Colombia: Conozca los temas centrales de la agenda común firmada entre Gobierno y las FARC para dar inicio a los diálogos de paz
- www.aporrea.org
- www.aporrea.org/actualidad/n213807.html
Los Diálogos de Paz entre el Gobierno colombiano y las FARC comenzarán el próximo 8 de octubre en Oslo, Noruega
Credito: TeleSUR
8 sept. 2012 - La máxima aspiración del imperialismo y la oligarquía que hoy representa JMSantos es lograr en la mesa de diálogos lo que no ha podido lograr en el campo de batalla tras una confrontación social y armada que se acerca al medio siglo.

Tras el anuncio oficial, por parte de las FARC-EP y el gobierno de JMSantos, del inicio de diálogos de paz entre esas dos partes en contienda, se conoció también el contenido de la agenda que será objeto de discusión en la mesa y que lleva por título Acuerdo General Para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera.
La Agenda acordada por las partes está conformada por seis puntos Centrales que resumen los temas a discutir y un séptimo punto referido a las “reglas de funcionamiento”.
No sobra decir que a diferencia de la Agenda común acordada en San Vicente del Caguán esta es una agenda que no incluye la discusión sobre el Modelo Económico imperante en el país que es el neoliberalismo, ese modelo de explotación que ha condenado al país a la miseria, las privatizaciones y el saqueo de los mejores recursos de la Patria.

Tampoco incluye el tema del Estado, su estructura burocrática excluyente, su esencia y Doctrina, que ha sido durante décadas la Doctrina de la seguridad Nacional, la misma que cabalga sobre la premisa de la guerra preventiva. No aparece en la mencionada Agenda el tema de las Fuerzas Militares, su práctica paramilitar de machete y motosierra implementada contra el pueblo, al que identifica como “El enemigo interno”.

Lo anterior hace pensar que la única intención del gobierno es conseguir en la mesa la Desmovilización de la guerrilla y la entrega de las armas; sueña que mandos y combatientes guerrilleros se acojan a los parámetros de la llamada “justicia transicional”.

En otras palabras, los combatientes, víctimas del Terrorismo de Estado, aparecemos según este marco jurídico como Victimarios, de rodillas ante los tribunales judiciales corruptos de la Clase gobernante mafiosa que controla el poder en Colombia. Ese es el escenario de “diálogos de paz” que sueña el gobierno de JMSantos y los grupos económicos que controlan el país, para quienes las FARC-EP somos un obstáculo en su ambición de saquear todos los recursos de la nación.

La máxima aspiración del imperialismo y la oligarquía que hoy representa JMSantos es lograr en la mesa de diálogos lo que no ha podido lograr en el campo de batalla tras una confrontación social y armada que se acerca al medio siglo.

Pero el pueblo Colombiano debe tener certeza que en nuestros planes no se contempla la desmovilización ni la entrega de las armas, porque como sentenció en comandante Jorge Briceño, en las FARC no tenemos alma de traidores sino de patriotas”.

El llamado “Acuerdo General Para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera” firmado entre el gobierno y la insurgencia se abordarán los siguientes puntos:

1º.Política de Desarrollo agrario Integral.
2º.Participación Política.
3º.Fin del conflicto.
4º.Solución al problema de las drogas ilícitas
5º.Victimas.
6º.Implementación, verificación y refrendación.
7º.Reglas de funcionamiento.

Está definido en el Acuerdo que en las sesiones de la mesa participaran 10 personas por delegación, de las cuales hasta cinco llevaran la vocería como plenipotenciarios. Mediante un mecanismo que definirá la mesa, se elaborarán informes periódicos sobre los avances de la discusión que mantengan informados a la opinión nacional e internacional.

Afirmó el presidente Santos que para el avance de este proceso, “vamos a aprender de los errores del pasado para no repetirlos”. Precisamente uno de los errores más notables de los diálogos del Caguán fue el no haber podido concretar un cese bilateral del fuego; haber adelantado aquellas conversaciones mientras en el resto del país seguían sonando los tiros fue uno de las debilidades de los diálogos del Caguán que en esta oportunidad no debiera repetirse. Diversas voces de la vida política y social ya se vienen pronunciando favorablemente al respecto. Sin duda un Cese bilateral del fuego generaría mayor confianza al proceso.

El debate está abierto.


Noticia leida aproximadamente 1645 veces.
Contador actualizado cada 3 minutos
Actualidad