(VIDEO) Putin: "El escudo antimisiles de EEUU aspira a romper el equilibrio estratégico"
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/n213836.html
El presidente de Rusia, Vladimir Putin
Credito: RT.com
08/09/12.-En vísperas de la cumbre de la APEC, el presidente ruso Vladímir Putin, en su primera entrevista televisiva en exclusiva desde su investidura, compartió con RT su visión de los principales problemas políticos y económicos del mundo actual.

Uno de los temas de que el mandatario ruso trató con el periodista de RT se refería a diferentes aspectos de las relaciones entre Rusia y EE.UU. Putin enumeró varios avances y logros de las relaciones bilaterales en los últimos cuatro años. “Obama y el presidente Medvédev lograron hacer mucho para fortalecer las relaciones ruso-norteamericanas. Firmaron el nuevo Tratado sobre las Armas Estratégicas Ofensivas. Rusia, con el apoyo de EE.UU., se convirtió en miembro pleno de la Organización Mundial del Comercio”, destacó.

El escudo antimisiles de EE.UU. en Europa puede reactivar la carrera armamentista

No obstante, Putin apuntó que existen también cuestiones complicadas en las relaciones entre ambas naciones. Por ejemplo, el mandatario ruso se refirió al escudo antimisiles que EE.UU. está instalando en Europa, algo que considera “uno de los principales problemas” entre los dos Estados, ya que el sistema antimisiles norteamericano “afecta a los intereses vitales de la Federación de Rusia”. “Es un sistema de defensa antimisiles puramente estadounidense y además estratégico, y sacado a la periferia en la parte europea”, dijo el presidente, añadiendo que “los europeos tampoco tienen acceso ni a la determinación de amenazas ni al control, al igual que Rusia”.

Según Putin, esto supone “esencialmente, la aspiración de romper el equilibrio estratégico”, lo cual “es muy peligroso” y puede dar lugar a una nueva “carrera armamentista”, ya que “cualquiera de las otras partes tratará de garantizar su capacidad defensiva”.

Para resolver el problema del escudo antimisiles “hay que aceptar y admitir que somos socios y aliados fiables”, afirmó el presidente. De manera que ambos países tendrán que “solucionar juntos los problemas concernientes a la amenaza de los misiles y aceptar que ambas partes tengan un acceso equitativo al manejo de este sistema”. Y es un tipo de colaboración para la que EE.UU., posiblemente, no está preparado.

Asimismo Putin mencionó la existencia de un fuerte lobby militar en EE.UU. que podría jugar su papel en la implementación de dicho sistema, al igual que el Departamento de Estado “con su maquinaria bastante conservadora”.

El jefe del Estado apuntó que Rusia continuará el diálogo con EE.UU., aunque, por otra parte, también aseguró que “vamos a pensar en cómo defendernos y mantener el equilibrio estratégico”.

La retórica preelectoral de Mitt Romney contra Rusia "es errónea"

Respondiendo a la pregunta de RT sobre cómo serían las relaciones de Rusia si en las próximas elecciones presidenciales en EE.UU. ganara el rival de Barack Obama, el republicano Mitt Romney, conocido por sus declaraciones antirrusas, Putin afirmó que va a trabajar “con aquel que sea elegido por el pueblo estadounidense”. En cuanto a la postura de Romney, el mandatario ruso señaló que “es retórica preelectoral, que, sin duda, es errónea”.

Hablando de Romney Putin volvió al tema del escudo antimisiles planteando una pregunta: “¿Qué pasa si el presidente de Estados Unidos llega a ser el señor Romney, que nos considera como el enemigo 'número 1'?”. Entonces el sistema antimisiles que, según aseguran los estadounidenses, no está dirigido contra Rusia, sí se pondrá “en contra de nosotros, ya que tecnológicamente todo está ahí organizado de este modo. Y si tenemos en cuenta que el escudo de defensa antimisiles está pensado no para un año y ni siquiera para una década, y la posibilidad de que llegue al poder una persona con el punto de vista del señor Romney es muy alta, ¿cómo tenemos que comportarnos para garantizar nuestra seguridad?”, señaló.

Hay que poner fin a la violencia en Siria

El conflicto sirio fue otro de los temas que centraron la atención de la conversación, teniendo en cuenta de que se trata de una de las cuestiones clave que los líderes mundiales discutirán en el marco de la XXIV Cumbre de la APEC (Cooperación Asia-Pacífico).

