidad. El país no está polarizado. Hay una visión compartida. El modelo de inclusión de la Revolución Bolivariana es respaldado por la mayoría".

"Quienes votaron por Capriles lo hicieron por su propuesta de que el modelo de inclusión seguía y sólo había que hacerlo más eficiente. Esa fue su oferta electoral", añadió.

Por su parte, Germán Campos, de Consultores 30.11, también criticó el "permanente fusilamiento moral" al que ha estado sometido por ser un hombre de izquierda, lo que para algunos sectores es motivo para descalificar sus estudios, aunque siempre han sido acertados, con la única excepción del referendo por la reforma constitucional, que, al final, fue prácticamente un empate técnico.

Reveló que su último estudio de cara a las presidenciales, realizado del 2 al 5 de octubre, dio un escenario de entre 10 y 13 puntos de diferencia entre ambos candidatos. No se hizo público porque la normativa electoral prohibía divulgar resultados de encuestas para esa fecha.

Guerra de interpretaciones

José Antonio Gil Yépez, de Datanálisis, tras explicar los tres escenarios ofrecidos por la empresa -un empate y opciones de triunfo tanto para Chávez como para Capriles- puntualizó que no hubo guerra de encuestas pues "la mayoría decía lo mismo", sino una "guerra de interpretaciones".

El primer escenario de esta empresa señalaba "empate técnico" e implicaba que los que no responden (11,6%, según el último estudio) se inclinaran mayoritariamente por Capriles, tal como sucedió en los últimos seis meses. El segundo escenario favorecía a Capriles y se basaba en que los "los ni-ni" apoyarían a la oposición.

La tercera posibilidad de Datanálisis planteaba el triunfo del Mandatario, con 55,6%, frente a 44,4% para Capriles, basado en que los que no responden se distribuyeran en partes iguales.

Por su parte, Félix Seijas hijo, de la consultora Delphos, vinculada con el Instituto Venezolano de Análisis de Datos (Ivad), reconoció que antes de las elecciones dijo que había un escenario de posible victoria cerrada para Capriles, pero que esto sólo era posible si había una abstención mayoritariamente entre las filas chavistas y muy poca entre las opositoras.

Apuntó que ofreció esta posibilidad pese a que la mayoría de los escenarios decía lo contrario, pero insistió en que era una situación que podía ocurrir y que, por el contrario, nunca estuvo en el tapete en las presidenciales de 2006.

No obstante, reveló que "ninguno de nuestros clientes en el área económica apostó a que ganaba Capriles".


Noticia leida aproximadamente 8263 veces.
Contador actualizado cada 3 minutos
La fuente original de este documento es:
Agencia Venezolana de Noticias (AVN) (http://www.avn.info.ve)
Actualidad