El presidente afirmó que a Rusia le preocupa la violencia que reina actualmente en el país árabe y planteó una serie de tareas a cumplir para poner fin al conflicto. Lo esencial, según Putin, es poner fin a la violencia y obligar a ambas partes del conflicto, tanto a las autoridades sirias como a la oposición armada, a sentarse a la mesa de negociaciones y “determinar un futuro que garantice la seguridad de todos los participantes del proceso político interno y solo después de esto, dar pasos prácticos respecto al sistema político interno del país”.

El mandatario destacó que lo primero que hay que hacer “es detener el suministro de armas a la zona de conflicto y esto es algo que continúa”. Asimismo señaló que “no se deben tomar decisiones, impuestas por una de las partes e inadmisibles para el desarrollo de los acontecimientos”.

La ONU "es una organización para buscar compromisos"

Durante el desarrollo del conflicto sirio Rusia ha mantenido firme su postura sobre la inadmisibilidad de que la ONU apruebe una intervención armada extranjera en la nación árabe y en varias ocasiones ha vetado, junto con China, las resoluciones “unilaterales” en el Consejo de Seguridad de la ONU. En este sentido Putin destacó que la ONU “es una organización para buscar compromisos” y si “se convirtiera en una institución que tomara las decisiones a favor de una de las partes interesadas, en este caso dejaría de existir, como sucedió con la Sociedad de Naciones”.

Rusia no piensa reconsiderar su postura sobre Siria, dijo Putin contestando a RT, y señaló que quizá son los socios de Rusia los que deberían revisar la suya.

Pactar con Al Qaeda "es una política muy peligrosa y poco previsora"

Asimismo el jefe de Estado comentó la participación de los miembros de Al Qaeda en el conflicto como integrantes del llamado Ejército Libre de Siria. Este lunes apareció información sobre los presuntos acuerdos entre EE.UU. y la organización terrorista sobre el envío de varios miles de combatientes de Al Qaeda a Siria para derrocar a Bashar al Assad. “Es una política muy peligrosa y poco previsora”, señaló Putin.

El presidente dijo que en su tiempo EE.UU. apoyó a los insurgentes de Afganistán y, de hecho, creó Al Qaeda en Afganistán, una organización “que más tarde arremetió contra EE.UU.”. Putin señaló que en consonancia con esta actitud se podrían “abrir ahora mismo las puertas de Guantánamo y meter a todos los reclusos de Guantánamo en Siria... que guerreen". El mandatario advirtió que no hay que olvidar “que esos ciudadanos arremeterán contra sus benefactores” y al mismo tiempo “estos ciudadanos no deben olvidar que se construirá para ellos una nueva cárcel como la que hay ahora al lado de Cuba”.

"Ahora todos piensan cómo salir corriendo de Afganistán"

Vladímir Putin habló también de la situación en Afganistán. “Cuando me acuerdo de lo que ha pasado en los últimos años… le quiero recordar los acontecimientos de los últimos años: no todas las iniciativas de nuestros socios terminaron tal como querían ellos. Tome los ejemplos de muchos países donde se desarrollan conflictos. EE.UU. y sus aliados más tarde entraron en Afganistán. Ahora todos piensan cómo salir corriendo de allí”, afirmó el presidente.

La causa de Julian Assange "es un asunto político"

RT le preguntó a Putin qué opina sobre el caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, y la decisión del Reino Unido de extraditarlo a Suecia. El mandatario ruso señaló que en su opinión este asunto pone de manifiesto “un doble estándar” y que el hecho de que las autoridades británicas no le ofrezcan garantías a Ecuador, que le concedió el asilo político a Assange, de que el australiano no será extraditado, “hace pensar, como mínimo, que es un asunto político”.

"Rusia da pasos reales para democratizar la sociedad y el Estado"

RT no solo preguntó al presidente sobre los principales temas de la política global, sino también sobre algunos aspectos de la política interior de Rusia. Por ejemplo, sobre algunas de las recientes leyes aprobadas en el país, como la que establece la elección directa por sufragio universal de los dirigentes regionales. “Yo apoyé de modo más activo el paso al nuevo sistema de elegir a los dirigentes regionales mediante sufragio directo y secreto de la población”, dijo el mandatario. “Estos son los pasos reales para democratizar la sociedad y el Estado”, enfatizó.

Asimismo habló del problema de la corrupción, que “existe en muchos países” y es algo en lo que Rusia no es una excepción. Para luchar contra la corrupción, “primero hay que conseguir que toda la sociedad rechace el fenómeno”, opina Putin. “Se trata de un trabajo educativo, una mejora de las actividades de los órganos del orden público, la creación de una base legal regulatoria que minimice la posibilidad de los casos de corrupción. Es un trabajo de muchas etapas, muy delicado y complejo”, constató.

El caso de Pussy Riot es "un asunto puramente judicial"
A su vez, contestó a preguntas sobre el caso del grupo ruso de música punk Pussy Riot, cuyas integrantes han sido condenadas recientemente a dos años de prisión por interpretar una canción crítica con la política del Estado en una de las principales catedrales ortodoxas de Rusia, un acto que fue considerado por la jueza como "gamberrismo motivado por odio y hostilidad por razones religiosas". La sentencia originó una gran polémica y tuvo gran resonancia incluso a nivel internacional. Según el presidente, se trata de “un asunto puramente jurídico”. Putin señaló al respecto que “el castigo tiene que ser adecuado a lo hecho”.

“Sabe, trato de, simplemente, no tocar este asunto en absoluto. Sé qué es lo que pasa, pero no me meto en eso de ningún modo”, sostuvo el presidente ruso.

Sobre el caso de Magnitski: "Si alguien es culpable, tiene que ser castigado"

Putin afirmó que “no hay ningún trasfondo político” en el caso de Serguéi Magnitski, un abogado financiero de alto rango que murió en una cárcel rusa y cuyo fallecimiento ha causado mucha polémica tanto dentro de Rusia, como fuera del país. La muerte del abogado ha impulsado a países tales como EE.UU. o el Reino Unido a crear una lista de personas, en su mayoría funcionarios rusos, que, en su opinión, están implicados en el caso, y prohibirles la entrada en sus correspondientes territorios.

“Claro, es una tragedia cuando una persona muere en la cárcel. Hay que hacer una investigación minuciosa. Si alguien es culpable, ese alguien tiene que ser castigado”, apuntó el presidente ruso al respecto.

Rusia tiene instrumentos para combatir una nueva crisis financiera

Los problemas de la economía global y las posibilidades de Rusia de combatir una eventual nueva crisis financiera formaron parte también de las cuestiones planteadas durante la entrevista con el jefe de Estado. Putin señaló que Rusia dispone de los instrumentos necesarios para luchar contra una nueva crisis, ya que ha podido superar la crisis anterior, y actualmente “está mejor preparada”.

Asimismo apuntó que la economía de Rusia está creciendo y que, con el 4,2%, la tasa de crecimiento del país “es la mayor entre las grandes economías del mundo después de las de China y la India”. Además Rusia dispone de grandes reservas de oro y divisas, las terceras después de China y Japón. El nivel de desempleo es mínimo, al tiempo que en la Unión Europea el promedio de desempleo es de un 11,2%, y en algunos países de la zona euro, como España, alcanza el 25%.

En opinión de Putin, “esta es la condición principal que indica que si Rusia se enfrenta a problemas, dispondrá de instrumentos suficientes para luchar contra estos desafíos y amenazas”.

Por otra parte, el mandatario destacó que Rusia está interesada en que “la zona euro se mantenga, en que la economía de nuestros principales socios vuelva a funcionar, vuelva a respirar”.

Las relaciones entre Rusia y China han alcanzado "un alto nivel sin precedentes"
Hablando de la cumbre del APEC que se celebrará en los próximos días en la ciudad de Vladivostok, en el extremo este de Rusia, Putin destacó la importancia de las relaciones comerciales de Rusia con su mayor vecino asiático, China, que “se está convirtiendo en un importante centro de la política y la economía mundiales”. El presidente apuntó que actualmente las relaciones entre Rusia y China “han alcanzado un alto nivel sin precedentes, de mucha confianza, tanto en la economía, como en la política”. En breve, el intercambio comercial entre ambos países alcanzará los 100.000 millones de dólares, añadió.



Noticia leida aproximadamente 2705 veces.
Contador actualizado cada 3 minutos
Actualidad